Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESPAÑA PINTORESCA EL CASTILLO DE EGO EN CÓRDOBA Vista general del castillo de Priego. p s Priego de Cór doba uno de los pueblos m á s bellos de su provincia y el m á s industrial d e todos ellos. Era famoso en tiempo de 1 o s romanos plaza fuerte de primer orden para la dominac i ó n musulmana y tan e s t i m a d o d e cristianos, q u e e s cabeza d e marquesado desde 1 o s primeros días de la uni- dad nacional. L o s Monarcas Fern a n do III, Alfonso Xi: y más tarde D. Fernando d e Antcquer a, realizaron e m presas guerreras por arrebatárselo á 1 a morisca; sólo el último príncipe logró detinitivaniente q u e no V o 1 V 1 e r an los vientos á acariciar los estandartes árabes que lucían sus torres. Desde entonces la población de esta ciudad, favorecida largamente por los Reyes Católicos, ha ido dando pruebas de laboriosidad y de su amor al trabajo Tiene Priego un sello de bienestar poco común, y una fabricación l o a d a por la tradición, y u n comercio q u e siempre fué activo. En el siglo xviii, la magnificencia de sus habitantes se reflejó en 1 a s fachadas de sus casas y contribuyó al ornato Areo de entraaa aeJ casiuio. público con algunas obras, como la de la fuente, que por su trazado y a d o r n o recuerda mucho las monumentales y riq u í s i m a s d e La Granja. Se titula del Rey, y ha dado en 1 a comarca popularidad al lugar en que está emplazada. Sesenta y nueve caños vierten sus cristalinas aguas continuamente s o b r e tres grandes pilones, que están unidos por dos preciosas cascadas. En 1 o s centros de cada uno de ellos se elevan grupos escultóricos e n piedra, teniendo el del primero e 1 mérito d e ser el más antiguo de su clase ejecutado por el célebre escultor José Alvarez. La iglesia p a r r o quial, en la que predomina el b a r r o quismo, y el hermoso castillo, que parece ser del siglo x i ó del xii dan a todo el pueblo un aspecto d e grandeza señorial, que se aprecia más desde las polvorientas carreteras que serpentean p o r entre hileras de olivares, por huertas y extensos caseríos. El castillo es de estilo árabe español, y hoy está sombreado por las hiedras, que se abrazan á sus almenas y barbacanas. En las noches que