Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUQU ET ES ECONÓMICOS 1 os niños con cualquier cosa se divier- ten, porque tienen la imaginación despierta constantemente y crean á su antojo lo que les parece. Algunos que son mañosos y demuestran desde pequeñitos su ingenio y disposición para las construcciones, tienen bastante con una cajita cualquiera, c o n un trozo. de papel, con un pedazo de madera ú otras materias a n á l o gas, para hacerse en un instante un juguete que les entretiene. Aquí l e s presentarnos, precisamente, unos modelos de juguetes de esa clase. Son biéri sencillos y muy fáciles de hacer. Son, sobre todo, muy económicos, y eso van ganando los papas. El primero es un barquito velero, hecho con una caja de cerillas. Se le quita la tapa, se le pone un poquito de corcho pegado al fondo para que sostenga una aguja, un palillo ó algo parecido que sirva, de palo mayor; en éste se pega la vela de papel, y añadiéndole, otro papelito, con un trozo dé palillo en un extremo, ya está el barco en disposición de sostenerse en cualquier recipiente de agua. Soplando la vela con cuidado para evitar los naufragios, el barco andará tan ricamente sobre la líquida superficie. El segundo es todavía más sencillo. Basta con clavar una aguja en el centro de un tapón de corcho y colocar suavemente en la punta de la aguja un pedazo cuadrado de cartulina con dos de sus puntas, opuestas- dobladas, una hacia arriba y otra hacia abajo, ómo aparece en el dibujo. La aguja há dé tocar prec emente en el centro dé la tarjeta. Para encontrarle se tiran dos lineas en cruz entre los cuatro ángulos, y el punto donde se encuentren es el centro. Dando vueltas á lá ¿artuliría cuando ya está colocada. 92- MARANJA girará con seguridad y rapidez, lo cual resulta muy entretenido. El tercer juguete, por último, es el más entretenido de hacer y puede decirse que también es el más ingenioso. Es una copa, y se hace con la cascara dé una naranja del siguiente modo: Tómese la naranja y córtese por la mitad, separaíido luego los gajos hasta dejar la cascara perfectamente limpia. Esta media naranja sirve ya para la parte de arriba, para la copa, propiamente dicha. En la otra media naranja se hacen tres cortes en la forma indicada en el dibujo, y de una de sus partes se consigue la base haciendo un círculo con una moneda apropiada, por ejemplo. El sobrante de esta parte y las dos restantes se emplean en pequeños círculos- -hechos tainbién con moneditas ó botones, -que atravesados luego por un palillo ó trozo de madera análogo, completarán el eje. Puesto éste en su sitio natural, queda la copa formada y en disposición de prestar servicio. BASE ooo OÍS 0 oo coa EJE. fOPACOHCUUlOA o co o 0 0 O O O