Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FIGURAS DE DOMINO C eguramente vuestro papá tendrá un dominó para jugar con los amigos, porque éste es uno de. los juegos más inocentes y más, interesantes al mismo tiempo. Bueno; pues en los ratos en que el dominó esté desocupado, puede serviros á vosotros de entretenimiento. Lo primero que se le ocurre á todo el que se ve con un domino entre las manos, es hacer un castillo. Pero esto es más difícil de lo que parece á primera vista. Hay que tener mucho cuidado con la colocación de las fichas, y aquí está la verdadera dificultad. Vamos á hacer una especié de castillo, tal como aparece en la figura I. es decir, sosteniendo con una todas las fiéhas del dominó. Para ello se colocan tres fichas de pie, y sobre ellas Una en sentido horizontal, con la: parte d e 1 marfil hacia arriba. En cada extremo de ésta se ponen otras dos, unidas por la parte posterior. Y así se continúa, en la forma de que da perfecta idea la figura. Cuándo ya tiene el castillo la suficiente solidez, es decir, cuando ya están colocadas todas las fichas, se retiran con mucho cuidado las dos laterales de la base y se ponen como remate del edificio. Entonces queda sólo la de en medio, la cual sostiene á todas las demás, que era lo que nos habíamos propuesto. Hay que retirar las dos fichas citadas con mucho cuidadito pues Figura i. a gs gl momento culminante. de la construcción. Si no andamos con cuidado, se vendrá abajo en ti instante todo el edificio. Toda precaución es poca para construirlo, y por eso mismo t. juego resulta muy entretenido, y al terminarlo se siente una verdadera satisfacción. -36- iTampoco es tan fácil como pareCe coiocar todas las fichas del dominó para que resulten las figuras 2? -y 3. Es preciso también tener mucho cuidado para que no se rompa el equilibrio, que es el único secreto de la colocación. 1 V ttUXi tlT w r r r T 1 f 1 Vi 1 t 1 ua IM Vi I 1 F i g u r a 2. a Tan claras resultan estas figuras que no e preciso explicarlas minuciosamente. Vamos, no obstante, á decir cómo deben empezarse, á fin de facilitar su construcción. Para hacer la figura a. deben tomarse tres fichas; por ejemplo: el tres blanca, el dos blanca el as doble, y colocarlas en la forma que marca el dibujo. En seguida se coloca el cuatro blanca, luego la blanca doble y después el as blanca, que de esta manera quedará bien sostenido. Sígase esta forma hasta colocarlas todas, y será más fácil y menos expuesto á un derrumbamiento, que haría preciso comenzar de nuevo. Lo mismo decimos jjara formar la figura Z- Coloqúense las tres primeras fichas de abajo, luego el cuatro blanca y la blanca doble y en seguida el as blanca, que se encontrará apoyado por las dos anteriores. Y siguiendo así hasta el final, la construcción será menos peHgrosa ¡Conque ya lo sabéis! ¡Mucho cuidado! O, como dice la gentes i despacito y buena letra! Una advertencia importante: no es preciso casar las fichas; puede tomarse cualquiera de ellas indistintamente para irlas colocando en! a forma que hemos indicado. F i g u r a 3. a Probad y os convenceréis de que estos juegos resultan muy entretenidos, muy interesantes y, por. serlo, muy á propósito para pasar el rato. Que es el úi -o fin de todos los juegos. 37-