Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURJ ÑAS decidió hacerse espada y sucederle en valentía y en popularidad. Logró su propósito, aunque lo savalencianos. Tuvo el valor, que grande se necesita, de presentarse en la plaza valenciana como espada al mes correspondieron, que sus paisanos llegaron al frenesí en sus manifestaciones de entusiasmo. Así continuuó en las corridas que toreó después en aquella plaza. En Madrid debutó, también con buen éxito, el 8 de Enero de 1899. Al estoquear el toro Coruja, de Pablo Romero, en Valencia, el 30 de Abril de dicho año, sufrió una tremenda cornada en el muslo derecho, á. consecuencia de la cual falleció el i. dé Mayo en la enfermería dé la plaza, de donde los médicos rio quisieron sacarle. DULZURAS LOS TOROS EN CHILE las C omo en todas Chilerepúblicas americanas, en hay afición á la fiesta netamente española, por aquello de conservar la tradición y costumbres del pueblo en que nacieron los abuelos de todos los que tan lejos de este país hablan el idioma castellano. También hay detractores que no sólo caen en la antigualla cursi dé tocar la cuerda del salvajismo, la incultura, la, barbarie y otras tantas ya manidas y trasnochadas, sino que desfiguran los hechos, ya que se encuentran faltos de argumentos Con que rebatir los de los defensoreside la fiesta. Tenemos á la vista periódicos chilenos que truenan contra la fiesta, y otros, en cambio, que la defienden y ensalzan con cariñoso entusiasmo, r o r lo visto, allí están ahora en plena efervescencia taurina, y cada cual se agarra á sus argumentos para mostrar que le asiste la razón. Todo ello está bien si no se exagerase y nadie faltase á la verdad en el deseo de convencer á los que han de leerle. Dice así uno de los detractore- s: No caeremos en la inocentada de repetir que el espectáculo de las corridas de toros es contrario á la cultura popular, porque- mejor que cuanto nosotros podamos decir lo prueba el hecho de que se le tiene desterrado de todas partes, y que en España misma y en Portugal el toreo va á menos, combatido por una poderosa reacción en su contra. No se pueden decir más falsedades en menos lineas. Lo de que es contrarío á la cultura es un tópico usadísimo, y tan resobado, que se cae yá por falta de base, y solo lo usan los que no- quieren tomarse la molestia de hacerse cargo de la realidad; porque es completamente falso. En España, ahora y siempre, las corridas de toros han constit u i d o Francisco Aparlcl (Paco Fabrilo) boreó durante poco tiempo, pues en él tiempo que se dedicó á matador de novillos, después de aquella fatal desgracia, fue verdadero ídolo de los justo de recibir la cornada, que le privó de la vida, su hermano Julio. Era el 27 de Junio de 1897, y en tal forma estoqueó los toros que le