Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Estos, según nos cuenta el simpático Vicente, no son otros que su familia y la afición, cosas ambas que han llenado siempre las ilusiones d e s u vida. Con tan sugestivo título y asunto tan interesante, no es extraño que el público de Madrid haya agotado las ediciones del referido periódico, cuyos ejemplares guardaran las cigarreras madrileñas y otros elementos populares como sagrada reliquia. Tanto el popular espaaa conw su colaborador, Sr. Casado, mer e c e n aplauso por haber hecho una obra que ha llegado al público. I a Tertulia Taurina, de Bilbao, ha publicado una Memoria y Reglamento, encerrados en elegante cuaderno de 32 páginas. En la Memoria se da cuenta de todos los actos realizados por la importante Sociedad, desde su fundación hasta la fecha. La sola enumeración de tales actos da idea exacta del interés que aquella agrupación de entusiastas- aficionados bilbaínos ha mostrado siempre por la pureza de la fiesta de toros. Alli se han dado conferencias en las que los socios han disertado sobre interesantísimos temas y con ello se ha ilustrado la inteligencia de los que sólo están en el período de iniciación de los secretos tauromáquicos. La Tertulia publicó por su cuenta un periódico, titulado Imparcial Taitrino, que, aunque no tuvo larga vida, fué de los que más han durado en aquella capital y nunca faltó á lo que le obligaba su título y la seriedad de la entidad fundadora. Cuando se prohibieron los toros en domingo, organizó un mitin el l. de Noviembre de 1504, en cuyo acto pusieron los organizadores toda su fe y el entusiasmo propios de quienes no quieren que se les arrebate algo que es muy suyo y deben defenderlo hastai. el ultimo trance. Trabajó y trabaja por la implantación en Bilbao del reglamento de Hache con plausible tenacidad; ha celebrado fiestas benéficas en favor de los perjudicados por los terribles garrazos de los temporales y, en suma, ha hecho todo lo que puede hacer una Sociedad taurina para demostrar que es un centinela avanzado de la afición bilbaína. mera de abono, Machaquito, Pastor y Gallito. Vicente Un aficionado gijonés. -Conque de las suertes de Banderilla, ¿cuala es la más ariesgada, al cabio, al Qiebro, al sexgo, arebuelo de capote, ala media buelta, oho al cuarteo? Pues, hombre de Dios, lo verdaderamente ariesgado es tener que leer cartas con tal ortografía y enterarse. Tan ariesgado como clavar los palos al sexgo, que es la forma más peligrosa. De los matadores de ha ora... no podemos continuar, á pesar de nuestro buen deseo. Sr. D. M. R. Barcelona. -La. contestación á su pregunta se puede ajustar al gusto de todos. Dice; usted: i Quién ha sido el diestro que ha matado más toros de una sola estocada, á proporción del tiempo, qué haya estoqueado? Si llevamos las cosas ál mayor extremo, puede resultar vencedor uno que haya empezado ayer y haya tenido suerte en las pocas corridas que lleve toreadas. Contemos, por lo tanto, que hayan ejercido con alternativa por lo menos seis años, y sólo se puede contestar de una manera aproximada, á no ser que nos enredemos fen una serie de operaciones que á Pitágoras le serían difíciles de hacer con exactitud. Prascuelo, Mazzantini, Guerrita, Algaheño, Machaquito y Vicente Pastor son, de los que hemos visto, los que más veces han matado de una sola estocada. Pero decir con exactitud en cuál ha sido mayor la proporción, nos es imposible. Sr. D. J. G. S. Valencia. -En efecto, está usted equivocado al creer que alteraron el orden en la corrida de Alicante al dar ia alternativa á Juan Cecilio. Es más antiguo Tomás Alarcón que Antonio Boto, pues que Mazzantinifo tomó la alternativa el 23 de Abril de 1905, y Regaterín, el 16 de Septiembre del mismo año. Tampoco en Cartagena, en la corrida á que usted se refiere, fc ó de ocupar cada cual su puesta Reíampauito era el primer espada, porque haf ía tomado ía alternativa en Almería e l 28 de Agosto de 1907, y Cor chatio la tomó en Madrid el día 8 de Septiembre del mismo año. Según dijeron las revistas entonces, el torero de Almería se portó muy bien aquella tarde, que fué el 5 de Junio del año pasado. Para que la suerte de volapié resulte á la perfección han de estar los toros aplomados, pues cuando no es así, aunque se llama volapié, es una mixtificación. Frascuelo prefería que los toros hi- cieran por él, y su estilo de matar era algo así como á toro encontrado, aunque muchos le llamaron volapié. Mazzantini y Algaheño lo ejecutaron muchas veces hitn. Machac uito y Vicente Pastor matan con mas desahogo á los, toros que conservan algunas facultades y se arrancan al, tiempo que el torero. En estos últimos tiempos, el que mejor ha ejecutado el volapié en algunos toros que se han defendido en tabl- as, ha sido Regaterín. De los buenos estoqueadores que hemos conocido, ninguno se ha parecido á otro; cada cual ha tenido su estilo de matar y con él han ganado justas ovaciones; pero el que en algunas ocasion es se ha ajustado más á las reglas escritas por Montes y PepeHillo, ha sido Antonio Boto. En general, ahora (y hace ya muchos años) los espadas prefieren que los toros les ayuden. El paso atrás y el salto son defectos muy poco censurables; pero sería mejor que no los dieran. Cuando el salto se da habiendo arrancado derecho y se hiere bien, es tolerable, y lo malo del i) aso atrás estaría en echar los pies á la izquierda. No haciéndolo, es también perdonable; pero insistimos en que ambas cosas sería mejor que no existieran. El pase del Celeste Imperio es el ayudado por alto que tanto se ovacionaba hace quince años, y ahora casi no se aplaude nunca, con lo que el público da muestras de buen gusto. Las banderillas á topa carnero ya habrá usted leído en números anteriores cómo se ponían. El pase de la muerte no es ni más ni menos que el pase alto, que ya lo darían en tiempo de los Palomos. Una derivación de ese pase, un floreo de ese pase que, al darlo con los pies absolutamente juntos, resulta de un efecto sorprendente. No creemos que sea posible dar todos los pases que necesita un toro para cuadrar en esa forma. Lo de las once salidas falsas y el par al quiebro después, no dudamos que haya ocurrido; pero no conocemos detalles. Por último, para sacar á un toro de las tablas, por mucha inteligencia que tenga un diestro, y aunque le sobren las facultades, no lo puede hacer él solo y sin mover los pies, toda vez que rio puede conseguirlo con un pase solo V no puede dar ni dos en el mismo sitio. Sr. D. R. R. Córdoba. -Es duro, después de muertas aquellas figuras, tratar de sacar los fracasos á luz sin un objeto que lo justifique. Bástele saber q u e sí es verdad, armque no fué cosa de todos los días, ni mucho menos. Lo del año 1871 es cierto. Fueron tres, no dos. AVERIGUADOR TAURINO Un aficionado, Velayos (Avila) -En la corrida de la Prensa torearán los espadas Machaquito, Vicente Pastor, Gallito y Regaterín; en la del domingo de Resurrección, Vicente Pastor, Regaterín y Manolete, y en la pri-