Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURINAS s; aranticen el huen resultado del espectáculo. Generalmente, en esas novilladas hay un toro ó dos de muerte, y cuatro ó seis á los que no se hace más que capearlos durante largo rato, y en ocasiones dos ó tres veces el mismo día, con objeto de que la fiesta dure todo lo más posible. Esos toros, después que se refrescan y recobran las energías perdidas, van á otra plaza, luego á otras, y así pasan Una, dos ó más temporadas, hasta que son profesores en toda clase de ciencias y artes, especialmente en esgrima, sin que haya nadie que se atreva á darles un golpe que no lo paren, por habilidoso que sea el que les acometa. NG hace mucho tiempo que en la plaza de San Sebastián de los Reyes se ha corrido un toro de muerte cuyo dueño había cobrado ya porque fuera lidiado por principiantes nada menos que sesenta y dos veces, y los que esto cuentan dicen que se le mató ya en esta corrida porque estaba cojo y no podía dar más producto. Afirman, además, que el contratado para habérselas con la fiera era el novillero Eusebio Fuentes, quien al enterarse del pájaro con que tenía que luchar, renunció generosamente. Si es esto cierto, debe averiguarse y poner coto á tales desmanes, que darán al traste un día con los que de tal modo explotan la desgracia, y entonces no habrá remedio para el escándalo. Lo que motivó la suspensión de las capeas fué precisamente eso: la facilidad con que se sucedían las desgracias ocasionadas por toros de esos, que llevaban tres ó cuatro cursos con las calificaciones de notables ó gobre salientes. Resulta, por lo tanto, que persiste el vicio de origen; la base de la parte salvaje qu, e tiene la fiesta taurina, y esa raíz es la que hay que cortar para que no continúe creciendo el mal. Se señala el dato del toro ese de San Sebastián de los Reyes; pero el 8o por ICO de los toros de muerte de esas capeas disfrazadas, son ejempla. res iguales al referido, y no hay Reglamento alguno de espectáculos que autorice la lidia de una res que haya sido toreada anteriormente. Una fiesta en la que se juega la vida de los hombres, y á la que el público va á divertirse viendo cómo engaña el diestro á la fiera y vence con la inteligencia la fiereza, no puede admitir que esas fieras hayan aprendido á defenderse, pues en tal caso es la lucha de poder á poder, no habiendo duda para nadie de que el toro puede más; Resulta que en España se celebran al año cerca de 400 novilladas, además de las casi 300 corridas de toros, y entre todas las ganaderías, existentes no hay toros bastantes para tanta función, si han de ser limpios y puros, como, honradamente pensando, deben ser. Pero hay un remedio, y es el de no autorizar más que las corridas que puedan darse buenamente, porque es un abuso ya el que quieran vivir de la profesión taurina algunos millares de individuos que no sirven para tan difícil misión. Ese deseo, ésa ansia de gloria y de dinero de tantos infelices, es lo que explotan los pseudo- ganaderos que cobran un toro 62 veces, antes de darlo para que un pobre, sin más recursos que su corazón y su ignorancia, luche á vida ó á muerte para- que le den muy pocas pesetas, con las que, á lo sumo, podrá comer dos días, si es que le sobra algo de lo que tenga que dar por alquiler del traje. Véase la forma de acabar, con los que de tan mala fe y con tan poca caridad obran, pisando algo más dentro que en los bordes del Código. 7 S reros de alguna importancia! Aún falta tiempo para que se fije en ellos la atención de los públicos. De los otros dos diestros que nos habla no sabemos una palabra. La suerte de gallear es una de las que ya están completamente desterradas de las plazas, y uno de los que mejor la han realizado ha sido Paco Frascuelo. Consiste en echarse la capa al hombro ó ál costado y correr delante de la fiera, burlando sus acometidas á derecha é izquierda, ccn movimientos de cintura combinados con lances de capa. Es una suerte vistosísima, que no debía estar desterrada de las plazas. Sr. D. E. R. D. Valencia. -En efecto, la fama que tuvo, el diestro Julio Aparici (Fabrilo) fué justísima, especialmente en lo que se refiere á la valentía, pues era uno de los más valientes entre sus contemporáneos. Sr. D. I. C. Madrid. -E! espada, para entrar á herir, se debe colocar perfilado con el centro de los dos pitones, ó sea con el morrillo. Algunos se han perfilado con el pitón izquierdo, lo cual es de mucho mérito, y muchos se perfilan con el derecho, y- aun fuera de éste. Varios amigos imparciales, Sevilla. -Manden ustedes los detalles y verán como no hay inconveniente en publicarlo, pues aquí no hay predilecciones ni pretericiones de ninguna clase. Un coleccionista de Los Toros. -Tiene usted razón; el matador que en esta plaza torea diez corridas con buen éxito en una ó varias temporadas, no puede menos de ser uno de los que más solicitados sean en todas las plazas, y si no lo i es, como e l á que usted se refiere, será por haber seguido procedimientos equivocados en lo que se relaciona con las empresas; pero en cuanto varíe, que creemos ha variado ya, ocupará el puesto que en justicia le corresponde. Viriato, Madrid. -Ya habrá usted visto. la contestación á su pregunta en números anteriores, al contestar, á otros que preguntaron, antes. Sres. Un minera y P. Cerrato, Almadén del Azogue. -Suponemos que los dos son ustedes uno mismo ó un solo guasón, Que no tiene cosas muy importantes en que matar el tiempo. Como ustedes comprenderán, para contestar á sus preguntas. necesitamos no poco tiempo; pero en cuanto averigüemos el número exacto de orejas que les han concedido á Fuentes, Bombita, Machaquito y Gallito, -les contestaremos. Comprenderán ustedes que tienen que espei- ar un rato. AVERIGUADOR TAURINO La tertulia del París, Toro. -En la corrida del 7 de Septiembre en Murcia, lo que solicitó Machatjuito de la presidencia fué que se cambiaran las puyas, porque á las que estaban usando los picadores las habían matado los filos, operación que se hace en muchas plazas cuando el representante del ganadero lo puede conseguir, y para lo que basta con pasar una moneda de las de cobre por los cortes que se quieran matar. Varios aficionados, Constantina. -El diestro mejicano Rodolfo Gaona, hasta el día 21 de Septiembre, que resultó lesionado en Oviedo, llevaba toreadas 33 corridas en la presente temporada. Un entusiasta del torea, Tudela. -Rafael Gómez (Gallito) nació en Madrid el año 1882. Ricardo Torres ya se ha dicho que tiene treinta y un años, y Bienvenida cumplirá veintiséis años el 12 de Febrero del año próximo. Todo esto dicho y repetido en la colección de Los Toros. Sr. D. A. G. Tán er. ha última, corrida que toreó Antonio Fuentes en el Puerto de Santa María fué el día 15 de Agosto de IQ 08, y en ella le acompañó el espada Gallito; pero no podemos decir á usted con exactitud quiénes eran los individuos que formaban su cuadrilla aquella tarde. Un machaquista, Getafe. -Ni Fabián Cazorla ni Carlos Nicolás han hecho todavía lo suficiente para que se pueda juzgar si van á ser ó no to-