Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA REVUELTA 1 caso es que no sé... Trabajo como un burro, me fatigo como un perro, conio como un lobo, duermo como na marmota... -Se ha equivocado usted de casa... Usted debe ir á consultar con un veterinario. Hoy he visto, alma mía, dos Ocasos á un tiempo... Un Ocaso en Poniente ¡y otro Ocaso en tu pecho... MANUEL CAMACHO B E N E Y T E Z Las manchas de cualquier otra clase se quitan con una pasta forníáda por blanco de España y clorttío de cal, que se extiende sobre el ínármol dejándola secar al Sol. CONTRA LAS ORUGAS RENGLONES CORTOS OCASOS BIBLIOGRAFÍA Cancionero castellano, p o r Enrique de Mesa. Un nuevo libro de poesías que confirma el nombre de su autor, el admirable poeta cultivador del género castizamente español, Iimj) io y sincero, en que se le considera como maestro. EI peligro, p o r Carlos M a r í a Ocantos. Una nueva novela de la serie de novelas argentinas, tan celebrada por el público y la crítica, donde el señor Ocantos pinta con seguro pincel la sociedad contemporánea: de sü patria. El peligro en nada desmerece de sus hermanas. El libro- mudo (secretos) por Ramón Gómez de la Serna. Resulta un poco extraño, por la forma y en el fondo, éste libro del joven escritor; pero acusa un gran temperamento de artista y una personalidad, nada vulgar, llamada á tener un gran porvenir. La tontería de un gato por Angelina Alcaide de Zafra. Primera novela de una escritora joven é inteligente, en la que se admira un buen instinto de observación, condiciones para narrar con ingenuidad y desenfado y un gracejo simpático que anima el relato cautivando el ánimo del lector. Ráfagas joco- satíricas, por Julio Romero Garmendía. Colección d é poesías del género que su título indica, escritas con verdadera gracia y con rara facilidad. Cartas de %i n médico á una joven, madre, por el doctor Guillermo Plath. Él editor Marín, de Barcelona, ha publicado, cuidadosamente traducida al castellano por el doctor Tous Biaggi, esta obra que goza de gran prestigio en Alemania. Con decir que la creemos indispensable para la higiene física y morétl de la madre y del niño, queda hecho su mejor elogió. Abro el balcón. Un cuadro de cielo azul intenso, el azul de las tardes serenas del invierno... Hay paz en el ambiente y reposo y silencio... E 1 sol, como una risa, inunda el aposento, y cual dorada alfombra se extiende por el suelo, llevando los triunfales jirones de su fuego hasta la alcoba donde está el Amor enfermo, y hay penas y hay suspiros, y hay lloros y hay lamentos, hasta la alcoba donde desde ha muy largo tiempo yace indolentemente la Amada sobre el lecho, presa en el fuerte lazo del mismo sufrimiento gue consumió á ¡a Dama de las Camelias, viendo poco á poco alejarse la vida de su cuerpo, poco á poco perderse la savia de su pecho. Las golondrinas últimas, de la estación huyendo, con sus alas tendidas á los invernaderos, cruzan en vuelos rápidos tras el balcón abierto, trinando locamente bajo el azul del cielo... i Y en esta alcoba rosa está el amor enfermo... Sube el sol muy despacio por los tapices viejos, tiñe después de púrpura el ancho marco negro de un retrato, y las luces de sus rayos postreros fingen en los cristales llamaradas de incendio... i Y en esta alcoba rosa está el amor enfermo... 1 Quietud. Honda tristeza... De vez en vez el eco de una tos femenina se vierte en el silencio del Ocaso- -violeta, blanzOj azul y bermejo, -haciendo estremecerse el corazón de mieao... Cabido es los destrozos que las oru gas causan en jos jardines. Para evitarlos, alejando á esos y á otros insectos de tales recintos, basta sembrar cáñamo alrededor de los acirates. PARA LIMPIAR L j S B O TELLAS DEL A G U A I as manchas interiores de las bo (ellas del agua se quitan con facilidad. Déjese durante la noche la botella con hojas de té en un poco de agua y agítese por la mañana, lavándola después y ffptándola con ün trapo suave. También pueden emplearse mondaduras de patatas en vez de hojas de té. PARA AVIVAR ÉL ¡FUEGO g u a n d o el fuego no arde bien y se quiere que se avive, basta echarle algunos tapones viejos de botellas para conseguirlo. El corcho seco es excelente para poner la lumbre muy encendida. LAS MANCHAS DE VINO p a r a quitar las caídas en un traje, deben impregnarse en una mezcla de lejía y heces de vino blanco templado. Después se lavan con agua clara; DflrVFAil- liFFFCTFilii Celebra Ospuratln Vegetal cura Jas- vicios de la Sitiign, Herpes, Aent. Exigir el Frasca legitimo 2 8) R. RicheIÍeii, ParÍB. Todas Farmacias. ENFERMEDADES DE LA PIEL ÓREME POLVOS JABÓN UABAVILLOSOS PARA Uk. GONOCIMIENTGS UTJLES LIMPIEZA DEL MARMOl. Toilette diarial arca raiislraia p a r a lini; piár la grasa del mármol, i bastará frotarle con una pasta J. SIMÓN, 59 Faab. St- Ofartin, FáfilSl Recbazai; las falsificaciones hecha con blanco de España y bencina. Preservan el rostro de lasl influencias del Frío, delí y del Mar, j Blanqueany suavizan divinamente el Ctrtis