Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
en vestidos, abrigos y sombreros, amistosamente unidas á gasas, encajes, libertys y terciopelos flexibles. CONDESA D A R M O N V I L L E EL pl ALPINISMO alpinismo se impone, es el sport del día; nuestras jóvenes sportsivoman sienten un atractivo irresistible por las excursiones sobre la nieve, escalando alturas inconmensurables, y seguramente envidiarán á las afortunadas que han contemplado las bellezas de la creación desde los Picos de Suiza. El número de intrépidos turistas de ambos sexos que van á Suiza anualmente para escalar sus montes, es cada vez mayor. Muy en breve, ya no quedará un solo pico virgen en los Alpes. Los ascensionistas no respetan nada; acometen con entusiasmo las exploraciones más difíciles, buscando, más que la magnificencia de panoramas grandiosos, ni el imponente caos de hielo y de rocas derrumbadas por algunas convulsiones de la Naturaleza, la sensación de la dificultad vencida, el estremecimiento del peligro que corren, y el vértigo del auismo. También contribuye á esta nueva afición el orgullo, inocente é inofensivo, innato en el ser humano, de llegar adonde todavía nadie se ha atrevido á subir, y la satisfacción de poder contar una ascensión cuyo relato haga estremecer al auditorio. Es un sentimiento muy natural y que revela un temperamento enérgico y valor acreditado, puesto que exponen su vida para satisfacer su deseo. De los alpinistas se apodera una especie de alucinación que les impulsa siempre hacia arriba, sin que los ejemplos de los infinitos excursionistas que han desaparecido en el fondo del abismo tenga poder para detenerlos. En esto, como en todas las cosas, gozan mucho más las personas reflexivas que saben disfrutar de las excursiones sin arriesgarse demasiado. Aquí tenemos ya bastantes adictos al sport alpino, que han fundado una Sociedad para escalar las alturas del Guadarrama, que no por estar á la puerta de casa deja de tener encantos y bellezas. Como el ejercicio al aire libre y sobre nieve es muy sano, desarrolla los músculos y fortifica los pulmones, podemos esperar que esta afición cada día tendrá más fervientes devotos, sobre todo, entre las muchachas bonitas, que con el gabán y el gorro de punto están hechas un encanto. LA CASA MODERNA Cuarto para tomar el té eu el Atlantic Hotel. Hiodelo del proíesor A. Possenbacher, de Munich. De la Kevista Kunst und Dekorationo,