Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
thrtese p r esta raya. DOS MATE M AT 1 C O S ADIVINANZAS En está plana publicamos las soluciones á las adivinanzas del número anterior. X en forma gráfica para que resulten más comprensibles. Van colocadas estas soluciones siguiendo de izquierda á derecha el mismo orden de las adivinanzas, para que no haya confusión. CUENTO ARITMÉTICO No hace mucho me contaron cuando dijo el buen Colas: esta historia original, -Tengo la boca hecha un horno y yo, por vía de cuento, y la voy á remojar. la quiero á mi vez contar. Voy á beber una copa. Fíjense bien nuestros jóvenes pero yo soy muy formal lectores en la especial y no he de hacer un perjuicio manera de hacer los cálculos á tm compañero jamas; de Juanillo y de Colas La copa es á treinta céntimos y verán qué fácilmente y esde los dos por igual; su modo de calcular, de modo que te doy qtiince á fuerza de exactitud, á ti y quedamos en paz. resultó una necedad. Eso es hablar córnp un libro Pues señor, una vez fueron- -contestó muy serió Juan, del pueblo á la capital y guardó los quince céntimos á llevar unos encargos que- le abonara Colas. los mozos Colas y Juan, Pero al poéó rato tuvo y les dieron tres pesetas sed jíiahiíló: y sin tardar de propina á cada cual, le dijo ásii compañero: y como les convidaron- -Voy á beber, claro está además á merendar, que cbii Sii cuenta y razón. no amenguaron en un céntimo pagándote la mitad. su modesto capital. Aquí están los quince céntimos. Eran los dos codiciosos Y se los volvió á entregar. y empezaron á pensar- ¿Sabes tú- -le dijo el otro, -en qué emplearlo podrían que este licor especial, que les produjera más. en vez de quitar la sed, Cuando en un almacén vieron da ganas de beber más? unos frascos cíe coñac, Yo voy á echarme Otra copa... que costaban tres pesetas siempre pagando puntual; y se compraron un par. allá van los quince céntimos, -En el Casino del pueblo el trato es trato y no hay más. dos reates suelen llevar Luego Juan hizo otro tanto; por cada copa, y nosotros luego lé imitó Colas, podemos darlas á real y en el resto del camino y sacarnos de ganancia dieron entrienudear lo menos... una mitad. tatito los tragos, qiie al cabo Esto propuso Jyánillo, se bebieron el coñac. pero el otro, más sagaz, -No hay nada perdido iijo dijo: el uno, borracho ya. -Venderlas á treinta i Qué ha de haber, si hemos pacéntimos conviene más. ngado Y aceptado ya el negocio lo que bebió cada cual! áevolviefon al lugar. Y cuando se despejaren Como iban á pie y hacía pudieron averiguar un calor fenomenal, que del ccipitatl quedaban... iban sudando los chicos ¡quince céntimos no más 1 Cuatro gatos. Las ruedas del coche. Tres cerdos. Un guante. t e l l l l l l i l Oa gato en tuut Páóqueca. 88- tt Ún tenedor.