Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TOSTÓ NOTAS TAURINAS HISTORIAS NOVELESCAS UNA HAZAÑA DE MANUEL. DOMÍNGUEZ A quel famoso torero, que. se llamó f Manuel Domínguez, y que tantas pruebas dio de valor para con las fieras y para, con los hombres, tiene en la historia de su vida una esce- na que más parece soñada que viví- Fué durante la feria de Sevilla, á mediados del siglo pasado: el año 1856, para concretar más. Estaba allí entonces el Rey de Portugal, y en obsequio suyo y de su séquito se organizó una fiesta en Tablada, donde Manuel Domínguez había de lazar un toro á la americana. E r a e l programa sobradamente atractivo para que no atrajera extraordinaria cantidad d e público. Aquel día no quedó apenas un sevillano que no se ataviara con sus Para empezarla se esperaba sólo la llegada del Rey de Portugal y de los duques de Montpensier; no tardaron en presentarse en sus magníficos carruajes. A r lado de ellos, y ricamente vestido, iba el valiente diestro, jinete en un caballo castaño muy brioso. Colocáronse los carruajes en grupo, ocuparon los caballeros el sitio que se les indicó y dio comienzo la fiesta, para la cual estaba preparado un toro bravo y de preciosa estampa. A fi 1 y i pv f Í ái t da. Ella le valió tal vez las más efusivas felicitaciones que recibiera en su vida de lidiador, y le proporcionó ocasión tal de lucirse ante un concurso distinguido, que ni servida á medida del deseo. galas más pintorescas para ir á Tablada; los mejores jinetes sevillanos lucían sus habilidades por aquel campo, y todos los coches de la capital se emplearon en llevar invitados á la fiesta. Acosada la res, se dirigió como una exhalación hacia los coches, seguida al galope por Manuel Domínguez, que llevaba en la diestra el lazocorredizo. Tan rápidamente llegaba el toro