Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURINAS Sr. D. L. P. dr id. -Creemos, en efecto, que tiene usted motivos para pensar en por qué se dirigen los toros siempre á la izquierda, al revés que ocurre, como observa muy bien, con todos los demás seres y las demás cosas. No recordamos haber visto en tratado alguno nada relativo á tal punto. Al recibir su carta hemos pensado en dio y sunonemos (quizá sea una vulgaridad) que si salen ñor la izquierda es porque á tal lado les esperan los picadores. Creemos esto con algún fundamento; porque casi todos los toros en los que se ejecuta el experimento tancredil, salen derechos- á los medios y asimismo los toretes ó becerros en fiestas sin picadores. En la última que hemos visto dé éstas, en la plaza de Tetuán, cuando ya teníamos la pregunta de usted, nos hemos fijado y no salían hacia la izquierda de los toriles, por regla general, sino en dirección al sitio en que había mayor grupo de toreros. Un lector d Los TOROS, Algodonales. -No conocemos á ese torero á quien se refiere en su carta. Oneslforo, G. M -F u é Antonio Reverte el que murió de esa enfermedad á cjue usted se refiere y después de sufrir una operación en Madrid. El libro á que se refiere está agotado ya. Los dos espadas cjue mejor ponen las banderillas al quiebro son Quinito y Antonio Fuentes. Las notas taurinas en Blanco y Negro s? vienen publicando desde que cesó el periódico Los TOROS, en Mayo del año pasado. Sr. D. T. de A. Eibar. -Tiene razón en mucho de lo que dice, especialmente en lo referente á cuál de los toreros actuales puede torear mejor un toro abanto y cuál un revoltoso. A los toros boyantes los torean bien casi todos los que tienen serenidad para star delante de las reses. T or lo que se refiere á cómo debe ser el toro de lidia, ese párrafo que nos envía recordamos haberlo leído hace ya mucho tiempo en otra parte. Gordito II, Santander. -Es muv posible que no tardemos mucho en dar los detalles de la vida torera de Cigarrón; pero eso de darlos en el número próximo no es cosa á la que nos vamos á comprometer, pv no hay motivo nara ello. Carrito, Huesca. -H a c e más de quince años aue no sabemos nada de Casto r íaz. ri villpro que debutó en Madrid en i88 g. Reyerte no dejó hiios. Sr. D. F. R. p I os- f Cartagena) -Xas diestros que. torearon en Albacete en la temporada de 1907. fueron Minuto, Machaquito y Corchaíto; en 1908, Minuto, Massantinito y Bienvenida en la primera, y Minuto, C lito y Lagartijillo Chico en la segunda; en 1909, Bombita y Regaterín el 9 de Septiembre, y Bombita y Vicente Pastor el 10, y en el año último, Machaquito y Regaterín en las dos. En Almería trabajaron, el 27 y 28 de Agosto de 1907, Bombita y Machaquito, acompañándoles en la segunda tarde Relampaguito, que tomó la alternativa. El 1908, el 26 de Agosto, torearon Gallito, Bienvenida y Relampaguito, y, el 27, Fuentes y Relampaguito. El 1909 hubo una corrida el 29 de Junio, que la lidiaron Relam, paguito y Martín Vázquez. En la pasada temporada fueron matadores. eá las dos corridas de feria Cocherito, Gallito y Relampaguito. Tomaron ó confirmaron su alternativa en Madrid el año 1907 Vicente Segura, Relampaguito, Moreno de Al colá, CorchaítOy Manolete, Bombita III y Martín Vázquez. Ninguno de ellos hizo nada extraordinario y por lo tanto no podemos decir cuál fué más aplaudido. Respecto á la otra pregunta que hace usted acerca de cuál tiene mayor estatura entre Machaquito y Relampaguito, necesitábamos para contestar que estuvieran presentes ambos. Se nos figura que eso no le importa á nadie. A nosotros nos tiene sin cuidado. Sr. L) R Blanco, Veracrus. -Lá alternativa, tomada en cualquier plaza de España, tiene la misma validez, igual si es en Madrid que en Tetuán. No debía ser así, pero es. Sr. D. V. O. Bübao. -Cistor Ibarra (Cocherito) el año de su alternativa toreó cuatro corridas de toros además de la del 16 de Septiembre en Madrid, y fue) n las siguientes: el 23 de Septiembre, en Logroño; el 25, en Bayona; el 9 de Octubre, en Oporto, y el 23, en Lisboa. Sr. D. E. A. Capotillo, Cádiz. -Conocemos su letra hace mucho tiempo y es inútil por, lo tanto que haya cambiado la firma. No duda usted nada de lo que pregunta en su carta y lo hace, indudablemente, para tener la satisfacción de ver por dónde salimos en asuntos aúe hemos dicho mil veces que no son de esta serción. No dudará usted de nuestra hnpna voluntad, pues desde que se ahrió el Averiguador pocos habrá m e iay a n hecho mayor número de preguntas. No nndemos l ar- eT con np p- wcepciones, porque sería el cuento de nunca acabar, y si se disgusta usted lo sentiremos, pero no por eUo hemos de variar de conducta. Un aficionado, Logroño. -Los que digan q u e Nicanor Villa (Villita) fué muy malo, faltan á la verdad; porque el torero aragonés, sin ser un asombro, ocupó dignamente su puesto al l a d o de Guerrita, Algabeño. Fuentes, Reverte, Mazzantini, Emilio Torres, etc. etc. Como novillero fué muy popular, y al principio de matador de toros conservó algo que se le acabó pronto. Sr. D. M. A. M. Madrid. -El galleo lo hemos visto ejecutar muy pocas veces y rio en estos últimos tiempos, s i n o cuando trabajaba Paco (Frascuelo) Se colocaba ía capa sobre los hombros en la postura natural y describiendo una curva cuyo final era el centro de la suerte, hacía que el toro saliera en su persecución, librando l a s cabezadas c o n medias vueltas á derecha é izquierda, andando, extendiendo y recogiendo la capa, en cuya forma cruzaba muchas veces más de media plaza. Las revoleras no son suerte ninguna, sino título que se aplica á algunas posturas ridiculas que, en el afán de 1 adornarse, hacen algunos toreros al torear de capa. Los pases de latiguillo son los que se llaman de tirón, de invención novísima y que no se conocían hasta que los dio Guerrita. Se usan para sacar á los toros de las tablas y no son pases completos. Se inician con la muleta algo sesgada. Al meter el toro la cabeza, como ha de estar aplomado, la arrancada no es más que de un avance, á lo sumo, de dos metros. El torero da un paso hacia atrás y, en esta forma, todo lo rápidamente posible, da una serie de siete ú ocho para sacar al toro del terreno en que está, que es con el objetó que se dan tales pases. Los quites de poder á poder son aquellos que se hacen en los momentos de verdadero peligro y el torero entra á. llevarse él toro de. cualquier modo, obligando con notoria exposición de su vida, sin acordarse de adornos ni d antes. JL, stos son los verdaderos quites. Banderillas á topa carnero no se ponen ya. Era el sistema de clavar los palos esperando, antes de que se conociera el quiebro. Cuando la fiera llegaba á jurisdicción y. daba la cabe- zada, se desviaba el. diestro hacia el lado de la salida y clavaba, los palos dejando al toro libre su terreno. Un buen aficionado, Madrid. -Esas preguntas no las hacen los buenos aficionados. Si es en broma, bien está; pero no estamos para bromitas ni merece la pena escribir una carta para eso.