Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURINAS todas las localidades de la plaza ocupadas, y no se miente al decir que tuvo la satisfacción de escuchar muchas ovaciones justamente ganadas. Verdad es que no era una notabilidad con el estoque, aunque no hacía Toreaba de capa, hacía quites y bregaba con un conocimiento y una soltura impropios de un principiante; ponía banderillas á todos los toros y en todos los terrenos y cumplía muy bien en el resto. En sus primeros años hacía, ni más ni menos, lo que hacen todos para practicar el aprendizaje, y no hay por qué repetir, pues que no sabemos ningún hecho notable de aquella priinera etapa de su vida torera. Las primeras veces que le vimos fué de banderillero en la cuadrilla de niños sevillanos, y ya sobresalía entre los compañeros Perete, Sagasta y otros que no consiguieron pasar á la posteridad. En cuanto tuvo veinte años se declaró independiente, y comenzó con buen éxito á actuar de matador en novilladas. Durante los años 1900 y 1901 fué de los que más y mejor torearon, siendo así que cuando trató de tomar la alternativa se vio con general sa- tisfacción que diera tal paso, aunoue, por una desgracia que todos pueden tener, le sahó mal. Fue el día 15 de Septiembre de 1901; ofició de padrino Lagartijillo, y el ganado fué de Pablo Romero. En su toro primero cumplió bien; pero el sexto le dio mucho que hacer, y no tuyo la satisfacción de verle arrastrar. JJ. I pobre muchacho, que era muy pundonoroso, quiso suicidarse por sustraerse á la vergüenza de ser visto por el público. Se le anunció para otra corrida con el Litri, y aquella fiesta se susoendió. La empresa le cerró las puertas de esta plaza, donde no volvió á torear hasta el año 1903, una sola corrida económica con ganado de Antonio Guerra, acompañado de Bonarillo. Para lograr el cartel y el dinero que no podía ganar, en Madrid, hizo frecuentes viajes á Méjico y Venezuela, luchando además con gallardía en las plazas de provincias. Su salud se quebrantó mucho, y ya en 1906 no podía materialmente torear. La última corrida en que tomó parte fué la que se celebró en Valencia el día 17 de Junio de 1906, con ganado de Castellones y acompañán 1 dolé Valenciano y Tomás Alarcón. Aquel año no toreó más, y creyó encontrar alivio para el siguiente en la vida de campo; pero los progresos que había hecho en él la tuberculosis fueron tan grandes que no pudo trabajar más, y dejó de existir en Sevilla el 18 de Noviembre de 1907, cuando sólo contaba veintiocho años. DULZURAS. JUannelJlménez (Chlcaelo) papel ridículo matando; pero en todo lo demás era tan grande su dominio alrededor de los toros, que lleg- ó á ganarse á los públicos con una facilidad í ue no encuentran todos los que la buscan. Esto es cierto de toda certeza, y no hay que decir que cuando vino á las novilladas era fácil agradar, pues lo hizo á raíz de la popularidad grande de Machaquito y Lagartijo, cuando quedaban en el podeVj como jefes del cotarro noviUenl, Saleri, Vicente Pastor y otros que no se dejaban í isar. Tuvo desgracia al tomar la alternativa; lo desterró de esta plaza la empresa, y cayó tanto que, á los cuatro años de ser matador de toros, apenas pensaba nadie en él. Los frecuentes viajes á América y una pateadura que sufrió en Palma de Mallorca quebrantaron su salud y cortaron su vida á los veintiocho años, sin que lograra, á pesar de sus méritos, convertir en realidades las esperanzas que hizo concebir. Nació en Sevilla el día lo de Diciembre 4 e 1879 en el popular barrio de Triana. AVERIGUADOR TAURINO Varacorta, Caracas. -Son tres los Machios que ha habido y por eso se produce la confü. ión. Jacinto Machio recibió la alternativa en Madrid el año 1866, de manos de Cayetano