Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
pe y al zurrón... De pronto me sale un toro... ¡Pan, -I e interrumpe e 1 amigo. Lo Goge. í y al zurrón. mESARLVUELTA puede reprochar más que una cosa: que no sabe jugar. -Eso no es un defecto; al contra. rio, es una virtud. -Diré á usted... Es que no sabe jugar... ¡y juega! LA FELICIDAD Los castizos, poesías madrileñas de Antonio Casero. Bajo este título ha reunida Casero algunas de las composiciones que le han dado legítima popularidad. E l tomo, que se lee con gusto y sabe á poco, lleva un prólogo de Caria y n epílogo de Arniches. Garcüaso. Obras, -Edició de La Lectura. Un nuevo tomo de los clásicos castellanos que publica la revista dirigida por Acebal, tari admirablemente editado como los anteriores. Contiene todas las poesías del príncipe de los poetas, según el texto. de Fernando de Herrera, con una notabilísima introducción y notas críticas y bibliográficas que acreditan la cultura y éi buen gusto de su autor, el Sr. Navarro Tomás. kecía un individuo, algo gedeónico: -i Quién sabe lo que es la, felicidad... Yo conozco un hombre que se consideraría feliz, teniendo callos. ¡Qué barbaridad 1- -Sí, si... Porque fué víctima de un choque de trenes y lleva las dos piernas de palo. D PENSAMIENTOS Sé ávido por saber y serás sabio. ISOCRATES. El castigo entra en el corazón del hombre desde el momento én que Comete un crimen. HESIODO. UN BUEN ABONO Realización verdad durante un raes por reforma de tocal. Carrera San Jerónimo, 15, eatío. MUEBLES INGLESES W e llegado á este pueblo al frente de una compañía cómico- lírica y espero del señor alcalde me ceda un local de la casa de la villa. -Por mí está concedido. Pero no van ustedes á sacar tín cuarto. No hay dos pesetas en todo el pueblo... ¡Como no hagan ustedes la comedia á cuenta de panizo. DEFmiClON I ff n muchacho, después de leer en un periódico lá palabra célibe, le pregunta á su padre su significado. Y el padre le contesta -Un célibe es un hombre feliz, envidiable... Pero no se lo digas á tu madre! EL MAFSTRO Toda victoria innecesaria e s u n crimen. LA HARPE. La falsa ciencia es una ignorancia adquirida. HELVECIO. mimiB- ufflni ROB I Los hombres son y han sido siempre más constantes en el odio que en el amor. GOLDINI. Célabra Deporatin Vtgefal cura las ENFERMEDADES OE LA PIEL VIoloedeliSansn SsmiíiAem, Exigir el Frasco legitima 2 8 S. RIc! ieIien, Pai 4 s. El espíritu humano avanza de continuo, pero siempre en línea espiral. GOETHE. por, vos JABÓN DURAVILLOSOS EiBA M. BIBLIOGRAFÍA Poesías de Baltasar del Alcásar. Edición de la Real Academia Española. Forma parte este libro de la Biblioteca selecta de- clásicos españoles, y queda hecho su mayor elogio con decir que la colección de las poesías, el estudio sobre Baltasar del Alcázar, los comentarios y las notas, son obra del ilustre Rodríguez Marín, una de las pocas autoridades en trabajos de esta clase. Icara, drama novelado, original de Eugenio Selles. Después de un silencio, largo para los amantes de las letras, el insigne Selles nos regala con esta obra admirable, donde presenta ün alto é interesante problema moral. Su prosa es limpia, fuerte y expresiva, com. o era de esperar en el autor de La política de capa y espada. I f n maestro de primeras, letras dice á uno de sus discípulos: -No adelantas nada en la lectura. ¡Eres un torpe... A tu edad, ya sabía yo leer de corrido perfectamente. -Tendría usted u n buen maestro- -contestó el muchacho con inoLA ENTRADA Toilette diarial Preservan el rostro d e las I infliiencias del Frío, del I u. Sol y del aire del Mar, I arca m HllbtpailJ Blanquean y suavizan diiri. J. SBHON, 59, Faab. St- Martin, PARÍS ñámente el Cutis Recliazar las falsificaciones. p espués de examinarse de Declama ción en el Conservatorio, una joven excesivamente gruesa recibe muchas felicitaciones de sus amigas. -i Crees tú, le dice á una de ellas, que podré entrar en el Español? ¡Ya lo creo... Las puertas son bastante anchas. EL JUEGO VINO AROUD CARNE- QUINA El mas Reconstituyente soberano en I los casos de Enfermedades del Estósiag 07 delo 8l ntestinos, Convalecencias, I Continuación de Partos, liloviniientes febriles é tnilaenza. Calle Rlcüelieu, 28, París. TODAS PARUXCliS. p e d í a un señor informes del novio de su hija, y le dijeron: -Es un b en muchacho. No se le