Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
p 1 domingo último se verificó en Lisboa solemnemente el entierro del doctor Bombarda y del almirante D o s Reis. L o s f é retros iban colocados en armones de Artillería. El desfile duró tres horas. En los balcones de todas las casas del trayecto había colo; aduras de luto, y en m. uc h o s edific i o s banderas á media asta. La comitiva después de pasar por el arco de Terreiro do Papo. te en las luchas da la revolución. Asistió el Gobierno con su preside n t e, Teófilo Brag- a. La comitiva se organiz ó e n l a plaza del Comercio. Al llegar á la d e Camocns s e detuvo, y los niños de las escueI a s cantaron el himno A Sementeira, y varias músicas t ocaron La Portuguesa. En la Rotonda fueron colocados los féretros sobre un catafalco, an- LA REVOLUCIÓN DE PORTUGAL El catafalco con les Icretros del Dr. Bombarda y del almirante Dos Beis, durante los discursos en la Rotonda por los ministros Ocupaba la comitiva u n a extensión de t r e s kilómetros. E n ella figuraban numerosas Sociedades, los sindicatos y comités revolucionarios con sus banderas, los profesores y alumnos de todas las escuelas, imuch a 5 comisiones del Ejército y la Marina. Detrás d e los ataúdes iba, tremolando la bandera republicana, una mujer de las que tomaron parLlegada de los féretros á la plaza de la Avenida, rois. Alba pronunciados te el cual pronunciaron d iscursos 1 o s- p r esidentes del Gobierno y de la Cámara municipal. Luego desfilaron ante el catafalco toda s l a s banderas y estandartes, y, por último, la comitiva s e encaminó a 1 cementerio, dond e fueron enterrados los ilustres muertos. El acto fué presenciado por numercsísim o p úblico en todo eí trayecto. f