Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
pml ifcií i MOSOÜITO, PURGATORIO Y COMPAÑÍA CUENTO ANDALUZ TTRAKAJAIÍA un domingo en su fragua Josclito Pur gatorio, el gitano más sandunguero de toda la gitanería andaluza, cuando se detuvo ante la única puerta de su cuchitril otro gitano, compadre suyo, á quien malas lenguas llamaban el Mosquito porque era más borracho que toda una plaga do estos filarmónicos insectos. -i Compare, güenos días! ¡Güenos días, comparito! ¿Ande se va por ahí? -Pos acá vengo á sacarlo asté de sus casiyas. -No lo intente usté siquiera, compare; lo que toca hoy no me saca usté de aquí ni con los mansos. M ha caío esta chapusilla y... -Pero, compare de mi arma, i se vasté á qucá sin í á los toros del Puerto? ¿Hay toros ea el Puerto? -preguntó Purgatorio tirando el martillo de que se servía y abriendo de par en par su boca- a de rape. -Es usté el único jerezano que lo irnoraba, compare. ¡Por vía é los mengues! i Mardita sea mi sino perro... ¿Cogerme á mí pegaíto á la paré y sin un mal napoleón? ¿Qué ha Jecho usté, compare? -No s apure usté, que usté va á los toros del Puerto esta tarde, como yo me yamo Juan Montoya. ¡Compare I- -Y vasté conmigo. ¿Ha heredao usté, compare? -No, señó; pero tengo yo una fantesía mu grande, y he discurrió un negosio que vasté á quearse bisco en cuantito que yo suerte prenda. -Hable usté, por su salú, que de cunosiá me están bailando tos mis interiores. -También. ¡Ea, pos chóquela usté! Y estrechando efusivamente la tiznada mano auc Purgatorio le tendía, añadió con cierto énfasis: -Desde este momento (lueda funda la sociecia Mosquito, Purgatorio y Compañía. ¿Con cuatro pesetas y una erra gorda, compare? ¿Qué negosio vamos á emprende? ¿Avguna fábrica de purmonías? -Abróchese usté, compare, que vasté á- oi sonío de oro. Ahora mismito nos vamos los dos á casa de Paquito er de Curra; compramos por cuatro pesetas media arroba é vino, tomamos la carretera, nos plantamos en el Puerto é Santa María, y como ayí los días é toros acúe esa mocheumbre é gente, y se yenan las tabernas, y hay quien quié bebé y no encuentra aonde, principiamos nosotros á vendé cañas é vino á perrita gorda y convertimos las cuatro pesetas en cuatro duros. -i Compare! -Tota, que toros pagaos, comida paga, y puc que jasta nos sobre pa gorvé en er ferrocarrí, si es uc asté no le marea er traqueteo. -Déjeme usté que lo bese, comparito de mi arma que tiene usté más talento que un precuraó. i Josú ¿Le gusta asté la sociedá? Y que er titulito se las trae Mosquito, Purgatorio y Compañía, ¿eh? ¿Quién es la compañía, compare? -Er barrí; le párese á usté poco? -Tiene usté rasón. Ea, pos tome usté mis dos pesetas y er vaso; cargue usté con la compañía, y aspéreme tiste en casa de Paquito er de Curra mientras que yo sierro el establesimiento y me tiongo las botitas nuevas. -Güeno; r. yí lo espero asté. -i Ah! Una arvertensia, compare, porque como da la causalidá que á usté le gusta muchísimo cr vino, y á mí también me gusta una mijita, es nesesario que hagamos un trato.