Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fflESA RLVVJELTA RENGLONES CORTOS EL AÑO Y LA POÉTICA El año es un cuarteto de wagnerianos sones, un cuarteto ingenioso en que los versos son las estaciones. Primavera: en el cáliz de las flores del rocío las gotas de cristal cual perfumadas lágrimas titilan. Eso es la primavera, un madrigal. Verano: canta el río y la cigarra, los arroyos y fuentes; el sol quema. Oro, espigas, amor, luz y colores. El verano es un poema. Otoño: de los árboles las hojas se desprenden con lúgubre poesía como de un corazón las ilusiones. Otoño es un responso, una elegía. Invierno: albo sudario cubre el monte, sigue el lobo las huellas del pastor. Invierno es un macabro epitafio en la tumba del amor. JUAN LOS YfiRNOS GUARDIOLA (Petr lQo Qon Hlpofosfltos de Gal y Sosa CURA ozena (fetidez aliento) especialista D. Alfredo Gallego. Su tratamiento es el único que hace desaparecer por completo tan repugnante enfermedad, causa frecuente de divorcio. Patente 198. Paseo Recoletos, 31. 1 A todos los niños les gusta en extremo la Emulsión Angier y además sonsuscep tibies en alto grado á su efecto calmante j tónico. Les liace comer con más apetito, digerir mejor, dormir mejor y ganar rápidamente en carnes, fuerzas y color. La Emulsión Angier no tiene igual para la tos y ias afecciones pulmonares, la anemia, la escrófula, la raquitis, y todas las enferimedades consuntivas. Niños Débiles. -Voy á comprar ese sombrero. -Qué, ¿no quieres verle la cara á tu mujer? -No es para ella, es para su mamá. UN CEPILLO CONOCIMIENTOS UTJLES RECETAS SUELTAS 1 a escena en un bazar. -Demé usted un cepillo para la cabeza- -dice un sujeto al dependiente. ¿Es para usted? -Sí, señor. El dependiente, observando que el comprador es calvo, le entrega un cepillo de dientes. LA COLABORACIÓN C e habla de la colaboración entre autores dramáticos. -Es cosa que no me explico- -dice un crítico. -PueSjCS una cosa que tiene gran ventaja. Cuando dos poetas escriben una obra, si resulta mala, siempre es del otro. p r 1 aroma del caté se mejora notable mente mezclándolo al tostarlo con unos cuantos clavos de especia. Para avivar una lumbre medio apagada se espolvorean los carbones con un poco de azúcar. Las sillerías tapizadas- se limpian frotándolas con una franela y salvado caliente. Las camas doradas se conservan relucientes dándolas de vez en cuando un, poco de aceite y pulimentándolas después con una gamuza seca. Las manzanas se conservan frescas más de quince días guardándolas en cajas de hoja de lata. El jabón debe guardarse en sitio seco antes de usarlo, si se quiere que dure mucho. CONTRA LAS M A N C H A S DE T I N T A Codo, 4 de Julio dé 1909 (Prov. de 2 arafí 02 a) Muy Señores mios: Tengo la satisfacción de L manifestarles que me ha dado sorprendentes 1 resultados la Emulsión, Angier en una niña d 1 diez años de edad llamada Natividad Bello, d e l Belchite, la cual venia padeciendo de anemiaVl muy acentuada. Dicha preparación, la Iia l tomado con gusto; su estómago débil la soport i i muy bien, sintiéndose una mejora en su estada general después de haber tomado cinco frascos pudiendo asegurarles que su casi cortfpleío restablecimiento se debe exclusivamente al empleo de la Emulsión Angier, pues no faa tomado ningiín otro medicamento. Seguiré recetando en todos cuantos casos sea necesario dicho preparado. (Firmado! ROMÁN TORRES CMé dico- Ciruj 3 Xio Os venta e todas las farmacias y drogueriac. Agentes exclusivos para España: Certificado da un Facuitativo- Sres. Poye y Giménez, Calle Gerona, 4, pral, Barcelonstij J AN IER CHSMICAL GO. Londres, Inglaterra. ANÉCDOTA LOS BOLSILLOS CREME POL. YOS JABÓN MARAVILLOSOS PABA LA I I a primera vez que M. de Corbíérft fué admitido á trabajar con el rey Luis XVIII, aquel ministro, poco avezado á la etiqueta, fué colocando sobre el real bufete su estuche de anteojos, su tabaquera, su pañuelo y su cartera. El rey, que le observaba, le dijo en tono malicioso: -Parece que vaciáis vuestros bolsillos. -Señor- -contestó Corbiére s i n desconcertarse, ¿preferiría Vuestra Majestad que me los llenase? P ara quitar las manchas de tinta en la ropa blanca sin usar sales de limón, se humedecen las manchas con leche, después se cubren con sal común y antes de lavar la tela se frota con una raja deílimón. También pueden frotarse las manchas con una disolución de ácido oxálico, en la proporción de una cucharada pequeña para una copa de agua caliente. A veces, el ácido oxálico deja una mancha rojiza. En este caso debe aplicarse una solución débil de cloruro de cal, lavando las prendas á un mismo tiempo. Toiletterostro de las I díariál Preservan el Mares J. SIHON, 59, Fanb. St- Martin, PAias Rechazar las falsificaciones influencias del Frío, dell Sol y del aire del Mar, I Blanquean y suavizan divi- l ñámente el Cutis Preciados, 2 0 LA FUNERARIA, Teiéf. 225. No perteifece a! Trust Funerario.