Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURINAS -Haz lo que se te manda y no repliques á S. M. -le dijo el- coronel de Guardias. Curro Guillen, contrariado, como es de suponer, se retiró del palco y llegó apresuradamente ál callejón de la barrera por la puerta de alguaciles. Miró á Sentimientos y It vio lívido de coraje, mordiéndose los labios y verdaderamente desesperado, pues corriendo de unos en otros la voz, el público estaba ya enterado de la decisión del Rey. CMrro. pensó en un momento lo que debía hacer: fué á saltar la barrera y el público vio que se caía de pronto, ya por haberse enredado en el capote que llevaba al brazo ó porque le hubiera dado un desvanecimiento. Ello fué que Herrera cayó de cabeza y que se hirió en la frente, de la que empezó á brotar sangre. Hubo que llevarle á la enfermería... Entonces dispuso el Rey que matase aquel toro Sentimientos, y éste lo hizo de una magnífica estocada recibiendo que le valió una ovación tan grande como lo había sido lá protesta anterior. P. P CHANELA. ÁLBUM BIOGRÁFICO 7 M pero le tiraban más los quiebros y cambios, por lo que abandonó la profesión, siri pensar en otra cosa que en torear. Tenía catorce años cuando él 1885 sufrió el bautismo de sangre en lá dehesa de Tablada, donde fué á to rear unas reses acompañado de otros muchachos de su edad, entre los que se encontraba Cándido Carmona (el Cartujano) quien murió á consecuencia de una cogida sufrida en la plaza de Madrid nueve r ños después. salga de lo vulgar, y debe constar el hecho. Se le subió á la cabeza el ruido de los aplausos y soñó con ser matador, de lo que desistió en cuanto al probar vio que no le llamaba el dios del arte por el camino de los estoques. Con tal resolución dio una prueba de sensatez y cordura, pues que como espada habría sido un nadie y con, ¡os palos y capote es uno de los buenos, aunque no haya conservado la popularidad por haberse ausentado de Es- CANDIDO MUÑOZ (PULGA DE TRIANA) l a persistente ausencia de la plaza de Madrid y de casi todas las de España de este buen banderillero y peón de brega excelente, ha hecho que casi nadie le recuerde y hasta que en la historia ocupe un puesto de menos importancia que la merecida por sus grandes conocimientos y especiales condiciones de lidiador. Quien ganó ovaciones con las banderillas y con el capote hace catorce años, en la época en que todavía toreaban Mazzantini, Gúerritay R. tveríe, quienes tenían en sus cuadrillas la flor Y nata de rehileteros y peones, no debió nunca desaparecer del lado de un espada popular de los que tienen contratos con las nías principales ernpresas. De pareja con Moyano en aquélla época en que éste aún conservaba el empuje de los tiempos en que toreaba con Rodas; figurando en la cuadrilla de Luis Mazzantini el bravo Tomás; en la de Guerra, Juan, Antonio, y algún tiempo el Patatero, y en las de otros espadas lo mejorcito de la clase, subió cqnstantemente, sin retroceder, y escritas están las revistas de algunas temporadas, en muchas de las cuales puede leerse: En banderillas y brega. Pulga de Triana. Estos honores no los puede conseguir quien no tenga algo que sobre- Cándido Muñoz (Piílga de Trlaha) paña para no venir sino muy de tarde en tarde y para poco tiempo. Nació Cándido Muñoz y Jiménez en la poética Sevilla, el día 11 de Marzo de 1871; tiene, por lo tanto, poco más de cuarenta años de edad. Fueron sus padres José y Josefa, quienes dedicaron al chico en los primeros años al oficio de cajista de imprenta. Ya sabía componer líneas; i Uno de aquellos toros que los chicos torearon Tablada cogió á Pulga de Triana y le produjo una importante herida pn la pierna derecha, de la que fué curado en la Casa de Socorro de Ja plaza de San Francisco, de Sevilla. A consecuencia de aquella cogida estuvo en cama un mes; pero no fué causa para que se acobardará, pues que siguió y vistió