Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mTmdERimm H bote para evitar que le coja debajo, y desde cierta distancia le da un golpe con el remo, impulsándolo á que recobre su primitiva posición en seguida salta adeitro un j hurrá! formidable que llenará el espacio. Creo inútil decir que los jugadores van vestidos con traje de baño y sandalias. Ahora se trata de encontrar una clase de tela con que hacer los trajes de invierno ara el hoat- polo, que no les cohiba sus movimientos y los resguarde del frió. Como pasa siempre, hay dos bandos; uno, que quiere el maillot, de lana, que aunque se moje no se enfria, y otros se inclinan al impermeable. Veremos de quiénes es el triunfo; pero yo creo que lo mejor sería esperar la llegada del próximo verano para reanudar los partidos de hoat- polo, porque si no, los van á interrumpir con mucha frecuencia algunos catarros que se introducirán en el Club, sin permiso de los socios. dificultades de varios géneros para obtener profusión de flores en las ciudades; en el campo, donde se encuentran mil variedades, cuyo nombre nos es desconocido, pero que no por eso dejan de ser bonitas, sólo se trata de colocarlas con gracia. En cacharros, sobre las mesas, hay un inconveniente, como no tengan una base muy sólida, y es que un golpe de viento las tire. Para evitar este accidente, he visto unas bolas de cristal, con una abertura bastante grande que permite colocar muchas flores. A esta especie de p lobo se le hace una funda de seda antigua, fruncida con cintas lo suficientemente largas para hacer un lazo y colgarla en la pared, en un biombo ó en la barandilla del balcón. Últimamente, una señora, que se llevó varias muchachas amigas suyas á pasar una temporada en su castillo, entregó á cada una uno de estos cacharros y les dijo que la que durante toda la semana lo arreglase con más arte, ganaría un premio. La idea no puede ser más feliz, porque las muchachas se divirtieron bonitamente y ella tuvo su salón precioso. p n esta época ya no se puede salir al parque ó la terraza después de comer; el relente de la noche pr 1 placer más grande de una señora que tiene, en su es muy perjudicial; se hace indispensable divertirse dentro de casa, y ya se sabe que la distracción favocasa algunos amigos, es, naturalmente, rodearlos rita, hoy día, es el hridde todos 1 o s detalles s; c; ero se tropieza con que puedan proporciouna dificultad: e n el narles comodidad. E 1 campo, por lo general, modo d e servirles e 1 n o hay luz eléctrica. desayuno en sus cuarNaturalmente, se recutos suele ser una de sus rre á las velas, i) orque preocupaciones. En esa una lámpara molestaría primera comida suele mucho á los jugadores ser donde se manifiespero las velas tienen el tan los gustos y los cainconveniente de u e prichos ó manías d e oscilan al menor soplo cada uno, que el ama le viento, V cerrar tode la casa pone un esdos los balcones sería pecial cuidado en resun mal mayor tpic el petar Procurará que q u e se quiere c -itar. cada invitado encuentre T a n difícil proljlcnia el desayuno servido sitiene solución utilizanguiendo sus indicaciodo las lami) aritas portánes; que cada bandeja tiles, que encierran en esté cubierta con un pasu base una pila eléctriñito bordado, de inmaca con potencia ara luculada blancura, y los cir ciento ochenta hodemás utensilios q u e ras, lo suficiente para sean en extremo sencialumbrar 1 a mesa de llos, prefiriendo la porbrid, S: c tres horas diacelana blanca, Pero corias durante u n mes, mo en el cami) 0 es difíl) ermitiendo á los fanácil algunas veces e n ticos jugadores disfrucontrar brioches ó patar (le las delicias (I lui necitos de Mena, se resans (iloiit y a reciar en curre a 1 pan tostado. toda su extensión los Para que esas tostadas favores de la fortuna. t a n primitivas tengan algún atractivo, es preCon s u s corresponciso que estén muy cadientes pantallas de perlientes. El único medio gamino, sería un bonito para conseguirlo es proregalo para la dueña de SALÓN COMEDOR veerse de unos aparatos Estilo aletnán, decorado con sencillez y buen gusto y con la casa donde se iiasan monísimos q u e llenan dos ó tres semanas antes amplio y cómodo mobiliario. Es modelo del profesor Emanuel V. Seidl, de fllunich. por completo su misión. de volver al torbellino Setrata de un recipiente de la vida de invierno. De la Revista Deutsch líunst un dckoration cóncavo de metal inglés, que se llena de rgua hirviendo con un pequeño em 1 1 na idea bonita y origina! para un almuerzo de confianza: En lugar de poner unas cartulinas budo y se cubre con una campana del mismo metal. con los nombres de los comensales, y escribir el menú Su forma, muy parecida á la de un plato sopero, persobre otras, la dueña de la casa colocó sobre cada mite que las tostadas bajo la tampana se conserven plato un diminuto abanico japonés, con el nombre de calientes mucho tiempo. la persona que iba á ocupar aquel puesto y la lista de los platos que componían el almuerzo. uantas más flores haya en un cuarto, más agradaEs bonito y puede conservarse como recuerdo. ble será la estancia en él. Se suele tropezar con DE T I E N D A S