Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿f ffSlí i- sSÍ J -44 rrr 4- El paseo de las cuadrillas en la inauguración de la plaza. TOROS EN NAMUR I a empresa de la plaza de toros de Nimes, de acuerdo con la Comisión de fiestas de Namur, consiguió permiso para dar en esta ciudad belga tres corridas de toros, y al efecto contrató á los rejoneadores Mariano Ledesma y Mariano S e s m a a l espada Eduardo Serrano (Gordct) y á varios banderilleros, y entre la expectación general se celebró la primera corrida, que dejó satisfechísimo al público. Los toros eran dos embolados y cuatro de puntas, los primeros para rejones, y los últimos para simular las distintas suertes de la lidia. Los toreros recibiendo una ovación del publico al terminar la corrida. A i é M 9 Gordet pasando de muleta. No se pudo dar más que una corrida de toros, pues las leyes del país prohiben estas fiestas, y el día en que debió verificarse la segunda fueron expulsados los diestros por la autoridad, que les obligó á pasar la frontera en el término de veinticuatro horas. El público manifestó grandísimo sentimiento por verse privado de una diversión que tan de su gusto había sido; hubo una especie de manifestación pública de protesta contra la suspensión de la corrida, y en el escaparate de uno de los principales comercios se exhibió un cartel del espectáculo cubierto con negros crespcwes. Aspecto del único tendido que tiene la plaza, en el cual caben 7.000 personas. Pois. Martin