Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
c c acerqúese un poco mas, que hay por aquí un canalón. La muchacha al fin reacciona y á los requiebros sonríe, y usté, que entonces se engríe. la conquista no abandona, y la lluvia acrecentando da al lance facilidad y aumenta la intimidad de dos que se van tapando. Conozco yo á un tal Jacinto, nacido en Navalperales, que tiene cuatro, chavales y está en vísperas del quinto, y al ir ayer á su casa y abrirme la puerta una joven de facha moruna que de los veinte no pasa, le encontré repantigado en un sofá de rejilla, con un crío en la rodilla, dos enfrente y otro al lado. Y le dije: ¡Tunantón! de herederos ya eres rico. Y exclamó: ¿Qué quieres, chico? Resultas de un chaparrón. RICARDO TABOADA STEGERDe nuestro Concurso. Lema: cCliirene d y o A- sus toscas formas abultan y, al ir abierto, resultan cuentagotas sus varillas. Sólo un lado halagador tiene el chisme estrafalarií es un buen intermediario para los lances de amur. Luciendo finas enaguas, una joven hechicera marcha, midiendo la acera, sola, fría y sin paraguas. Y usté, al notar que se moja, se aproxima á la beldad Dibujo de a? edina Vera. y le ofrece la mitad del paraguas. Si se enoja, prosigue usté tan sereno sin cuidar de ajenas vidas, pues de desagradecidas se encuentra el infierno lleno Pero si calla y acorta su paso precipitado y va tranquila á su lado y el escuchar no le importa, dice usté: i Qué chaparrón! nos mojamos por detrás.