Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IOS TOROS NOTAS TAURINAS HISTORIAS NOVELESCAS UNA LECCIÓN I os vecinos de Villamantilla sintie ron un día él deseo de que se celebrara en aquel pueblo de la provincia de Madrid una fiesta taurina, y no tardaron en poneíse de acuerdo para Desde el momento en que se resolvió realizar el proyecto aquel, la anirnación en Villamantilla fué extraordinaria; se discutió y se acordó rápidamente la manera de improvisar una plaza; se compró ganado y se contrató una cuadrilla de modestos novilleros, pues no aspiraban á más aquellos aficionados. Durante las gestiones preliminares se requirió no pocas veces el parecer y el consejo de un viejecito, hombre Aquel viejecito, qaé á pesar de la edad (sexagenario era) sé mantenía esbelto v animoso, asistió á la corrida desdé un sitio dé preferencia y eon, tanto entusiasmo como el que más de los jóvenes del pueblo. Lucía en su. rostro como característico distintivo unas patillas blancas y cuidadosameh- te recortadas y vestía con admirable pulcritud. empezó la corrida en medio de una animación nunca vista en Villaman- organizaría. No en vano es la afición á Tas corridas de toros la predbmi; nante en nuestra península y la qué encuentra más facilidades de satisfacción en cuanto la mueve una iniciativa de buena voluntad. E simpático, en el cual coincidía el reseto de todos sus conveciriga y queabitabaüna finca de lator propiedad suya, adquirida en los tiempos de su Juventud para que fuese tranquilo retiro de sus últimos años. tilla. Los lidiadores, inexpertos, notaron desde los primeros instantes que alguien del publicó comentaba, aconsejándoles, los diferentes íances de la lidia, gritando frecuentemente: ¡Así no! ¡Tómalo por la derecha!