Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mnucJER Eie rsH paz de darle un disgusto como el que pocos momentos antes había perturbado su alegría habitual. El sport de coitrsing ha tenido su origen en Inglaterra y de allí vienen las reglas del juego; los perros, con sus mantas, collares y traillas, y hasta las liebres algunas veces, se piden á la G: an Bretaña. El Grand Prix nacional de las carreras de lebreles en persecución de las liebres, que se llama WaferlooCup, es un premio muy respetable: consiste en 40,000 francos. Es de esperar que el sport de coursing, introducido recientemente en Francia por el Greyhoitnd Club, fundado bajo la presidencia del duque de Ncailles, ericuentre pronto eco en España y no pase mucho tiempo sin que se aumente el número de nuestras diversiones con este nuevo sport, para lo cual es indispensable que cada una de ustedes posea un grey ho- und. Quizá haya quien pregunte: ¿Esos perros pertenecen á alguna raza extraordinaria? No; se trata sencillamente de los clásicos lebreles de pelo corto, que vemos en los cuadros de Velázquez y en las tapicerías de la Edad Media; los que dibujó Pisanello y cinceló Ghiberti en las puertas del Baptisterio, en Florencia; son aquellos que Diana de Poitíers llevabafísiempre. consigo y que Luis X I I I prefería entre otros muchos perros; son los mismos de lord Byron y Eugéne Süe, y, por último, los que han figurado en todos los albums románticos. Pero en Inglaterra han conseguido mejorar la raza hasta el más exquisito grado. Tiene su árbol genealóo ico desde cincuenta v hasta cien generaciones, pudiendo probar su nobleza con documentos en toda regla. Fi estado civil de un grey hound de buena familia merece toda clase de respetos. Además, son bonitos reúnen á un talle de avispa, un pescuezo de cisne y un hocico más afilado que el pico de un pájaro; una musculatura terrible, un pecho enorme y patas fuertes, un po: o encorvadas; los ojos aterciopelados y dulces, son de una belleza extraordinaria. En pleno campo, puestos sobre la pista de- la liebre, se vuelven locos; serían capaces de estrellarse por alcanzar su presa. Una vez en casa, no se les siente. Más silenciosos que un gato y tan flexibles como ellos, se deslizan por todos los cuartos y se echan indolentemente sobre el tapiz con aire aristocrático, y su cuello de cisne parece esperar un collar de oro con una perla, en vez del de cuero que usa para correr. Creo que después de conocer al grey honiid, no vacilarán ustedes comprenderán que es de urgente necesidad. poseer uno U- íi 1 MUEBLES MODERNOS Trazado y decoración de un hall estilo clásico alemán. Proyecto del profesor Emanuel von Seidl, de Munich. De la Modcrn Deutsch kunst dekoration