Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mmudER mm n soy yo... Si no acierto, será porque su modestia es muy perfecta; pero desde luego uno mi voto al de los que, como yo, opinan que la mujer española tiene mucho chic. co, llena de capas muy finas de algodón en rama, dispuestas en forma que resulte un conjunto sólido. El aire caliente pasa á través del algodón, dejando todas las impurezas de que está impregnado. Durante el invierno bastará con cambiar el algodón dos veces solamente. Esto viene á ser algo parecido á la invención, tan conocida de los fumadores, para absorber la nicotina. a época de los regalos se aproxima, v es ijreciso ir pensando en elegir chucherías para las personas á quien por cariño ó por compromiso debemos obsequiar el día orimero de! año. Los bolsillos con cordones muy largos son la última palabra de la moda. Se hacen de terciopelo, pero los más originales y nuevos son de liberty, cubiertos con un bordado de soutachc muy unido y con una guarnición de piel, igual á la del manguito, y echarpe todo alrededor. Para quitar importancia al regalo, puede llenarse de bombones ó enviarlo en una bandeja entreabierta, con un ramo de violetas dentro. p 1 uso, en contraposición de lo que la higiene aconseja, ha hecho que aun en los días más fríos se salga á pie con zapato escotado. Un fabricante inglés que conoce sus intereses, ha hecho unas medias preciosas en todos los colores de moda, que por su tejido finísimo y por su brillo parecen de seda y son de lana. De seguro que tendrán excelente acogida, porque, sin parecerlo, abrigan mucho. I I a calefacción es el asunto de todas las conversa dones y la preocupación del momento. En la mayoría de las casas viejas, no antiguas, es imposible hacer una instalación de caloríferos generales por falta de solidez en los cimientos de la finca, y ha sido preciso recurrir á instalar uno en cada piso. La caldera, que tiene aproximadamente el tamaño de una lavadora mecánica, se coloca en la cocina, si es de regulares dimensiones y el cordón bleu no protesta, alegando que el calor de la caldera, unido al del fogón, es insufrible, en cuyo caso se debe colocar en un cuarto cualquiera que tenga ventilación directa. Los constructores de caloríferos, comprendiendo que tenía un serio inconveniente el polvillo que se desprende de los irradíadores, que se deposita sobre muebles y pinturas, estropeándolos por completo, han procurado corregirlo, y lo han conseguido por un procedimiento muy sencillo. Basta con adaptar á las bocas por donde se escape el calor unos aparatos que se llaman purificadores Es una especie de cajita de metal pintada de blan- COMEBOK MODBHNO Tipo iclub 1iol atidés del Atlantic Hotel de Hamburgo, modcio d t l profesor A. Possenhacher, de De Ja Revista oeutsch kunst un dekoration