Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fílESARLVUELTA Cuando tú me miras no sé qué me pasa, me parece sentir que los cielos ios tengo en el alma. Cruzan el cielo á millones. V más que las golondrinas ¡abundan los aviones... Yo vi el agüita correr... De tan limpia como estaba me dio ganas de beber. Eres tonto de remate, tienes la dicha en la mano -dejas que otro la alcance, G L O R I A DE LA PRADA. -Anníbal, al salir de Cartago- r interrumpió el rey, -había almorza do; que es lo que voy á hacer abnmismo. La mujer es im pájaro que no puede vivir sino en jaula de oro. KLARS. La vejez es el infierno de las mujeres. LA ROCHEFOUCAULD. Las mujeres se adornan con sus lágrimas como si fueran perlas y diamantes. DUPLESSIS. CONOCIMIENTOS ÚTILES SOBRE A S U N T O S DIVERSOS Para ser adorado por una mujer, conviene amarla p o c o prometerla mucho y fingir siempre. RONCARD. Ante el tribunal de la mujer, el amor obtiene disculpa fácilmente. GHIRLANZONI. CANTAR ILUSTRADO ANÉCDOTAS EL C O M P L E T O Tpl famoso conmpositor Gluck, pasando por una calle, rompió el cristal de una tienda. Salió el tendero á reclamarle el importe, y Gluck le dio una moneda de dos francos para que se cobrase. I -Es uno nada más- -dijo el tendero. -Pero el caso es que no tengo suelto para devolverle. -No importa; completaré la suma. Y rompió otro cristal. LOS DESTINOS De tanto mirarme en ti como tú me estoy volviendo; que si el mar es tan azul, es de mirar tanto al cielo. J ecía una vez á Talleyrand un pretendiente: -Monseñor... Me permito recordar á vuestra excelencia que me ha prometido hacer algo por mí... Hay una plaza vacante... ¿Vacante? ¿Y qué queréis que haga? Es preciso que sepáis que cuando un destino está vacante ya está dado. LA SORPRESA PENSAMIENTOS El pudor, ¿es un arma ofensiva ó defensiva? LoiRE. Todos los razonamientos del hombre no valen un solo sentimiento de ¡a mujer. VOLTAIRE. C rebillón, el trágico, obtuvo á los ochenta años una pensión gracias á Mad. de Pompadour, que se tomó verdadero interés en el asunto. Solicitó verla para expresarla su gratitud, y ella le recibió con exquisita amabilidad. Crebillón la besó la mano, y en este momento llegó Luis. XV: ¡Ah, señora! -gritó graciosamente el poeta. ¡Nos sorprendió el rey! ¡Estoy perdido! LA ERUDICIÓN La ligereza fué en todo tiempo patrimonio de las mujeres. PROPERCIO. El instinto de la mujer equivale á la perspicacia de los hombres. BALZAC. isitaba Marsella Enrique IV, y un individuo de la Diputación de la ciudad quiso, al saludarle, demostrar que era un hombre erudito. Y empezó así su discurso: -Señor: Anníbal, al salir de Cartago... T os cortinones de encaje no se I planchan nunca. Después de lavarlos se tienden sobre una sábana en la alfombra de una hí- oitación y se prenden de modo que queden estirados, dejándolos así hasta que se sequen, y al secarse quedarán comü nuevos. Cuando se estropea un poco de papel de cualquier habitación y no hay medio de tapar la parte deteriorada con papel del mismo color, se pinta el sitio estropeado con pintura á la acuarela del color necesario. El aceite común suaviza las manos tan bien como la glicerina, y las blanquea. Los cuchillos muy sucios se quedan como nuevos frotándolos con carbón vegetal. Cuando se embotella vino conviene mojar los corchos en c o ñ a c y lacrarlos. Para que el linoleum conserve la brillantez de los colores, hay que lavarlo con una esponja empapada en leche descremada El café, después de hervido, no debe tirarse si en la casa hay plantas ó jardín, porque constituye un exce- lente abono para las plantas en general, y especialmente para los rosales. Al planchar la seda debe cubrirse con papel delgado para evitar que el tejido saque lustre. Para quitar las manchas obscuras que se crían en la piel del cuello, se lavan repetidas veces con zumo de limón y desaparecen. Cuando se sospeche que están húmedas las ropas de una cama, se mete, durante unos minutos, entre las. sábanas, un espejito. Si hay humedad, el cristal se empeñará. Tan sencillo procedimiento d e b e emplearse siempre que se esté de viaje, porque el dormir en cama húmeda es causa de muchas enfermedades. En todos los casos de envenenamiento conviene que el paciente beba gran cantidad de leche, huevos batidos y hasta harina y agua. Todo ello tiende á diluir el veneno y á facilitar la acción del emético. En estos casos debe administrarse cuanto antes un vomitivo, á no ser que los labios se pongan como quemados, lo cual es signo de que el veneno es de naturaleza ccírrosiva. Preciados 20, LA FUNERARIA, Teléf. 226. No per. enece al Trust Funerario.