Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
COMO SE CONSTRUYE UN AEROPLANO 1 a aviación se impone, y no hay más remedio que Fig. 1. rendirla el debido tributo de admiración y acatamiento. Mientras los audaces y es Pig. 2. forzados aviadores surcan el espacio en sus aparatos, más ó menos. seguros, para resolver definitivamente el problema, nosotros podemos dedicarnos á construir un pequeño aeroplano y lanzarlo por los aires para entretenernos. La construcción de este aparatito es muy sencilla; pero exige cierta paciencia. También es preciso tener mucho cuidado con las medidas, procurando que sean exactas, y sujetarse al modelo indicado en estas páginas, á ñn de; no perder el trabajo. Primeramente se hace el motor con un trocito de madera de medio centímetro de espesor. Este trozo tendrá 30 centímetros de largo, y en uno de sus extremos sé le deja un rectángulo de Flg. S. tres milímetros de longitud, por dos de altura, en el cual se harán dos agujeritos con una aguja al rojo que taladre la madera sin romperla (figura i) Estos dos agujeritos sirven para pasar por ellos unos alambritos que sostengan un trozo de caña de cinco milímetros, como aparece en la figura 2. En el nudo exterior de esta cañita se introduce el alambre de la hélice. En m. lO cmHO el nudo interior lleva un 1 ganchito de alambre. A l 3 otro extremo del trozo de 1 1 madera hay que asegurar otro ganchito, también de alambre, como aparece en F- -K- -1 2 3 3 la misma figura. V La hélice está perfectamente indicada, c o n sus 1. dimensiones corr e s p o nE. y V J l lg. S. i (P dientes, en la figura 3. Se CñilO hace con cartulina y s e corta e n las dos partes iguales, cada una de las cuales se pega á un extremo de un cuadradillo. En mió eí centro de éste, un alambre bien sujeto, que es el que ha de entrar en el rectángulo, como y a hemos indicado. Los dos ganchiFlg. 6. tos sirven p a r a colocar una goma algo gruesa, metro y veinte centímetros, que formará cuatro hilos, para que, arrollados, oficien de motor. La figura 4 presenta el motor en total, concluido y arreglado. Las figuras 5 y 6 representan las alas grandes y chicas del aeroplano Con sus medidas. Hay que armar las grandes sobre un listoncito de 40 centímetros, y las chicas sobre otro, de 20. Las rayaS negras indican otros listoncitos ó alambres que hay que poner en ellas para darlas la tensión necesaria. Estas alas se hacen con papel apergaminado, ó de otra clase análoga, y se sujetan al motor pegándolas bien con cola y poniéndolas un alambre si es necesario. Las grandes se colocan á seis centímetros de la hélice, y las otras, á cinco del extremo opuesto. Ya está construido el aeroplano. Ahora se le hace girar la hélice en sentido inverso del que ha de volar, hasta que la goma quede bastante retorcida, y luego se le arroja ah espacio soltándole de la mano que lo sostenía por el eje del motor. Al primer vuelo, tal vez se incline á un lado ó á otro, defecto q u e s e corrige nivelándole de peso con alambre ó madera. Y, ya corriente, se le verá recorrer un buen espacio á tres ó cuatro metros de altura. Repetimos que e s t a construcción exige cierta paciencia, tener cuidado con la exactitud de todas las medidas y sujeción á los modelos que publicamos en estas páginas. Fig. 7. -141 -140-