Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mmí En íEiGmn PAGINAS FEMENINAS absoluta fidelidad, huyendo de la más insignificante modificación, aunoj; ue para ello sea preciso sacrificar alguno de los propios encantos. MIÉRCOLES 1 5 DE FEBRERO P a r a esto es necesaria la dirección de persona A qucl cnttisiasmo loco por los bailes ele trajes, autorizada, si no se quiere correr el riesgo de in que en la corte de Luis X dio lugar á innucurrir en omisiones imperdonables. merables intrigas, ha decaído considerablemente. Ahora bien, volviendo á las percalinas y á los Ijailcs como el cjue hubo en Versalles para celepapeles, lo más á propósito, creo 3 0, es dar á la iM- ar la l) oda del delfín con la infanta española, fantasía plenos poderes y dejarla que invente algo donde cada uno hizo alarde de joyas y encajes, esmuy original y atractivo. tableciéndose un ptigilato de ostentación y lujo, H e visto dos figuritas, representando la una la han quedado completamente relegados al olvido. ciudad de París, ataviada con ese chic que es el L a costumbre de organizar bailes de trajes en IM- imer atractivo de la capital de Francia, huyenesta época del año no ha desaparecido) ior comdo del Sena que, impetuoso, trata de alcanzarla, pleto pero ahora se les da un carácter de broma representado por otra figura cubierta de gasas que les Cjuita importancia. en c jiversos tonos verdes y argentée. P a r a la próxima semana se preparan algunas De los disfraces para niños se habla mucho, fiestas de este género. Voy á hablar de los dispero yo tengo declarada la guerra á los bailes infraces que han inventado para ellas los más fafantiles; creo que son perjudiciales desde todos mosos dibujantes, or si mis lectoras los quieren puntos de vista. Primero, el ambiente de un salón tener en cuenta si son exactos los rumores ciue con mucha gente es antihigiénico, y segundo, conhasta mí han llegado. Se dice c ue en una aristosidero que cuanto más alejados vivan los niños crática morada española se celebrará un baile de del mundo de los grandes, será mejor, y por lo trajes de percal y otro en la residencia de una tanto, debe evitarse c ue aprendan á conocer lo que dama muy hospitalaria con trajes de papel. es una toilette elegante y se fijen en lo que hacen P a r a este último tenemos aquí verdaderas malos mayores para imitarlos, perdiendo esa adoraravillas. H e visto papeles de seda rizados, de toble ingenuidad Cjue es su principal encanto. nos tan suaves y tan bonitos, c ue aun mirándolos P a r a los chicos, fiestas al aire libre, donde juede cerca parecen crespón de seda. Los dibujantes, creyendo sin duda C uc las mas- guen y c o r r a n ya les llegará la época de bailar, y si desconocen en absoluto las fiestas del gran muncaritas tienen todas alguien C uc merezca sus simdo, gozarán doble y no dirán lo que una criatm- a patías 3 con quien no las disguste estar unidas por de diez y ocho años, á quien oí con lástima exclaunas horas, han hecho sus modelos por parejas. m a r L o s bailes no me divierten; ¡hace tantos N o es posible imaginar nada tan frileiisement años que estoy bailando! eiiveloppant para una rubia esbelta y flexible como CONDESA D ARMONVILLE. P ó l e N o r d Vestido de libcrty blanco, cubierto de cristal en forma de témpanos, con una gracio sísima monterita imitando un bloc de hielo, lo mismo que el collar y las hebillas de los zapatos. Esta PARA LOS M A R I D O S encantadora representación del Polo se apoya en el brazo de tm arriesgado explorador. hora se va generalizando la costumbre de almorO t r a pareja menos espiritual, pero más pica zar ó tomar el té en los grandes almacenes de Paresca, la forman una encantadora meuniére, toda rís; pero muy pronto se va á establecer otra nueva vestida de blanco, que no rechaza el contacto de dependencia exclusivamente dedicada á los maridos un gallardo carbonero, todo él vestido de negro. que amablemente acompañen á sus mujeres para hacer compras. Algunos, aficionados sin duda á los simbolisLos dueños de las tiendas han observado que las mos, nos presentan dos modelos, titulados A n t i señoras compran mucho más cuando van solas, porgua y moderna Turciuía él, con barba blanca, que les faltan las observaciones hechas á media voz, turbante y enorme pipa en la m a n o ella, envuelta parecidas á ¡Para qué tantos guantes! ¿Qué vas en preciosa tela oriental, con los hombros desnuá hacer con tantos velos? Anda, acaba pronto, que dos, abohendo viejas tradiciones y adornando su es tarde y han pensado en poner en comunicaondulada cabeza con el gorro de fieltro rojo. E n ción con su almacén un fumoir- bar, donde los maabierta oposición con los símbolos, un artista muy ridos esperen sin aburrirse, tomando cualquier cosilla, leyendo periódicos ó charlando con sus amigos, notable ha hecho un modelo ideal de paysanne, y para evitar c ue las señoras vayan á buscar á su paciuc recuerda las delicadas é inspiradísimas figuciente compañero, cada uno de los dos recibirá a! ras de Greuze, una hermana de l Accordée de vientrar una ficha de marfil con su número corresponllage. diente. El arte y el buen gusto consisten en elegir un Una vez terminadas las compras la señora da su disfraz en perfecta armonía con la fisonomía y la ficha á un criado, ciue, con voz solemne, grita desde figura de quien va á llevarlo. la puerta del bar: El señor número 55 poco más Los trajes de época serán siempre los más bonió menos como si pidieran el abrigo en un guardatos pero es preciso un detenido estudio sobre el rropa; y el marido se levanta sin la menor molestia... porque se trata de una nueva excentricidad. personaje que se desea resucitar y copiarlo con CRÓNICA DE PARÍS