Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURINAS á aquel berrendo, grande y con exagerados pitones, de un magnífico volapié, después de haberle banderilleado y toreado de muleta á la perfección. Aquella faena indicó que podía ser alguien entre los toreros, y aunque el año pasado aflojó algo, volvió á estirarse y nadie ha creído un disparate que tomase la alternativa en Miranda, de manos de su antiguo jefe, el día 8 de Septiembre y que la confirme en Madrid después. Si quiere puede ganar dinero, y si no lo consigue será porque se abandone y de un puntapié á sus buenas cualidades. DULZURAS. no tiene derecho nadie, y menos los AVERIGUADOR que están encargados de velar por su cumplimiento. TAURINO Debe haber en las cuadras los caUn tipógrafo, Madrid. -En efecto, ballos necesarios para, la lidia, que nc aquí no se conoce casi el trabajo de deben bajar de seis por cada toro. los pegadores portugueses, y n a d a Pongamos que en lugar de los 36 que perderíamos con no conocerlo en; abdebe haber para una corrida de seis soluto. Ahora se ha visto en Carabantoros, no haya más que 30; pero de- chel y es una faena que no dice nada jar el número reducido á 10, es un en favor del arte y que sólo debería abuso que no debe tolerarse, y menos hacerse en el campo, pues que se trapatrocinarse; ta con ella de rendir por la fuerza, á Los mismos espadas deben oponerbrazo partido, á una res entre unos se á ello, porque contra ellos va el re- cuantos hombres, quienes no pocas sultado de la mala labor que han de veces resultan maltrechos de los golhacer los picadores, sin otra idea fija pes que reciben. que la de que no les maten las cabalgaduras. Sr. D. CE. O. J. Burgos. -Una Autorizar eso es dar ocasión á que navarra es una suerte que se hace con el día que menos se espera haya uno la capa, colocándose el torero frente de los primeros toros que mate ó hieá la res, y al embestir ésta y cargar ra casi toda la cuadra, y se produzca la suerte, sacar la capa rápidamente un escándalo que nunca se sabe cómo por debajo del hocico y dar una vuelva á terminar, pues es im absurdo ta, quedándose de nuevo frente á la pensar que los espectadores se van á cara de la res y en disposición de reconformar con la lidia de algunas repetir si tal es su deseo. ses sin la suerte de varas; es esa una Se llaman pases de tirón ó de latiequivocación muy grande, que muesguillo á los de novísima invención, tra un candor sin igual en quienes la que suelen dar los espadas para sacar padezcan. los toros de la querencia de los tableSi las empresas no pueden, dentro ros. Se dan levantando y bajando con de losspresupuestos que les permitan rapidez la muleta delante de la cabedefender el negocio, dar corridas de za de los toros, y dando un paso para toros, que den novilladas, antes de haatrás en cada una de las acometidas, cer algo que pueda lo mismo ser ripara ganar el terreno que se quiere dículo que trágico. que el toro pierda de su querencia. Otro detalle en que se deben fijar Cuando contestamos á su carta, que también los aprobadores de carteles, es á mediados de Agosto, no sabemos es el de evitar que se cambié el per- cuándo tocará el turno dé publicidad sonal de las cuadrillas, porque es muy á la respuesta. En. dicha fecha llevacontada la corrida que Se celebra en ba toreadas Juan Cecilio 22 novillala plaza madrileña con el personal das en lo que iba corrido del año acque figura en el cartel. tual Esos cambios deben anunciarse con antelación, y si la culpable es la emSr. D. A. S. Puerto de Santa Mapresa ó los toreros, á quien tenga la ri: Quién fueron lo matadore de responsabilidad d e b e exigírsele en novillo queen sejin el 11 de Seimbre, aquello que más daño le haga en el de quien fueron los toros, cómo quebolsillo. daron, ubo algún toros al corras de En la novillada del 31 de Julio es- quematador fué. taban anunciados 1 o s banderilleros Esta pregunta, que hemos copiado Veguitá y Ortegiáta, y eran los dos exactamente, es un jeroglífico que no mejores de entre los que formaban el entendemos ni es fácil que entienda elenco toreril de á pie. nadie. Sin embargo de ser esto cierto, ninguno de los dos trabajó, haciéndolo Un frascuelista, Madrid. -El últien su puesto otros que serán muy buenas personas, pero qué no ofre- mo percance grave que sufrió Salvador Sánchez (Frascuelo) fué el que cían las garantías de éxito de los dos le produjo la cornada del toro Pelusuprimidos, sin que de ello se diera quero, de D. Antonio Hernández, en cuenta á nadie. la plaza de Madrid, el día 13 de NoSi se va á dejar á todos en libertad viembre de 1887. Resultó con ima hede hacer lo que tengan por converida en el bajo vientre y en su lado niente, hágase constar así, para que izquierdo, penetrando el cuerno hasta el público no piense que tiene unos 1 a octava costilla del mismo lado, derechos que en la práctica resultan fracturando ésta y la sexta y séptima. ilusorios; pero si, en efecto, existen Tuvo además otra cogida en la plaesos derechos, que cada cual cumpla za de Barcelona, el día 17. de Mayo con sus deberes, igual que el espectade 1888, en la que un toro de Zapata dor cuando en la taquilla deja hasta le produjo una herida de nueve centíel último, céntimo que ha de pagar metros en el antebrazo derecho; pero por su billete. la última verdaderamente grave, fué la referida anteriormente. LA APROBACIÓN DE CARTELES p s necesario, indispensable de todo punto, que en el negociado en que se aprueban los carteles anunciadores de corridas, se ponga más cuidado del que se pone en la actualidad, y que no se firme la autorización, como se viene firmando, indudablemente sin leer los detalles. El día menos pensado surgirá una bronca, destruirán una plaza ó habrá otros peligros con que luchar, y entonces se acordará el jefe superior de Policía de que es necesaria una reforma en el Reglamento, para la que solicitará una colaboración urgente á las personas de buena voluntad. Por de pronto, y mientras se pone en vigor ó no se pone la reforma aconsejada, bueno es que no se deje de cumplir el Reglamento vigente, que, anticuado y todo, es bueno, y, sobre todo, debe ser respetado por los encargados de hacer que los demás lo cumplan. No hace mucho que en la plaza de Tetuán se ha anunciado una corrida de toros con un matador de alternativa, y no deben ignorar los señores que conceden la aprobación de los programas, que esa clase de fiestas, sea en la plaza que fuere donde se celebren, tienen el carácter de corridas serias y ha. n- de llenar todos los requisitos de tales. Si bien es verdad que no se hace caso de inuchas cosas y se pasan éstas por alto, por aquello de que no son visibles para todos, no es menos cierto que otras no deben pasar de ningúri modo, no puede haber pretexto que las justifique. Había una nota en el cartel de esa corrida que decía textualmente: La empresa no dispone más que de diez caballos. Diez caballos para la lidia de seis toros es un absurdo, si se piensa razonablemente, y además es contravenir las disposiciones vigentes, á lo que