Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURINAS ha encontrado mucho más fácil que otros el aprender, con sólo una ligera ojeada, lo que ha visto ejecutar á los toreros de quienes ha creído que debía aprender, y aun aquello que sólo conocía por referencias, lo ha puesto en práctica sin más basé que una ligera explicación. Tiene talento natural y con él ha dominado en menos tiempo que otros, muchos de los secretos del arte, que para algunos son absolutamente insondables. Cuando empezaba de novillero, estaba Antonio Fuentes haciendo furor con su especial sistema de poner banderillas al quiebro, y fué uno de los primeros que copiaron con fidelidad la hermosa suerte. Antes de cuajarse como estoqueador y aun como torero con el capote, que se hizo pronto muy bueno, aprendió á estar en la plaza, cosa que no saben el ochenta por ciento de los matadores de toros, y no había abandonado las tareas novilleriles, cuando al hablar de él se decía siempre que estaba bien colocado, siendo el dominio que ha adquirido en esta parte de la lidia tan grande, que bien puede hoy en ese punto considerársele como uno de los mejores entre los pocos que saben á ciencia cierta cuál es su sitio dentro de la plaza. Cuando tomó la alternativa, ya toreaba de capa de manera irreprochable y eran sus verónicas verdaderos modelos de puro clasicismo, ejecutadas con una sorprendente soltura por muy pocos imitada, pues con la planta fija y jugando sólo los brazos, logró entusiasmar á todos los que saben ver lo que se hace con los toros. Con la muleta no adelantó tan de prisa; pero fué poco á poco mejorando y ha acabado po torear tan cerca y tan quieto como el que más, imitando siempre todo lo bueno que han hecho los que más aplausos han ganado en esa parte de la lidia. Sus mayores desigualdades han estado en el estoque, con el que al principio de su carrera fué deficiente, y tardó mucho en corregir el defecto de llevar la muleta alta en el momento de herir, influido por el instinto de conservación que le hacía creer que así no cogían los toros. Cuando comprendió lo contraproducente de tales precauciones, mejoró su modo de estoquear, y aunque en realidad no sea de los más excelentes matadores de estos tiempos, mata mucho mejor que mataba y llega con su pundonor al sitio que lleguen los mejores. Es, pues, un torero muy general; tiene muy abundante repertorio para distraer á los espectadores y puede alternar dignamente con los mejores, en la seguridad de que para él ha de haber siempre palmas, sea quien sea el que se las dispute. Nació én Bilbao (hay quien afirma que en Begoña) el año 1877, el día 20 de Diciembre. Fué primero ebanista, después se dedicó al comercio, y queriendo una profesión en la que tuviera más libertad, dejó el establecimiento en que prestaba sus servicios y en el que era muy estimado y se dedicó á cochero, de lo que procede su apodo. Siempre tuvo gran afición á los toros y a veces bajaba del pescante para medir en el redondel sus fuerzas con los cornúpetos, acabando por dejar la fusta y trocarla por los menesteres del lidiador. Corrió las caoeas de su provincia y otras cercanas, luchando fué en Bilbao, el 23 de Abril, en unión de SalerL, Gustó su trabajo y toreó otras varias corridas en dicha plaza y en otras de aquellos contornos. En la última corrida de feria de aquel año mató con lucimiento el séptimo toro, que era de Benjumea. Debutó en Madrid, como novillero el 2 de Septiembre, con toros de Pérez de la Concha, acompañado de Diego Rodas, y de Alvaradito. Desde entonces fué uno. de los precisos en todas las combinaciones y se hizo un envidiable cartel, entre los mejores, novilleros de aquella época, siendo. hasta que tomó. la alternativa uno de los que mayor numero, de fiestas torearon. Tomó la borla, de doctor de manos de Fuentes, el día 1.6 de Septiembre de 1904, en. Madrid, con toros de Ibarra y acompañada además de Bombi- ía y Machaco, siendo una de las pocas alternativas, pedidas por el público. Desde entonces, -conocida es su historia, por, todos. los aficionados, y tal ha sido su- fuerza, que, á pesar de su destierro de Madrid, llegó el año pasado, á torear más de. 40 corridas con buen éxito, y este- año será de los que se acerquen á los que más trabajen. Ha hecho diversas excursiones á Méjico y El Perú, y lleva sufridas numerosas cogidas, entre ellas dos muy. graves, una en Madrid, cuando era navillérq, y, otra en Burgos, hace tres, años. Es uno de esos toreros cuyo nombre ha. de quedar entre los buenos por sus excelentes condiciones. DULZURAS. i Í. J- X. f ñ Ttf BENEFICIOS INNEGABLES fyi ás de treinta años hace que sa empezó á hablar de un Montepío JMMM de toreras, y en su defensa escribaeron numerosos artículos algunos de los que entonces trabajaban en la in grata tarea de escribir de toros. Desde entonces, raro ha sido el año iue no se ha dicho y se ha intentado hacer algo. Castor J. Ibarra (Cocherito de B i l b a o) Entre todo lo que se dijo para propagar la idea, nada tuvo la fuerza que, con los pocos elementos que hay en su al implantarse la institución conocida por Asociación benéfica de auxilios tierra para hacerse torero, y logró mutuos de toreros, han tenido los hepronto hacerse notar entre los de su chos. clase. Los balances de la Asociación, con La primera vez que vistió el traje la lista detallada de los socorros rede luces fué el i. de Agosto de 1898. partidos, son las mejores hojas; de en Azpeitia, como banderillero del Aseao. En esta corrida sufrió una propaganda. Mientras la agrupación no tenga grave cornada en una ingle, de la quC: otros fines que los del socorro mutuo tardó en curar dos meses. (y no debe tenerlos nunca) será prósSiguió de banderillero el año sipera su. situación, y cada día mayor el giente, y en 1900 decidió ser matador, número de sus adeptos. y la primera vez que actuó como tal