Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mCSA RLVUELTA metálico un trozo de algunos centímetros de tubo de caucho, y así se amortiguan los golpes involuntarios. merciante, sentado cómoda m e n t e frente al parroquiano, le prueba las botas. El estribo está cubierto con una plancha estriada de goma, para evitar que con el uso se ponga resbaladizo. G P A N A D A S PAPA APAGAR INCENDIOS y sólo haciéndolo á propósito se rompen las vasijas al acercarlas al depósito ó á la fuente. BALAS DE PAPEL 1 f ti oficial del Ejército francés ha propuesto la adopción de las balas de papel con envoltura de aluminio para el fusil. Estas municiones, último modelo, suprimirían ó reducirían grandemente la gravedad de las heridas de las balas actuales, que son, como se sabe, de plomo, de acero ó níquel. La precisión del tiro no se disminuirá con la. adopción de las balas de papel, y en cambio las- heridas causadas por estos proyectiles se curarían rápidamente, salvo los casos en que fuese alcanzado un órgano especial. El descubrimiento del militar trances debían adoptarlo todas las naciones si fuesen sinceros sus sentimientos de humanidad, puesto que en la guerra lo importante no es matar muchos hombres, sino poner fuera de combate al mayor número posible de enemigos, y las balas de papel producirían muchas bajas. PARA LOS VENDEDORES DE CALZADO l i n a comb: ¿ción de asiento y estribo para uso de los vendedores de calzado es lo que representa este grabado. p a r a hacerlas pueden emplearse botellas de crismal fino, á fin de que se rompri; -on facilidad, y todo el secreto está en llenarlas de una solución saturada de sal común. Al stallar un incendio se arrojan entre las llamas las botellas, con suficiente fuerza para que se ronipan, y donde toca el agua la sal forma una capa incombustible. Para que las granadas contra incendios sean útiles es preciso tenerlas siempre preparadas y al alcance de la mano, á fin de poder alcanzarlas en el momento de iniciarse el fuego. CUCHAPA PERFECCIONA DA p s t e utensilio de cocina presenta diferentes aspectos prácticos interesantes para las mujeres de su casa. Su principal aplicación es para manipular rápidamente los huevos fritos ó No especules sobre el porvenir. No destruyas tu vida. No abuses de las cosas buenas que la Providencia ha puesto en el camino de tu vida. No des plaza al miedo. No oprimas á las huérfanas ni á la viuda. No compres cosas inútiles. No adquieras intimidad con los superiores á ti. No hables ni murmures de los asuntos privados de nadie, ni reveleí los secretos que te han confiado. No interrumpas la marcha que hayas comenzado para alcanzar la realÍ 7. ación de cualquier buen asunto. No discutas la comida ni los trajes de nadie. No des libros a l a s mujeres, porque, con. ellos abandonan los quehacereí domésticos. No incites á los demás para que marchen tras un imposible. No aprendas cosas malas ó que no sean de provecho. No pregones tus riquezas nt pongas al descubierto tus miserias. UN CLAVO DE SEGURIDAD Q curre muchas veces la necesidad de clavar un clavo de manera queno pueda ser. extraído con facilidad. Un inventor acaba de obtener patente por un nuevo sistema de clavos que responde perfectamente á ese fin. El- clavo en cuestión está hendido: longitudinalmente en una determinada extensión, formando así, dos ra- mas de igual grueso, b y b (fig. i) r Cuando se golpea sobre el clavo, a? introducirlo en el sitio requerido, ¡as guisados con diferentes platos. El corte lateral de la cuchara, además de facilitar la separación del huevo que se quiere servir, permite recogerlo cómodamente- del plato, gracias á su parte delantera, que tiene forma de raspador. La continuación del movimiento lleva el huevo al centro de la cuchara, que es ligeramente cóncava, en forma de cucharón, en el cual, merced á. la anchura de los bordes del utensilio, queda en perfecta estabilidad y facilita su distribución. MÁXIMAS CHINAS dos ramas se separan, gradualmente medida que entran y se recurvan hasta constituir un arpón en el interior Evita al comerciante arrodillarse para probar las botas al cliente. Este coloca el pie sobre el estribo, y el co- p s muy corriente decir que los chinos son tontos é ignorantes. NQ hay en ellos tal necedad; muy al contrario, su sabiduría alcanza á todas las ramas del humano saber. Sus máximas, por ejemplo, son de las más elocuentes y sentenciosas que se conocen. Vayan unas cuantas como muestra: I de la madera (fig. 3) Se comprende que, de tal modo, la extracción del clavo sin romperle ó destrozar el ma. terial donde está clavado, es compl. e r tamente imposible.