Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA REVUELTA M C A GENTE I R E N G L O N E S C O R T O S UH ierto caballero, noble como un rey, pero tan pobre como el mismo Job, llegó de noche á una hostería y llamó á la puerta repetidas veces. ¿Q u i e n va? -le respondieron desde la ventana. -Don Juan Pedro de Souza Villa Nova Pereira de Vasconcellos, conde de Malafra, caballero de Alcántara... ¡Basta, basta... ¡No hay aquí posada para tanta gente! LA DIVISORIA EN PASCUAS ¡Cómo está mi bolsillo, Dios soberano! Le han dejado las Pascnn tan mustio y flaco, que no le encuentro, aunque le busco á veces en mi chaleco. Se han llevado las Berras que en él guardaba, cuantos me han deseado felices Pascuas. ¿Conque felices, y luego nos despluman? ¡Hay que reírse! Yo, que llené de coplas muchas cuartillas, para cuantos las Pascuas nos felicitan, pensaba verme libre de peticiones mas... ¡que si quieres! De modo que resulto, por mi desdicha, cómplice en los sablazos y además víctima. i Bien lo merezco por no vender lentejas y escribir versos! A cuantos individuos coplas les hice, los he visto ir con ellas luego á pedirme. ¡Oh, mundo amargo! ¡Aquel que á hierro mata... muere á sablazos! i Y yo que me reía cuando mis coplas apuntaban al bolso de otras personas! Eso se llama salirle á uno el disparo por la culata! JosE RODAO. Canciones remotas, por A d o l f o Aponte. Primer libro de versos de un poeta joven que alcanzará justo renombre, á juzgar por esta prueba. Hay en sus poesías ingenuidad, delicadeza y sentimiento es decir, las principales virtudes de la musa. CONOCIMIENTOS ÚTILES LA SUAVIDAD DEL CUTIS p n un círculo de artistas jóvenes, donde se discute lo divino y- lo humano. -Después de todo- -dice uno de ellos, ¿qué hay entre la risa y las lágrimas? -La n a r i z- -contesta otro muy serio. ANTIGÜEDADES 1 a harina de avena es una de las mejores cosas para suavizar el agua. Por eso debe tenerse siempre en el lavabo un tarro con harina de esta clase, para echar en el agua una cucharadita al tiempo de lavarse. De este modo el cutis se conserva muy suave. PARA PEGAR DE CHUCHO ü ntre dos amigos, hablando de otro ausente: ¿Sabes que se casa Gustavo? -Sí, ya lo sé... Y también que la familia de su novia es muy buena y muy antigua. ¿Muy antigua? -Sí... El padre tiene noventa años y la madre ochenta y siete. U N GRAMÁTICO C e emplea un cemento que da exce lente resultado. Fúndase gutapercha y a s f a l t o y apliqúese la mezcla en caliente, conservando sólidamente en contacto las superficies que se desee unir, hasta su completo enfriamiento. IIMPIEZA DE LOS CUELLOS DE ENCaJE 1 I n maestro de escuela, gran defen sor de la gramática y de la propiedad del lenguaje sobre todo, decía una vez á su mujer: ¿Podrás creer que he perdido los tirantes? ¡Es singular! -contestó ella. -No; es plural. PENSAMIENTOS Los potros más indómitos y feroces, son al fin los mejores caballos cuando están domados y adiestrados. TEMISTOCLES. I- I emos dado algunas recetas para este objeto, pero todas son pocas si cumplen su misión. Esta es una de las más sencillas. Se espolvorean los encajes con ácido bórico en cantidad abundante, y se dejan enrollados unos cuantos días, transcurridos los cuales se sacude el ácido y las manchas habrán desapa recido. CONSERVACIÓN DE L A S ZANAHORIAS El único medio de borrar una injuria es olvidarla. SOLÓN. BIBLIOGRAFÍA Canciones de Nochebuena de feúchos peregrinos ingenios. El ilustre poeta Carlos Fernández Shaw ha reunido bajo este título algunas poesías antiguas y- modernas de los mejores autores, dedicadas á esa fiesta tan tierna y encantadora. La selección está bien hecha, y así este cancionero resulta delicioso y muy ameno. Tendrá seguramente un gran éxito. Un gran artista, por SSL Es un libro curioso é interesante, cuya lectura recomendamos. El artis ta es el insigne Monasterio, y en estas páginas, escritas con calor, aparece aquella gran figura en todo el fulgor de su vida y de su genio. La envidia es tan inseparable del mérito como la sombra del cuerpo que la proyecta. CONDE DE SEGUR. La coquetería envejece, porque sus ardides se parecen á la experiencia. MAD. DE GENLIS. D ecójanse poco antes de que sobre vengan las heladas y entiérrense de nuevo en arena hasta que renazcan las hojas, cuidando de ordenarlas unas después de otras en uii plano inclinado. Fórmese en seguida o t r a capa, y prosígase de esta manera hasta que todo quede bien dispuesto. De este modo se conservarán frescas las zanahorias, que después se cogerán á discreción, sin atender á sacar más pronto de una parte que de otra. PARA QUITAR LAS M A N CHAS DEL PAÑO La prosperidad pasada es lo que da á la desgracia su principal amargura. AZAIS. lejía fría y mézclese un T ómese de heces de vino y de tierra poco arcillosa; mójese con está ción el sitio manchado y se que el paño queda limpio. lávese este con agua clara secar al sol. composiobservará Entonces y hágase Sólo es propio de un gran sabio decidir quién es el hombre sabio. CICERÓN.