Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mesA Küjmif URín 5 mAí iE. AH ¿CbüTA CARl ATUR 5 g. C irTf- -ADVERTENCIA Terminadas ya en nuestros talleres las lujosas y artísticas tapas en tela con planchas de oro para la encuademación del tomo de BLANCO X NEGRO correspondiente al año 1910. in que no se le caía la pipa de los labios, y, sin embargo, llegó á cumplir ciento cuatro años. En lo que parecen estar de acuerdo todas las biografías de los centenarios es en que ninguno se excedió ni en la comida ni en la bebida. Un centenario inglés llamado Parr murió á los ciento cincuenta y dos años por comer un día con exceso en la mesa del Rey, Carlos I I Según algunas autoridades, los casados viven más que los solteros, y en nuestro tiempo han aumentado las probabilidades de pasar de setenta años; pero, en cambio, han disminuído las de vivir más de ochenta. COGPDOR ECONÓMICO desde el mes corriente podrán adquirirse al módico precio de 1,50 pesetas en Madrid y 1,75 para el resto de España y el extranjero (en este precio está incluido el embalaje, franqueo y certificado) dirigiendo los pedidos á nuestra Administración, Serrano, 55, Madrid. Los pedidos de provincias y extranjero deben venir acompañados de su importe en libranzas, cheques á la vista u otro giro análogo. También tenemos existencia de tapa s para encuadernar las colecciones de BLANCO y NEGRO de años ante- riores. VERDADES Y MENTIRAS EL MISTERIO DE LA LONGEVIDAD uántas cosas que por rotas ó es tropeadas se consideran inútiles y se tiran pueden ser aprovechadas! El que atendiera á utilizarlo todo podría conseguir grandes economías, cuya lista no cabría seguramente en un número de BLANCO y NEGRO. de invención por un aparato para conservar caliente la vajilla en la mesa. El príncipe Enrique de Prusia tiene patente por un sistema para conservar limpios los cristales de los automóviles. El Rey de Bulgaria es un experto maquinista y conduce la locomotora de su tren real. El príncipe heredero de Alemania sabe el oficio de platero y trabaja muy bien en metales finos. Él principe Joachim se dedica á la herrería; el príncipe Federico Segismundo es un buen carpintero, y su hermano tiene gran afición á la cerrajería. El Emperador Guillermo de Alemani a escribe versos y dramas, pinta, cría ganado, entiende mucho de jardinería y posee una fábrica de cerámica. El príncipe Eugenio de Suecia es paisajista; la archiduquesa María Teresa de Austria se dedica á la música, la duquesa de Argyle es escultora y el difunto Rey Eduardo de Inglaterra era un ganadero muy entendido. El ex Sultán de Turquía Abdul Hamid es un buen carpintero. PARA LAS ALFOMB AS t j oger Bacon opinaba que el hom bre viviría mil años si supiese economizar su provisión de fuerza vital, y el célebre fisiólogo Flourens dedujo del estudio de los centros nerviosos que la vida debía prolongarse más de lo que se prolonga. El escocés Samit Mungo y el húngaro Pedro Czarten llegaron á cumplir ciento ochenta y cmco años de edad, y aunque no tan notables, abundan más de lo que se cree los casos de longevidad. Las costumbres de las personas que han alcanzado una edad muy avanzada arrojan poca luz sobre las causas de la longevidad, y muchas veces son contradictorias. Francisco Mong, que murió en Smirna á la edad de ciento catorce años, no bebía más que agua de escorzonera. Juan Outrego, fallecido en Galicia á los ciento cuarenta y siete años, casi no se Cimentaba más gue con pan de maíz. Legier. muerto a los ciento sitíg años, anduvo siempre descalzo; Maulmy, que cumplió ciento diez y nueve años, era vegetariano y no bebía más que agua. De este centenario se cuenta que jamás se enfadó ni se puso de mal humor en su larga existencia. A los que abominan del tabaco se 1? puede recordar el caso de Fávrot, Hablemos hoy de uno de esos aprovechamientos, que viene á ser el huevo de Colón. Los botes de hoja de lata en los cuales se conservan el azúcar, la harina, determinadas conservas, pueden convertirse en cogedores fácilmente, dándoles un corte como indica una de las adjuntas figuras, con unas tijeras bien afiladas. El bote queda en disposición de ser utilizado, y aun puede perfeccionarse añadiéndole un njango. ARTFS Y OFICIOS DE PRINCIPES A a desechándose cada vez más ía costumbre de fijar las alfombras al piso de las habitaciones por medio de fuertes clavos. Este sistema es un obstáculo para la limpieza que exige la higiene y además estropea ¡as alfombras rápidamente. Claro está que- js referimos las alfombras buenas. Pero también el tenerlas sueltas ofrece inconvenientes, y no es el menor el de que se levantan por los bordes, y es fácil tropezar en ellas si no se anda con cuidado. I a mayor parte de los príncipes reinantes saben: un oficio ó se dedican á alguna rama del arte ó de la ciencia. El duque Carlos Teodoro de Baviera, jefe de la familia Witlelsbach es un oculista notable. La ex Reina Amelia de Portugal dedica sus ratos libres al estudio de la tuberculosis. La condesa Lonyay, hija del difunto Rey Leopoldo, posee privilegio Para evitar esto se ribetean las alfombras en la forma que indica la figura, con un trozo de alfombra ó género grueso cuyo color y tejido se acomoden á aquella, y que se dobla de modo que forme una tira estrecha, que se cose como indica la línea de puntos señalada cor. una B en la figura.