Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
uRin 5i bAi E. 5 lac VERDADES Y MENTIRAS EL PITAGORAS ANÉCbüTA CARI ATURA 5 %2 y D ini- -1 da en África por el trípanosomiasi (enfermedad infectiva de la sangre, producida por las picaduras de ciertos insectos) Si son en mayor número atacadas las mujeres que los hombres, ello depende evidentemente del modo de vestirse aquéllas. En efecto, en cinco casos de tripanosomiasi, registrados en mujeres europeas, se observó que todos eran debidos á picaduras en las piernas. Es, pues, indudable que el vestido de las mujeres facilita no poco la obra nefasta de los insectos, y que la picaclura de éstos se hace difícil á través del pantalón. De ahí que el doctor Patrik crea conveniente que en las regiones en donde existan insectos capaces de inocular gérmenes patógenos, prescinda la mujer de las faldas y adopte el pantalón largo, cómodo, sujeto al tobillo, para evitar que los insectos puedan clavar su aguijón en las piernas. Y he aquí cómo el doctor Patrik facilita un nuevo argumento, siquiera sea de un valor relativo, ya que sólo se refiere á una localidad determinada, á cuantos se han proclamado en favor de la reforma de la manera de vestirse las mujeres. LAMPARILLA DE ALCOHOL SOLIDO p 1 inventor de este aparato ha querido más bien construir un juguete instructivo que una máquina a e calcular, á fin de que los niños aprendan por un procedimiento recreativo la tabla de riiultiplicar. El Pitágoras tiene la forma de una caja plana y cuadrada, en cuya tapa se encuentran 64 pequeños huecos circulares. chaleco, gracias al reducido volumen que presentan. Las figuras indican claramente la estructura y sistema del ingenioso trípode. Sobre éste, una vez montado, se coloca la lámpara, que no es otra cosa que uiia caja cilindrica con alcohol sólido, de las que se expenden en eí comercio. Las ventajas del alcohol solidificado son evidentes en los casos al principio citados. Puede llevarse en el bolsillo ó en la maleta, sin temor á derramamientos irremediables. vEl infiernillo descripto puede también ser aplicado á los usos domésticos, para preparar, por ejemplo, bebidas calientes durante la noche. Sus pequeñas dimensiones hacen que se pueda colocar en cualquier parte. Por último, diremos que el peso total del aparato es de 60 gramos. EL SOL COMO ABONO En dos de los lados de la caja hay, respectivamente, ocho teclas numeradas de 2 á 9. Apoyando los dedos s ¡niultáneamente en dos teclas de lado distinto, sé ve aparecer en uno de los huecos de la tapa el producto de los factores indicados en las dos teclas accionadas. El mecanismo es, muy sencillo. A las teclas de la izquierda (fig. 2) corresponden unas tiras de papel blanco, en las que están inscriptos los 64 productos de los números 2 k g. Las teclas inferiores estai en correspondencia con unas tiras de ríietal que llevan una serie de agujeros iguales á los de la tapa. Cuando se hace funcionar una de estas teclas, los huecos de la cinta metálica y los de la tapa coinciden; y si al mismo tiempo se pisa una tecla del lado izquierdo, aparecerá el número correspondiente, que será el producto buscado. EL VESTIDO FEMENINO p xiste una gran variedad de infiernillos portátiles, para uso de los excursionistas, de los viajeros y, en general, de todas cuantas personas necesitan tomar alimentos calientes en sitio despoblado. Nuestro dibujo representa uno de estos aparatos, de invención novísima, que constituye lo más práctico y cómodo que eu la materia se co- I OS partidarios de la reforma del vestido femenino, han encentra- do un propagandista muy autorizado en el m é d i c o inglés doctor Patrik Manson, célebre por sus obras de patología exótica; en un estudio que ha visto la luz en la autorizada revista British Medical Journal, observa el citado publicista que no hay razón alguna de carácter anatómico ó fisiológico para que la mujer europea sea más fácilmente que el hombre ataca- Está formado por un trípode plegable de alambre grueso y galvanizado, cuyas tres ramas, después de plegadas y recogidas una sobre otra, pueden guardarse en el bolsillo del OS agricultores de la India acostumbran, desde tiempo inmemorial, á dejar la tierra revuelta, después de ararla, durante dos ó tres meses, no sembrándola hasta que no ha pasado todo ese tiempo expuesta á los rayos solares. En aquel país se sabe, por experiencia, que cuando no se toma esta precaución, la tierra produce menos, de modo que el sol viene 4 surtir los efectos de un abono. El h e c h o tiene una explicación científica, que acaso ignoren los indios, pero que merece ser conocida por nuestros agricultores. La luz solar, entre sus diferentes rayos, encierra esas radiaciones químicas denominadas rayos ultra -violeta, que tienen la propiedad de matar los microbios en unos cuantos segundos. Por consiguiente, mediante la simple exposición á los rayos solares, mueren multitud de microorganismos contenidos en la tierra, y que destruyen las bacterias nitrificantes de la misma. E s t a s bacterias mueren también, pero sus esporos quedan intactos, y at empezar á cultivarse la tierra, germinan y producen nuevas bacterias nitrificantes que, encontrándose en urc medio menos hostil, se multiplican fácilmente y enriquecen más el terreno. Es posible que, aparte de esta a c- I