Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURINAS en todas las combinaciones de fuste. Las buenas cualidades las ha conservado y aun las procura mejorar; pero ha olvidado en todo una que es muy esencial y que es la base de todos los éxitos de los toreros de ayer, hoy y mañana. Tomás Alarcón no ha querido convencerse de que lo esencial para ganar dinero en su profesión es conservar todas las facultades y acrecentarlas en lo posible. Todos los toreros que despreciaron un punto t a n esencial, lamentaron tarde ó temprano sus descuidos, y como aún es tiempo para que Tomás Alarcón llegue hasta donde puede, nos permitimos indicarle esta nuestra observación, hija del mejor deseo y de la buena fe de aficionados con que yem. os todo lo que se relaciona con los toros Y los toreros. El día que se presente en las plazas seguro de sus fuerzas y sabiendo que podrá salvarse en los más difíciles momentos de peligro, realizará en todos los tercios todo aquello que su voluntad le indique, y no será poco, pues que ya se ha dicho la mucha afición con que desde d principio de su carrera se presentó ante, todos los públicos. Posee soltura grande con el capote y trata de curarse de una manía que tuvo en los primeros años de alternativa, en los cuales, especialmente al terminar ios quites, en su afán de adornarse, adoptaba posturas que, de tanto querer ser gallardas, degeneraban en grotescas y ridiculas. Aquello parece que quiere desterrarlo y hará imy bien si lo consigue. Con la muleta se coloca cerca y debe procurar que ios toros sufraú castigo, cosa que nn siempre consigue. En banderillas es bueno, muy bueno, y cuando las clava al quiebro, espera más que nadie, dejando llegar á los toros con una facilidad que no tienen otros que pueden alardear de buenos. Ha puesto en esa suerte muchos buenos pares de las cortas, y eso no lo hacen así los mejores especialistas del segundo tercio. Mata á los toros cara á cara y sabe colocar el acero en lo alto de los morrillos. i Qué más puede apetecer uno que se dedica á la peligrosa profesión? Quien posee todas esas cualidades debe cuidarlas como preciados tesoros y no perder ocasión de mostrarlas en todas partes. Para eso necesita cuidar sus energías físicas, pues hay muchas ocasiones en las que ni los mismos diestros se dan cuenta del porqué no salen airosos de su empeño, y es porque les falta el poder necesario p a r a tan grandes empresas. Haga hincapié en esto y aún puede ocupar el lugar que le pertenece entre los de su clase. Nació en Madrid el 22 de Marzo de 1880. Hay algunos que aseguran nació en la provincia de Guadalajara; pero hace ya algunos años que se han publicado biografías suyas considerándole como madrileño y nadie las ha desmentido con algo fundamental. De un modo ó de otro, naciera aquí ó no, lo cierto es que en Madrid se crió y desde muv niño vivió en el barrio üe Jrozaa. Z 3 rridas no muy importantes en España y Francia, y el 2 de Mayo de 1899 pisó la plaza madrileña en corrida de toros, como banderillero de Félix Robert, el día que éste tomó la alternativa, siendo los otros dos espadas Minuto y Bonarillo. A los nueve días de aquello presenció en El Escorial la muerte de sa Tomás Alarcón (Mazzantinito) Su hermano mayor, Juan, fué también torero y figuró como banderillero con el Chispa y Félix Rpbert. Al lado de él se despertó la afición en Tomás, llegando á ser un apañado peón y banderillero cuando tenía diez y ocho años. En tal categoría trabajó varias cohermano Juan, y á poco fué llamado al servicio de las armas. Algunos castigos sufrió de sus jefes mientras fué soldado del regimiento del Rey, pues llevó su afición hasta á torear en las capeas vestido de uniforme. Cumplido el tiempo de servicio, to-