Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BENEFICIO Y ESTRENO EN EL ESPAÑOL U a celebrado su beneficio el primer actor del teatro Español D. Francisco Morano, que representó el drama de Echegaray De mala raza y el entremés de los hermanos Alvarez Quintero Sangre gorda, admirablemente secundado por la primera actriz señorita Moreno, y estrenó un cuadro dramático del Sr. Tristán Larios, titulado Los ojos verdes, en el cual dio elocuentes muestras de su admirable arte y de sus excepcionales dotes de actor, representando un personaje dificilísimo de tal manera que nadie podrá mejorar la interpretación ni casi igualarla. El Sr. Morano debió quedar completamente satisfecho de su serata d onore, pues en ella se vio colmado de aplausos estruendosos. y de regalos de mucho valor y no menos gusto con que le obsequiaron muchos admiradores suyos. Noches después se verificó en el mismo teatro mu- w h amát 1 JMorano en la obra del Sr. Larios Los ojos verdes n hu L Una escena de l a comedia de Calderón, refundida por don Francisco P. Villegas, No ñay burlas con el amor nicipal el estreno de No hay burlas con el amor, comedia de D. Pedro Calderón de la Barca, refundida por el notable literato D. Francisco Fernández Villegas, Zeda, con singular acierto. La obra, en cuya interpretación tomaron parte las señoritas Villegas, hijas del autor, que la representaron, no sólo con el natural cariño, sino con envidiable acierto, tuvo excelente éxito. A él contribuyeron los demás artistas que figuraban en el reparto, y especialmente el primer actor don Ricardo Calvo, que fué ovacionado al recitar como él sabe hacerlo las bellísimas décimas del tercer acto. No hay hurlas con, el amor era la segunda de las refundiciones que, según el contrato, estaba obligada la empresa á poner en escena. La primera fué Amo y criado, d e l a c u a l n o s ocupamos oportunamente. No puede, pues, negarse el acierto que ha presidido la elección de l a s obras refundidas, acierto digno de los refundidores, Si- cs. L uceño y Villegas, que ya en varias ocasiones antes de ahora han demostrado s u s talentos al arreglar obras de los poetas clásicos para su representación e n l a época presente, y siempre han visto premiados sus esfuerzos por el fxito más satisfactorio. Escena Hnat de No hay burlas con el amor Fots. Kiver y Alba.