Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VSríese for esta raya. EL PESCAnO PFS aDO p l famoso Marco Antonio, de quien habréis oído liablar mucho en la historia antigua, tenía mucha afición á pescar con caña. Queriendo lucirse un día delante ae la reina Cleópatra, ordenó á un pescador que sé escondieie cu el- agua y enganchara un pescado en el anzuelo cada vez que, él lo arrojara; lo que quiere decir que, á pesar de su afición, no sería un pescador iñuy recomendable. Aquel día hizo u n a hermosa pesca, nátuíalmente. Pero Cleópatra advirtió el engaño, y fingien- dp déseos de que Marco Antoniose Iticiera más y más, invitó al día siguiente á buen número de personas para que presenciasen la pesca. Y mandó á un pescador que se escondiera con una buena provisión de pescados salados y que los fuese colocando en el anzuelo de Marco Antonio. Este llegó á creerse al principio que pescaba de veras. Mas no fardó en enterarse del engaño y quedó avergonzado. Entonces le dijo Cleópatra, con un buen sentido ai e á él le faltaba en aquellos momentos: -Señor, dejad que manejen la cañT. los infelices habitantes de estos lugares y ocupaos vos en conquistar villas de los reyes y de los reinos. G E O N D A ¡El recién r. a; cido -contesta furioso: ¡No empecemos á p o nerle motes 1 INÓrENClA ASO VI, MADRID, 7 DJbi AlASTO D E 1911 NtJM. 19. -Jablan dos niños, y de pronto (uce uno de ellos: -I Tú no tienes ningún h e r manito? -No, ¿Y ninguna hermanita? -Tampoco! -Entonces, ¿con quién te, peleas? JERCGLIFICO Femitidopor r INlí BELTWAN LÓPEZ (uc ocho años de edad. LA La solución en el número, próximo. SOLUCIÓN A LA CHARADA DEI N ÚMERO ANTERIOR A P I VI N A N Z A edeón ha tenido un hijo, y un amigo, al darle la enhorabuena, le pregunta: -i Cómo sigue e l recién nacido? PACO A ncianas de cabellos blancos como la nieve que eternamente cubre Jos altos picachos de la vecina s i e r r a doncellas de tez nacarina y labios rojos corno j i r o n e s sangrientos- dignas esposas de esforzados guerreros, nobles paladines ó rústicos aldeanos; candorosas niñas vírgenes de todos Jos tormentos de u n a pasión amorosa, escuch 2i, á mi adivinanza, -146- -163-