Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURINAS í s: se más fino, corto y brillante. Después, y como medio de poner las rases en condiciones de buena vista y gordura, viene empleándose las habas molidas. E s t e sistema último, exagerado, porque el toro en libertad no admite esa educación de ponerle mesa para que coma y se nutra, ha dado por consecuencia un vicio de la sangre, que de brava se convierte en pacífica y mansa, lo que unido á que las tientas son juergas y no un examen riguroso, dan por resultado el que por aumentar el número de yacas y que éstas e n s u s pariciones sucesivas acrezcan el contingente de machos, ya no se repare en las pruebas; todo becerra ó macho es útil, dan dinero y, por consiguiente, el negocio merc a n t í l v a bien. Si pues no hay una selección provechosa al mérito y celebridad de una ganadería; si pues no se busca el refinamiento de la casta brava; persiguiendo el fin primordial de la fiereza en sus aspectos de resistencia y ligereza, ¿qué van á ver los aficionados de ahora? ¿Cómo veremos esas corridas antiguas, esas lidias de toros que constituían una tarde pasada en loco regocijo, aplaudiendo incesantemente la terrible ferocidad del toro, la gracia y maestría junto con el valor artístico que demostraban los toreros para burlarle con suertes de valioso mérito? H e ahí la diferencia. H e ahí por qué ensalzar aquel tiempo en que no había mentira. Se decía al público: Vas á ver una corrida de toros que tienen cinco, seis y siete años y proceden de sangre brava verdad, como lo acredita el renombre que tiene adquirido su propietario en cuantas plazas los na dado á lidiar. Y aquel público de entonces y aquellos inteligentes iban con la satisfacción y el deseo pintadas en él rostro y siempre veían toros b r a v o s que dejaban máteriíi para hablar en mucho tiempo de tal corrida. La fiesta tenía ese atractivo de que hoy carece. Los buenos lidiadores también habían justificado realmente, positivamente, el mérito, que era la base de su popularidad y maestría reconocida en toda España. A esos incrédulos que no admiten que se ensalcen los toros de aquellos tiempos, voy á ofrecerles, como, ejemplo, el siguiente relato tomado de El Porvenir, de Sevilla, diario que coleccionado existe en el Archivo del Ayuntamiento. Puede comprobarse la cita viendo el número 2.133, fecha del 5 de Septiembre d e l a ñ o 1354. Dice así: TOROS EN BILBAO. -Lista de los actuales que, jóvenes también y preque adoptó el apodo de José Delsuntuosos y soberbios por añadidura, gado. dicen y propalan ló que á su particuDesapareció de España al año siguiente, y trabajó en Méjico á las. lar interés les conviene, para hacer ver que ellos son más que los diestros otdenes de Ponciano Díaz. antiguos y que lidian toros bravísiLuego alternó con los más prestimos, de gran corpulencia y edad resgiosos diestros, entre los que toreapetabilísima, mentira absoluta, menban en aquellas tierras, y fué dutira que subleva el ánimo de los que rante tres ó cuatro temporadas uno de los toreros favoritos de aquello? ya viejos aficionados conocen el pasado y el. presente. públicos. En 1891 fué al- Perú, y también Y pongo ejemplos que nadie, lo reto allí ganó muy buen cartel debido á á discusión, con pruebas, se atreverá su pundonor y valentía. á afirmar lo contrario si no quiere Cuando vino á España, en 1892, ponerse en ridículo. tenía un buen nombre, conquistado Las ganaderías todas, no excluyo á través de los mares, que no deni á la más famosa de estos tiempos, fraudó al presentarse ante estos púpuede igualar al estado en que se hablicos; -Se presentó en Madrid el 29 llaban sus ascendientes, á sus progede Junio de dicho año, y tal sería nitores. Los dueños eran hombres de el éxito, que aquella temporada fué su época V se atemperaban al condún uno de los que más trabajaron. sentir y á, una emulación que ahora Desde entonces hasta que. tomó la no sirve para nada. Las competencias alternativa, cinco años después, es. han terminado, lo esencial es vender tuvo colocado entre los mejdreS tííS, mitcho, y de esa manera dé pensar: ha tádores de novillos, y el 2 de Ocresultado él mercantilismo, como no tubre de 1897 le fué conferida la, alpodía menos de ocurrir, ya que todo ternativa por Luis Mazzantini en, se ha convertido en negocio y riegola plaza de Madrid. cid escandaloso. Cuatro años antes tomó la alterPuede decirse- en tesis general, que nativa en Toledo de manos de C Mdesde el año de 1874 empezó á decre rrito, pero volvió á ser novilkro c e r í a bravura del ganado de lidia por después. el aumento de plazas y la consiguien Los primeros años de m atador de te mayor saca que hacían las empretoros defendió con mucha dignidad sas, repitiéndose el número de corriun puesto en la segunda fila, y, desdas en todas ellas, ya que las ferias y de hace tres ó cuatro años torea facilidades que daban los ferrocarriya muy poco, pues no es ningún les aumentaba la concurrencia á los niñOj y son muchos los que han yeespectáculos de toros y novillos. ¿Qué nido detrás haciendo la renovación había de suceder ante tal vértigo? constante. Sólo dos panaderías en España, y es Muy amante de su familia, ha ayuun ejemplo, vendían como cosa exdado mucho á sus hermanos Eduartraordinaria toros á CINCO MIL REALES. do, Simón, Luis y Benito, qué se deMe refiero al señor duque de Veragua licaron al toreo después que él, y y al señor marqués del Saltillo, ya 03 tres primeros aún peirsisten. finados. Los demás ganaderos, el que Tuvo muchas cogidas graves en más, contentábase con vender sus toMéjiCQ, Lima y Esnaña, que nc ros á CUATRO MIL REALES, dándose por imenguaron sus grandes facultades muy bien satisfechos y bien pagados xi s a valor. en ese precio, y conste que esos ganaDULZURAS deros tenían gran cartel y conveníanse á dar facilidades á los empresarios -bajando los precios si las plazas no estaban conceptuadas de primer orden j Q U É TOROS; ¿EH? y tomar en cuenta que las pequeñas ó Apuntes dedicados al In menores capacidades eran obstáculos fatigaWe escritor taurino, razonables para hacer elevados premuy celebrado y- conocido supuestos, razones también atendidas por Dulsuras. por los espadas, porque si no era im! a novel afición á toros, la que no posible que por entonces pudiese tra há visto más que él presente mpbajar el mejor sesenta corridas. nento de la hispana fiesta taurómaYo recuerdo que entonces fué ideaca, no puede comprender ni admitir do el medio de proveer á la mejor o que v i e j o s aficionados vieron. presentación del ganado, dando á los toréelo ficción, hipérbole, bulo, en una toros, con un mes de anticipación á palabra. Han venido muy tarde todos la lidia, piensos de paja y trigo, echar 3 sqs jóvenes que se dedican á reseñar los al verde para que fuesen despunlas hdes taurinas, y como ni de éste tando la cebada y reservando tam- li del otro ganadero ven esas corribien para estos casos los cerrados, das verdaderamente fenomenales á donde la hierba se- hallaba más fresca giie Jhacen referencias viejas cróniy crecida; todo ello al fin único de cas, jjérsistenén su manía de absoluengordarlos mejor y que estuviesen ta incredulidad, avudándóles á persispelechados en absoluto y su pelo fuetir eií su negación hasta los toreros nombres, señas y ganaderías de los que se lidiaron en la plaza de Abando el día 23 de Agosto de i $54 Ganadería de Concha y, Sierra. Prueba, á las diez y media.