Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La idea de la dicha no se separa jamás üc la virtud. SEGUK. UNA A M E N A Z A Siempre el más astuto vence al más fuerte. PEDRO. ijastan dos líneas para encentralui pretexto con que ahorcar á un ¡loir. bre. RlCHELIEU. El recuerdo sólo es útil cuando e luia lección. ROCA. 1 1 n pobre, armado con una trompeta, se para debajo de un balcón y le dice á un caballero que se asoma: -Una limosna por Dios, y le prometo no tocar. -Por mí, toque usted cuanto quiera... Así se divertirán mis chicos. El pobre contesta con abatimiento, señalando á la trompeta: No mena, caballero! ¿Entonces, para qué la trae usted... ¡Para meter miedo! EL FINAL CONOCIMIENTOS ÚTILES DESINFECCIÓN DE LOS E S T A N Q U E S Hablar bien y obrar mal, no es otra c o s a que dañarse uno con su pronta voz. PASSAVANTI. La risa es, la trompeta de la locura. OXENSTIERN. ablan d o s médicos, amigos d e mucha confianza, y dice uno de ellos: -La enfermedad de Rodríguez ha tenido un funesto desenlace. ¿Ha muerto? -Ño, vive... Pero no me ha pagado la cuenta. Los viajes forrnan el hotribre de todos los países. MAUPEKTIÜS. RENGLONES CORTOS MIS CANTARES E I n propietario francés observó que los peces que tenía en un estanque, secado en parte por los calores ¡de Agosto, perdieron toda su energía y se morían con rapidez. Los supervi. I vientes estaban cubiertos de una esI pecie de costra de color blanquecinc y morían también en cuanto se saca han del agua. Entonces tuvo la feliz idea de echai I distintas veces en este cena. gal carbón I de leña, y quedó agradablemente sorprendido por la rapidez con que recobraron los peces su primera lozanía v sanidad, aunque continuaba disminuyendo el agua de la balsa. No sorprenderá esto si se sal e que el carbón sirve para purificar y desinfeccionar las aguas más sucias y corrompidas, haciéndolas potables al momento. UNA RECETA CHISTES Templa la guitarra y vengan cantares, que cantando la pena se olvida, se pone en el viento... y él viento la barre. Tenemos lo suficiente... i Que tú sabes que te quiero y yo sé que tú me quieres En ia feria del mundo yo nuse un puesto, lleno de cosas buenas, á bajo precio; ¡y vi con pena que el que vende barato nunca prospera! i Cuánto afán y cuánta cosa nos tomamos por la vida, siendo la vida tan corta! Te estás portando muy mal: me estás haciendo creer cosas que no son verdad. No llores, chiquilla, nunca un sentimiento, ¡porque á los pesares, como á flores secas, no les sirve el riego I No me fatigues ya más lo que yo soy para ti... el tiempo te lo dirá. Me enamoré de la nicv- porque Jenía calor... y después llegó el invierno V me enamoré del sol. Me da penilla de verte, te estás causando tú misma los males que luego sientes. GLORIA DE LA PRADA. p a r a hacer excelente agua de tocador, á base de violeta: Alcohol de 85 grados, cinco litros; esencia de limón, 75 gramos; ídem de cedro, 25; ídem de bergamota, c, o ídem de lavanda, i ídem de- violeta 15. CAVIAH E S T A D O OH ¿NiMO p a r a quien no lo sepa, diremos que el caviar es una preparación de huevas de esturión maceradas c o n mucha sal, pimienta y cebollas picadas, que los tártaros ma. ndan. en gran cantidad á Rusia, donde el corhercio lo expide para los demás países. Sirven como entremés sin otra preparación. Si forma parte de un almuerzo, se sirven acompañadas de toátadas; mantequilla fresca y escaluñas picadas. Se extiende la mantequilla encima de las tostadas, T- el caviar. encima de la mantequilla, y las escaluñas picadas encima del caviar. Es un entremés muy excitante; las personas de estómago delicado no de ben comerlo. -v, T R E S COSÍ; -Ha muerto el opulento banquero González y ha dejado su fortuna íntegra, á su mujer. ¿No la tienes envidia? -No, monín. Yo no quiero ser viuda de nadie, sino de ti, NIÑO PRECOZ í i i i j 1 a uiamíi, un poquito enfadada: -í Está b i e n Pepito... Durante mi ausencia te has bebido una copa de Jerez... ¡No, mamá, no lie sido yo... ¡S lo ha bebido un bizcocho! -Y ese bizcocho, dónde está? -Para castigarlo, me lo he comido. A i agua de lavar ia ropa convieüe echarla un poco de bórax, porque blanquea iiucho y ahorra jabón. Para conservar los huevos frescos se les da una mano de goma clara, y cuando se seca ésta completamente, se meten, entre sal seca. Cuando no corren bien los cajones de los muebles, se da jabón jior los lados y por el fondo. 1 Preciados 20, LA FUNERARIA, Telét 225. No pertenece al Trust Funerario.