Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
uRín 5 mAi L 5 JOC X A P A S PARA LA ENCUA DERNACl N DEL TOMO DE BLANCO Y NEGRO DEL AÑO iQio. P ara recibir gratuitamen. te dichas tapas es indispensable haber sido suscriptor todo el año de 1910 ó completar los doce nieses en 1911, con. forme anunciamos en el número 995, correspondiente al día i. de Junio últinioLos suscriptores de Madrid presentarán el recibo de suscripción en nuestras oficinas, Serrano, 55, de una á seis de la tarde, todos los días laborables, para recoger 1 a s citadas tapas. Los de provincias remitirán. en la carta de pedido una faja con la que reciben e 1 periódico, acompañando además 25 céntimos para el seguro certificado del envío. Las tapas se remitirán á provincias y se entregarán en nuestras oficinas de Madrid durante los meses de Enero y Febrero de i g i i pero los pedidos deberán estar en nuestro poder antes del 31 de Enero, pues pasada esta fecha se considerará caducado el derecho á recibir las tapas gratis, excepción hecha de los suscriptores del extranjero, que se admitirán hasta el 31 de Marzo de 1911. en la construcción del Europa pesan 140.000 toneladas, y e n los nueve puentes del buque se emplearán dos millones de pies de ma. 4 era, siendo capaz de conducir 4.250 pasajeros. El buque tendrá un salón de gimnasio, un salón para juego de bolos, un tanque de natación, baños turcos y rusos, un jardín, una tienda de ropa, un restaurant, comedores privados para los pasajeros que deseen ese privilegio, teléfonos, elevadores y todas las ventajas que pueden disfrutarse en el mejor hotel del mundo. El anuncio de la construcción de ese buque ha sido una sorpresa para las demás Compañías, pues todas convienen en que se pasará niucho tiempo antes de que Se pueda p e n s a r e n construir otro buque mayor que el Europa. PERCHA DP BOLSILLO brazo horizoatal de la percha puede soportar el peso de un abrigo. El gancho inferior tiene menos resistencia, aunque sí la bastante para sostener un soiñbrero. VICTIMA DE LA CIENCIA AA uchas veces se encuentra uno en sitios que carecen de perchas donde pueda dejarse momentáneamente el abrigo y el sombrero. Las dificultades que esto supone se obvian fácilmente poseyendo el útil objeto p 1 doctor J. Hequembourg acaba de morir en él hospital de San José, en Chicago, en circunstancias tan dramáticas que harás q u e su nombre se inscriba entre los que figuran como víctimas de sa deber, profesional. El doctor Hequembourg padecía de una. afección cardíaca, y se sentía mal cuando fué llamado para examinar á un individuo, el cual estaba tan grave que se hacía indispensable someterlo sin pérdida de tiempo á una delicada operación de cirugía. El doctor no vaciló y procedió inmediatamente á realizar m operación, que duró tres horas, y aunque los demás médicos le suplicaroá que entregara la cuchilla á otro de sus colegas, declaró que su deber era tertííiriar la operación. Cuando acabó de coser fe herida, dijo: Ya terminé, se salvará. Levantó los brazos en alto f cayó al suelo muerto. Los dernás médicos declaran que si no hubiera trabajado mientras padecía el ataque cardíaco que ió mató, hubiera Vivido largó tiempo. L CUM- BAE VERDADES Y MENTIRAS N U F V O COLOSO D F L MAR I a Compa, ñía hamburguesa acaba de sorprender á sus rivales en el servicio transatlántico al colocar la quilla del buque más gigantesco que hasta ahora se haya intentado construir. Mientras las Compañías de Cunard y de la White Star llamaban la atención pública con los inmensos transatlánticos q u e están construyendo, los cuales relegan á segundo termino al Mauretania y al Lusttania, los teutones no perdían el tiempo, y acaba de colocarse en Hamburgó la quilla del Europa, vapor de 70.000 toneladas, lo que se considera hoy como límite para las construcciones navales, dado que existen muy pocos puertos donde un buque de esas condiciones pueda entrar. Los materiales que se emplearán on este extraño nombre, que quie re decir retrocede se designa un juguete nuevo, especialmente destinado á los niños de corta edad. Sabido es cuánto agrada á éstos echar á rodar pelotas, naranjas r toda clase de objetos esféricos. Les distrae verlos correr, pero el acompañante del niño ya no se distrae tanto, pues se vé obligado á ir en busca del juguete cada vez que el niño l o tira. que vamos á describir y que por sus condiciones puede llevarse en el bol- sillo sin molestia alguna. Cuando está doblado ocupa muy poco sitio; cuando está abierto deja ver una punta acerada, P, como la de las chinches de dibujo, que se puede clavar sin esfuerzo en el marco de uria puerta ó en tina pared, después de lo cual, el El cumrhac vuelve solo srt gunto de partida merced á un sencillísimo mecanismo, para cuya, mejor explicacióp insertamos el adjunto grabado. Cófflo se ve, el juguete es un cúeirpo cilínr drico; en su interior, y s a e t a s á am-