Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
H me desayuno en el Pardo; tendré mucho gusto en que fo: -me usted parte de la expedición. Sería delicioso ver las caras de la rnayor pa. rte de los nadrileños cuando recibiesen semejante invitación; pero seguramente que muchos de los que por higiene no tendrían valor de hacer tan heroico sacrificio, p. r seguir la moda serían capaces de abandonar la cam; i al romper el alba, y como lo esencial es que madruguen, sea cual fuere el aliciente que les indujese á tan saludable costumbre, á unos seguirían otros, y eu poco tiempo se convertiría en necesidad lo que hoy se juzga imposible. Estoy plenamente convencida de que muchas neurastenias serían radicalmente curadas, porque, como es lógico, este cambio de horas impone la precisión de acostarse temprano, y, por consiguiente, el público exigiría que, como en muchas ciudades de Alemania, los teatros y las fiestas todas concluyesen á las once de la noche. La gente se divertiría lo mismo y la salud ganaría mucho. El porta- guía llena por completo este objeto. Es de piel del color que se desee, forrado en seda, y con dos asas de la misma piel para llevarlo en la mano, como un bolsillo, después de colocar dentro la guia de Madrid. P ara los congresistas de ambos sexos sería también muy práctico adquirir una silla de campo, evitándose las dificultades que seguramente encontrarán para descansar en paseos y excursiones las personas que no pueden permanecer mucho tiempo de pie. Pero, i quién es el valiente que sale de casa con una silla en la mano? Ciertamente ninguno; pero con la que yo indico, cualquiera. Se trata de un bastón de madera muy resistente, aunque de poco peso, con un pincho en la contera para clavarlo en la arena, y un puño bastante grande, que se abre, formando el asiento con un triángulo de cuero, que al cerrarse queda oculto dentro del puño. Una correa permite llevarlo colgado del brazo. Para las señoras, he oído á un fabricante español que pensaba convertir el mencionado bastón ó silla de campo er sombrilla. Si llega á realizar su proyecte tendrá, sin la menor duda, mucho éxito, y si añade un abanico, las extranjeras, que casi desconocen su uso, lo acogerán con entusiasmo indudablemente. DE TIENDAS a celebración del Coi. greso liucarístico traerá á Madrid multitud de forasteros, y seguramente todos tendremos uno ó varios amigos á quienes obsequiar. Como es lógico, al hacer un regalo no sólo se piensa en que sea bonito, sino también en que sea útil. I ft. fSS MUEBLES MODERNOS Cama de matrimonio y armario ropero con luna, estilo alemán contemporáneo.