Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fv- Así es que debe este muchacho dar un serio enipujón y poner toda su voluntad, haciendo siempre lo que puede y sabe. Nació en Madrid el día i. de Noviembre, de 1887, y es hermano del malogrado Domingo, c u y a muerte tanto sintieron los madrileños, que veían en él una figura importante entre los matadores de toros. Aún no tenía uso de razón cuando su hermano comenzó á ser popular, y Escorial con Platerito, en Julio de 1900, reses de Labiada, y no salió mal del ensayo. Ni su edad ni sus condiciones físicas le permitían hacer grandes hom bradas, y estuvo cuatro ó cinco años sin que su figura saliera de la modesta esfera en que se mueven los que no salen de las plazas de tercero y cuarto orden. Ya cuando era un hombrecito de diez y nueve años, debutó en la plaza el que por caer heridos sus dos compañeros, mató solo una novillada de Muruve y tuvo un éxito colosal. Su cartel de Madrid le abrió francamente algunas importantes plazas, y en ellas consolidó su buen nombre, como pueden atestiguar los aficionados de Sevilla, Valencia y otras grandes poblaciones, en las que trabajó y se mostró como auien es. Conseguido todo esto, se ha enfriado algo V es una lástima, porque á poco que hubiera hecho, tendría la alternativa ya, ganada en noble lid, y en lugar de esto, lo aue ha hecho ha sido hacernos dudar si no querrá pasar del puesto modestísimo en que se ha estancado. No debe ser así; condiciones tiene para escalar mayor altura, y si no lo consigue, habrá que convenir en que lo que le sobra de buenas condiciones para ser lo que quiera, le falta de afición y de deseo de palmas y dinero. DULZURAS. LOS TOROS TOREADOS g i hubiera medio de hacer caer dentro del Código á los que, á sabiendas de que cometen un delito, atentan contra la vida de los pobres principiantes, quizá fueran á ocupar celdas desalquiladas en la cárcel algunos señores que tranquilamente disfrutan los pingües rendimientos de. una explotación inicua que no debe existir. Nos pasamos la vida los que escribimos de toros censurando á los ganaderos que abastecen el mercado de reses bravas, y tenemos razón en casi todo lo que les censuramos, muy particularmente en aquella que se relaciona con el cobr de 2.000 pesetaspor cabeza, tratándose de reses que no tienen la edad reglamentaria ni bravura de ninguna clase. Está bien que se censuren ciertas demasías; per hay otr s ganaderos con menos ruido v menos responsabi- lidad, que ganan mucho más y exponen mucho menos, sin importarles un bled lo que pueda ocurrir, y á veces pueden ocurrir cosas muy graves. Añares del Campo (Dominguín Chico) Hay quien cría toros, que no son de casta brava ni mucho menos, y que en no es extraño que, desde muy niño, madrileña en Noviembre de 1 Q 06, en su crianza no precisan escrupulosidad pensara más en los trajes de luces y una novillada en la que torearon Gaalguna, y los cobran mucho, pero mulas capas bordadas que en aprender llito Chico, Hipólito Zumel y Manuel chísirno más caros que los ganaderos un oficio mecánico, único medio de Calderón. Estoqueó en esta, -corrida de primera, pues hay. individuo, que vida á que podía aspirar en la humiluna res de D. Víctor Biencintó; Con ¿o ó; 2 S toi- ós tíeñé para abastecer d a d y modestia de su casa. durante tf- es ó cuatro años las níodes No disgustó su trabajo. pero aún Yá antes de morir. Domingo recitas novilladas, que no son otra cosa le hacía falta algo para ser digno de bió Andrés lecciones teóricas suyas, ésta plaza, y ese algo lo adquirió con que las capeas antiguas, sin más difey aunque. no llegaba á catorce años, la práctica, presentándose en Had ríd rencia qué, eñ lugar dé- torear todo toreó no pocas novilladas allá donde el que quiere, sólo lo hacen unos dos años después, can todas las mapudo. cuantos muchachos, con más- deseos neras de un buen estoqueador. Estoqueó por primera vez en El que experiencia y condiciones- que Hubo un día, en el año pasado, en