Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MI M U S A Tersa la pura frente; de nieve y rosa es el redondo busto, lleno de hechizos, y en destellos nimbantes surge radiosa su rubia cabellera de blondos rizos. En su boca rubíes, y en su mejilla el celaje se copia de albor temprano: célica es su mirada, y en ella brilla la claridad celeste del meridiano. Cuando la luna vierte su plateada opaca luz del cielo en los anchos tules, ella viene á mi lado como una alada visión envuelta en gasas blancas y azules Mi frente besa entonces; sus ricas vestes ondulan cual nectarios de grata esencia, y me miran sus bellos ojos celestes, donde luce una extraña fosforescencia. Mas antes que sus alas, entre triunfales uelos raudos se eleven hacia la altura Je su manto que ilota, con los cendales seca el ardiente lloro de mi amargura. Y el corazón lo llena de anhelos sanos, que son divino soplo de una fe santa, porque una dulce lira tiene en las manos que me entrega diciendo: ¡Poeta, canta! ENRIQUE VÁZQUEZ DE ALDANA.