Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CUADROS VIVOS Y ste buen señor Sicilia- -entre cuya parentela no figura la familia que a r r e n d a b a la Zarzuela, ni únelos más parentesco que el literal del h o m ó n i m o- -bien merece, por lo fresco, salir del montón anónimo Y aunque ese adjetivo lal) ra el descrédito de quien ¡o sea, mas no en el buen sentido de la palabra, yo se lo atribuyo al tal Sicilia exclusivamente i) or su historia... n a t u r a l que en substancia es Ja s i n u i e n t c Vuestro h é r o e el señor Sicilia- ¡porque hace falla heroísmo ara aplicarse uno mismo y e x t e n d e r á su familia las i n n ú m e r a s molestias uc nuichos ve íí- elarianos, or i n n t a r á las bestias, clan á los seré h u m a n o s! -comiiletamente mocliaics con su veí -eta rianismo, cree que son los animales y las persona lo m i s m o T a n arraiü; ada en sí tiene la fruí; ívoro m a n í a que de b iena fe sostiene la singailar teoría de que sólo por los n o m b r e s iioden. ios diferenciarnos de las pécoras los hombres, y que liemos de alimcn t a r n o s- -á pesar de los pesares- -con ai) io, escarola ó berros, ues somos los mismos perros con difcren tes collares... Y asi, hace que su familia (nadie ni nada le a 5 ea de tan f r u c t í f e r a idea) ¡ase en erpetua vigilia los siete días de la semana y los doce meses del a ñ o porque les da v e r d u r a s i) ara e n t r e m e s e s hierbas, de f r i t o v a r i a d o legumlires, en las e n t r a d a s hortalizas, como a s a d o y, en vez de p o s t r e ens a l a d a s f. as víctimas no se atreven ni á p r o t e s t a r mas quién duda f ue- -con tal menú- -menuda- será la vida que lleven... Vegetales or el d í a vegetales por la noche t a m b i é n ¡v a m o s un derroche de f r u givoromanla La fórmula m a l h a d a d a de su vegetarianismo feroz, está condensada en el siguiente a f o r i s m o T o d o ser- -ya sea humano, ya no- or n a t u r a l e z a debe íer v e g e t e r i a n o V de esa ley no le sacan ni objeciones ni a r g u m e n t o s 1 J y los suyos se a t r a c a n de tan verdes alimentos, al a l m o r z a r y al comer, que- or obra de tal f á r r a g o de fcn- raje- -la mujer va p a r e c i e n d o un e s p á r r a g o cada efecto de la boda (vulgo vastago) un ci) ino, y la suegra tiene tod. a la t a c h a de un cebollino, l ero él- -como no le al) ate la suerte de los demás, -en vez de verde, está más colorado que un t o m a t e No p a r a aquí su manía del régimen n a t u r a l Como él rofesa h o r r o r al vino, beben agua fría. Su fórmula- -quen; e el sol ó amenace tma n e v a d a- -e s la de l i- O ¡n a d a por consiguiente, de a l c o h o l Como el carljón también es un producto vegetal, les permite que en el mes de E n e r o se acerc uen al brasero, y tier, e la r a r a costumbre, que nunca ¡ierde, de a r r u n a r s e también p a r a contar algún cuento 7 enlc, pues a s e g u r a Sicilia eme á ese empleo del verd o r obedece el buen eolor de que goza su f a m i l i a Sus hijos no los desteta con sopas, que es lo cor r i e n t e ¡N o! Substituye la teta por el grifo de la f u e n t e de modo que tiene á los chicos p a s a d o s ¡or a g u a pero él, de su ideal en pos, así sus proyectos f r a g u a Y, cuando la fragua es ésta que funde al bu n madrileño, les hace dormir la siesta con los pies en un b a r r e ñ o m a s les prohil) e 90 fació- -que se sienten en las sillas han de ¡ponerse en cuclillas i en medio de ese a r t e f a c t o Como en tal postur a los chicos pretenden toser, les da azotes... Ca muj e r tampoco lo puede h a c e r sin permiso de Sicilia, y pasa la pena n. e. gra... L a única que en la familia tose y escupe es. la s u e g r a m a s- -á fuer de previsora- ni escupe ni tose allí, porque él no le d i g a ¡A mí n a d i e m e tose, s e ñ o r a Y así, esta g e n t e- -a d a p t a d a ya á los gustos de Sicilia- -tiene, m á s que de familia, cierto cariz de ensalada. ¡A y! Mi yerno es t a n m a l í g e n o (dice la m a d r e política, cuando de él hace la crítica) que nos d. a t o m a s de o x í g e n o pero en formidables dosis, ¡nada de h o m e d o p a t í a por probar la tedoría que él titula de la o s m o s i s ¡H a y que r e f o r z a r el hueso contra el tejido adiposo! N u e s t r o o r g a n i s m o es poroso (dice el muy b r u t o) y por eso conviene t o m a r fosfatos de cal y de sosa, y féculas, p o r q u e- -g r a c i a s á los platos vegetales- -las moléculas de la s a n g r e de los tuétanos (vulgo medula espinal) se defienden contra el mal, t a n extendido, de t é t a n o s Dependiendo su cocina de tal n o r m a culinaria, no apela á la M e dicina, sino á la V e t e r i n a r i a y previene n u e s t r o s m a les, á fin de que estemos s a n o s ¡mra él, somos a n i m a l e s no somos seres h u m a n o s Y (sin contar las ¡alizas que nos suele dar mi y e r n o) n u e s t r a vifia es ini infierno... ¡d e legumbres y liortalizas... Como siempre se e x a g e r a qiúse yo ver por mí núsmo si e r a cierto ó no lo era lo del v e g e t a r i a n i s m o de este l) uen señor Sicilia, y- -en caso de convencerme de que era v e r d a d- -p o n e r m e de parte de su familia, por uno de esos antojos de a r r e g l a r la casa a j e n a ¡m a s no olvidaré la escena que se ofreció ante mis ojos... X o había exageración n i n g u n a en ia acerba crítica que de este santo varón me hizo su m a d r e i) olítica... Viendo á la esposa y á los niños á cual más escuálido, le dije á Sicilia, pálido de c o r a j e ¡H o m b r e de D i o s! ¿Q u é ha hecho usted con su fannlia (salvo con su suegra) p a r a tener todos esa c a r a Pero usted no ve, Sicilia, que su prole y su nnijer no son ya seres h u m a n o s P u e s qué son... I parecer, son relojes extrai lanos... ¿P e r o es que usted se ha propuesto liquidar sus existencias or d e f u n c i ó n ¡Y todo esto no es más que las consecuencias de su v e g e t a r i a n i s m o ¡S i están medio agonizantes todos, incluso usted mismo, que no es el Sicilia de antes, sino otro mucho más v i e j o Pues, ¿y esa t o s -E s del asma. -i Ca, n o E s de que usted se p a s m a ¡c u a n d o se m i r a al e s p e j o Y él- -al n o t a r mi sarcasmo, -con toda su b u e n a fe, m e l a r g ó este p l e o n a s m o ¡N o! D e lo que yo m e p a s m o es de que s e pasme mté... l CARLOS M I R A N D A nft tu o de Sancha.