Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mES A RLUUELTA URín 5! bAbE 5 AHLXhüTA C: AR 1 ATURA 5 f C ac no contenían más piezas que las que se veían encima. También fué ingenioso el sistema empleado por una casa de banca de Buenos Aires. Se produjo cierto pánico entre los que tenían fondos eii sus cajas, y empezaron á acudir á retirarlos para depositarlos en su mayoría en otro Banco de la acera de enfrente. El Banco que inspiraba desconfianza fué pagando á todo el mundo religiosamente, y su crédito se afirmó de nuevo; pero los imponentes no sabían que este Banco y el de la acera de enfrente estaban de acuerdo, y que el dinero que dejaban en un establecimiento pasaba inmediatamente, p o r una galería subterránea, al Banco de donde acababan de retirarlo. SILLA TRANSFORMABLE in VERDADES Y MENTIRAS COMPÁS DE BRAZO TRIPODF 1 os compases vulgares ofrecen el inconveniente de agujerear las superficies sobre las cuales se dibuja en el centro de los círculos ó arcos que se traza. Cuando se les emplea en superficies verticales, como, por ejemplo, encerados, el perjuicio es mayor, porqae para fijar el brazo central hay que clavarlo profundamente. rápidamente y no requieren esfuerzo, pues basta para realizarlas bajar ó subir algunas piezas del mueble. Este es útil, sobre todo, para los que disponen de poco espacio y de escaso mobiliario. El constructor afirma que su silla transformable es solidísima en todas sus aplicaciones. COMO NOS OYE EL PRÓJIMO 1 J n ebanista francés ha ideado un mueble de múltiples aplicaciones, sobre todo, para los artistas. Como se ve en los grabados que acompañan á estas líneas, puede utilizarse come Para remediar esto, un constructor alemas ha construido un compás, cuyo brazo fijo no se clava en el papel, sino que su extremo queda á medio tnilimetro de distancia de la superficie receptora de modo que se le puede hacer coincidir fácilmente Con un paíito marcado previamente. A dichas puntas va unido un trípode (véase eí grabado) cuyas superficies de apoyo están reticuladas como las limas; y que constituyen un medio de sujeoÉiH suficiente. El trípode tiene una articulación rotativa en su unión con el brazo del compás, Ib cual facilita grandemente el manejo de éste. ARTIMAÑAS DE BANQUEROS N ú m 1. N ü m 2. N i i m asiento (núm. i) como caballete de campo (núm. 2) como escalerilla (número 3) como atril (núm. 4) y como Ple todas las arídmañas de que se han valido los banqueros para inspirar confianza y ganar tiempo en épocas de crisis en sus negocios, quizá no hayaininguna tan original como la de an financiero alemán, que, para evítar ue entrase el público en su establecimiento bancario á retirar los fondos depositados, mandó pintar las puertas y paredes, é hizo instalar tal serk fc andamiajes, que era imposible Segar á la caja sin recibir un golpe ó estropearse el traje. Ua banquero inglés evitó una quiebra foniendo en los escaparates una gran cantidad de cartuchos de monedas de oro, que al parecer estaban repletas de dinero, -pero que en realidad p o r paradójico que parezca, la persona á quien menos conoce cada cual es á sí mismo. No podemos vernos como nos ven los demás, ni oímos nuestra voz como la oye el resto del mundo. Como prueba de esto último pueden citarse algunos experimentos realizados por el doctor Laloy. Si una persona recoge en un disco de grafófono varias frases pronunciadas por ella misma, en unión de otras pronunciadas p o r varios amigos, y hace que el aparato las reproduzca, generalmente reconoce la voz de sus amigos, pero la suya no. Este hecho prueba que la voz suena de un modo diferente para el que la pronuncia y para el que la oye. La diferencia se debe á la calidad de tono. Un individuo oye su voz no sólo á través del aire, como los que le escuchan, sino á través de las partes sólidas situadas entre los órganos de la voz y los del oído, por lo caaí el sonido adquiere un timbre diferewte. Cójase entre los dientes el extremo de una vara de madera, y proa iciese una vocal continuamente, mieotraí que el otro extremo de la vara lo coge y lo suelta alternativamente, también con los dientes, otra persona, tapándose al mismo, tiempo los oídos. Ei oyente observará que cada vez que coge la vara con los dientes el sonidí) es más fuerte que cuando llega al oído á través del aire, y que tiene diferente timbre. El paso de un sonido por un cuerpo sólido aumenta su intensidad y modifica su calidad. CHISTES UNA EXCEPCIÓN N ú m 6. caballete de estudio, para trabajar sentado ó de pie (núms. y 6) Las transformaciones se verifican p e p i t o que es un chico muy aplicado; no quiere tener ninguna duda sobre las diferentes cosas que le en el colegio. Un día le pregunta á su papá: ¿Es verdad que la unión constituye la fuerza? -Indudablemente.