Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURINAS KS esta sección y puede ver lo que se le? dice á los que las hicieron. Dos lectores de BLANCO Y NEGRO, ees que tan bajo colocan el nivel de AVERIGUADOR todos, como pasa actualmente; se hablaba doctrinalmente. se ponían de TAURINO relieve las equivocaciones en que inUno que siente la despedida de Los curría el periodista defensor de éste TOROS. Bilbao. -José García (Algaó del otro; se enseñaba al público con beño) tomó la alternativa el día 22 de razones, con argumentos. P e ñ a y Septiembre de 1895, en la plaza de Goñi defendió las salidas por la cara Madrid, con toros de Veragua, de de Frascuelo, que eran censuradas manos de Fernando Gómez (Gallito) por Pirracas, y uno y otro, que haSu trabajo en aquella corrida fué el bian aprendido teóricamente todos los siguiente: al primero le dio una estosecretos del arte de torear, ponían cácada algo ida, entrando bien y deslutedra en artículos que se devoraban ció la faena con seis intentos de despor los lectores que querían aprencabello. Al último le entró muy bien, der en la Prensa lo que por sus pocos para darle una estocada muy poco años no habían podido conocer tocaída que mató instantáneamente. davía. Lo mismo Alqaheño que MachaEl mismo Sánchez de Neira, que, quito y Vicente Pastor son buenos escomo todo mortal, tenía sus preditoqueadores de toros y no es fácil delecciones, defendió algunos defectos, cir cuál es el mejor, porque ni nuescomo el paso atrás de Mazzantini, que tra aseveración había de sentar jurisdistaba mucho del paso al costado de prudencia ni convencería á los que no Lagartijo, y daba gozo leer aquello, quisieran convencerse. tan contrario á lo que se lee hoy. La mayor parte de las revistas esSr. D. A. C. T. Manuel. -El toretán hechas en forma que no hay mero de Játiba Joaquín Sanz (Ftmtedio de enterarse cómo han salido los ret) murió en Montevideo de resultas toros, qué transformaciones han sude una cornada que le dio el toro Cofrido durante la lidia y qué aplausos cinero, a l quererle banderillear e n ó censuras han merecido los toreros; silla. La muerte ocurrió el día 28 de si han entendido ó no lo que tenían Febrero de 1888, cuando el diestro que hacer con las reses que les han tenía veintinueve años. correspondido. En cambio, se entra en se juida en Un hienvenidista, Madrid. -JH pase el terreno personal, y si se aplaude á que intentó dar Manuel Mejías el día un torero, parece pecado m o r t a l 10 de Julio al toro que le cogió, se caaplaudir á otro, aunque en realidad lifica de pase por alto, pues no porque lo merezca. este diestro lo dé con los pies absoluRara es la revista en que se entamente juntos, se ha de cambiar la cuentra el más ligero átomo de docdenominación. trina, resultando ya muy pesado el Los toros que envían á América, ambiente que se respira, por haberse van en los barcos en cajones como extendido el contagio de la pasión, los que se utilizan para conducirlos poco razonadora, dominante. en ferrocarril. Urge despreciar las camarillas in- Para ser matador de toros, no hay transigentes, y para quitarlas todo leyes que precisen los trámites que valor moral y toda influencia, no hay hay que seguir, pero no sólo deben sino inspirarse en lo que se ve en las ser matadores de novillos, sino bandeplazas, contándoselo al público llanarilleros de buenos espadas. mente, sin otro criterio que el de ser Respecto al usó de la coleta, desde tolerante con el que empieza y tener que se conoce el toreo, en una ú otra en cuenta siempre la clase de reses forma la han llevado los toreros. que cada torero tiene que lidiar. Sobre todo, no se deben fomentar Uu preguntón, Chiclana. -No coodios, y en lugar de avivar los exisnocemos con exactitud el número de tentes entre los nuevos aficionados, corridas toreadas en Méjico por el procurar destruirlos, sin dejar de endiestro Manuel Muñoz. salzar con justicia á todo el que lo merezca, para que no acabe nunca la Sr. D. V. del Águila. -No fueron pasión, base principal de la magnitud doce, sino nueve, los toros que mató de la fiesta. Guerrita en un solo día, y fué el 19 Pero el que tenga pasión que no de Mayo de 1895: tres de Saltillo, en pierda la calma y que respete al conSan Fernando; tres de Cámara, en trario, pues una censura razonada y Jerez, y tres de Muruve, en Sevilla. respetuosa se agradece más que una Los espadas que le acompañaron fuelarga serie de alharacas aduladoras. ron Fepefe, Fabrilo y Antonio FuenTodos tienen cosas buenas y cosas tes, respectivamente. malas. ¿Por qué no decirlo siempre El que tuvo que matar seis toros de que haya ocasión? Miura en la plaza de Barcelona, fué Con ese modo de juzgar ganarían el Algabeño, el día que murió Dolos toreros, los aficionados y los que minguín. escriben, que no siempre están en su Lasotras preguntas que hace usted terreno. han sido va contestadas á otros en Madrid. -Vea usted lo que se dice al anterior. Sr. D. D. R. Madrid, -La. última vez que nosotros sepamos que toreó Valentín Martín, fué en Madrid, el 12 de Mayo de 1898, en la corrida patriótica, estoqueando un toro de la ganadería de D. Vicente Martínez. En aquella corrida torearon además Luis. Mazzantini, Guerrita, Torerito, Lagartijillo, Minuto, Reverte, Fuentes, Bombita y Villita. Para empezar hubo dos toros rejoneados, que los estoquearon Cacheta y Pépete. Las reses pertenecieron á las vacadas de Veragua, Martínez, A l e a s, Gómez, herederos de Gómez, Anastasio Martín, Trespalacios, Biencinto, Hernández y Castellones. L o s rejoneados eran de Udaeta y D. Filiberto Mira. No sabemos que Valentín haya trabajado corrida alguna d e s p u é s de aquella. La última vez que se lidiaron embolados para los aficionados que quisieran bajar á torearlos, en la plaza de Madrid, fué el día 22 de Noviembre de 1896. El 2: 5 de Diciembre de 1898 se lidie un embolado por unos principiantes dirigidos por José Medrano, y creemos que es la última vez que en corridas de novillos se han corrido reses sin puntas. Pidió hace años una parte de la Prensa que no se autorizara la lidia de embolados, y poco á poco desapareció aquella fase clásica de las novilladas. Don Antonio Peña y Goñi firmó sus inimitables revistas de toros con los seudónimos de El tío Hiena, La tía Toribia, La tía Pascuala, La tía Jeroma y Don Jerónimo. Con estos seudónimos hemos leído muchas cosas suyas, y si usó algún otro, no lo recordamos. Que nosotros sepamos, el insigne Barbieri escribió de toros, además de las obras musicales, varios artículos en La Lidia, y un hermoso prólogo para el libro La chaquetilla astil ó un roto para un descosido. Sr. D. A. H. Famtíona. -Lo que usted pide es una historia casi completa de la plaza de esa, y no puede satisfacerse su curiosidad dentro de los estrechos límites de una contestación. Cuántas corridas ha toreado ahí Mazzantini, cuántas Montes, Lagartijo, Conejito, Emilio Torres y otros, con quiénes alternaron; qué numero de toros han estoqueado; de qué ganaderías fueron, etc. etc. es, como decimos, mucho para encerrarlo en una de estas contestaciones. Se necesitaría un libro para dar todos esos letalles.