Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS T A U R I N A S La idea fué acogida con entusiasmo por todos y coincidió con la publicación de un artículo, en igual sencido, suscripto por El bachiller González de Rivera y Recortes. Todos pensaron lo mismo: descartar desde luego e! desacreditado banquete, del que al día siguiente no queda nada, y realizar algo práctico que redundara en beneñcio del viejo picador y le proporcionara los medios de asegurar una honrosa retirada. Pocas veces estará más justificado uñ acto de esta naturaleza, al que deben contribuir todos los que tienen en su mano el facilitar su realización. Agujetas lleva picando toros tanto tiempo como hace que se inauguró la plaza de Madrid, porque si bien es veídad que no tomó la alternativa hasta Octubre de 1877, no lo es menos que llevaba dos ó tres años en los que figuró como reserva en casi todas las corridas de toros que se celebraban aquí. Es, pues, una institución entre nosotros quien alternó con Pinto, los Cal derones, los Trigos, Juaneca, Chuchi, Fuentes y- demás que han existido, hasta el Veneno de nuestros días. Aunque quisiéramos estar admirando su arte y valentía incopiables eternamente, nos duele verle rodar y que su venerable cabeza blanca esté todas las tardes entre las patas de los toros y los caballos, expuesto á ser maltratado por un toro, lo que lamentarían todos los que pueden evitarlo y por idiosincrasia no lo han hecho. Nunca como ahora estaría justificada la celebración de una corrida de toros, con grandes alicientes, que llevara mucha gente á la plaza y en la que todo se le diera gratis, para que el ingreso íntegro resultara una cantidad suficiente á hacer que el veterano Manuel se alejara dé los peligros de la profesión, pues todos sabemos que trabaja porque necesita ganar el pan que se come en su casa. ¿No habrá ocho ganaderos que regalen ocho toros para que una vez se aproveche de ellos quien en tantas ocasiones salió fuera del sitio marcado y acosó á los bue 3 fes mansos para que no lo parecieran? ¿No podía el empresario ceder un día la plaza al que con su habilidad y fuerza de brazo amoldó tantas veces las cabezas de los toros para que con ellos obtuvieran éxitos los matadores y á la fiesta siguiente hicieran subir la entrada? De los otros elementos no hay que hablar, pues ya se han apresurado á ofrecer su concurso espadas de primera categoría, como Bombita, Ma- chaquito. Gallito y otros, además de liaber un honroso pugilato entre los- contratistas de caballo s que están dispuestos á facilitar gratuitamente los que se necesiten. Si en esta ocasión se cerraran algunas puertas, habría que lamentar la falta de buen sentido en los que impidieran que llegaran á ser un hecho los propósitos nobles de los que han levantado este asunto y han hecho atmósfera en tal sentido; porque si en otras ocasiones, como las del Bebe, familia de Felipe García, Chano, Conejito y alguna más, no hubo grandes dificultades que vencer para sacar importantes cantidades, míenos ha de haberlas ahora, ó tendríamos que rene- gar de ser aficionados á una fiesta en la que los que más se lucran y menos exponen son los que más se resisten á hacer nada en beneficio de nadie. No quisiéramos creer que hay alguien tenazmente o p u e s t o á hacer nada en esta ocasión, y esperamos que, bien sea en Octubre próximo ó en la primavera del año 1911, se celebrará el acontecimiento taurino en el qae se testimonie de una manera indubitable la consideración q u e el gran picador, el mejor y más valiente que ha existido, merece á los aficionados todos de España. M: guntas por las cuales se desea saber si creemos que éste es mejor que el otro. Respecto á su primera pregunta, le diremos que tanto el gran Lagartijo como Guerrita, fueron dos to reros de los más extraordinarios que han existido. El recientemente fallecido Lagartijo II, aunque fueron pocos los años que trabajó, demostró que tenía condiciones para que se le considerase digno de llegar á la primera fila. A la tercera pregunta, lo mismo que á la cuarta, no le podemos contestar. Respecto á la quinta, los padres de los hermanos Bombita residen en Sevilla. Por lo que respecta á la sexta, la causa de que en la actualidad salgan tantos toros mansos no es otra sino el afán de aprovechar los ganaderos todo lo que nace macho para que sea corrido en las- olazas. Si desecharan algo, no habría tantas corridas de toros, pero en las que hubiera se lidiarían más reses con las condicioHes de bravura que las que se lidian actualmente. A la séptima pregunta le contestamos que de las plazas que hemos visto, la que más nos ha satisfecho, por lo que se refiere á comodidades para el público, es la de Madrid. No hemos visto las últimas corridas de Salamanca, y por lo tanto, no podemos decirle cuál fué el torero que quedó mejor en ellas. Por fin, á su novena pregunta le contestamos que la verónica es la suerte de capa que se hace teniendo el diestro el capote cogido con ambas manos y colocado delante del pecho. Cuando la fiera arranque y llegue á jurisdicción, cargará el torero la suerte sin mover los pies y estirando los brazos todo lo posible para despedir á la fiera hacia su terreno natural. Debe el torero seguir con los brazos el viaje del toro en forma que, si la res se revuelve al concluir un lance, le encuentre preparado para dar el siguiente por el lado contrario. En los tiempos actuales, los toreros que han dado esa clase de lances más ajustados al clasicismo, han sido el mejicano Gaona y el bilbaíno Cocherito. Aunque tarde, no dirá usted que no se le ha contestado cumplidamente. Sr. D. A. G. Méjico. -Antonio Monjes tomó la alternativa en Sevilla el día 2 de Abril de 1899, de manos de Antonio Fuentes. Ponciano Díaz la tomó en Madrid el día 17 de Octubre de 1889, de manos de Frascuelo. Poti, Barcelona. -Nos parece que fué el día 8 de Octubre de 1905 el último en que el hoy matador de toros Manuel Mejías (Bienvenida) trabajó como novillero, y fué en la plaza de Barcelona. AVERIGUADOR TAURINO Sr. D. H. G. G. Zamora, Michoacán (Méjico) -Cuando Ponciano Díaz estuvo en España el año 1889, los tínicos diestros que vinieron ad eridos á su cuadrilla fueron los picadores Agustín Oropesa y Celso González. El día 17 de Octubre, que tomó la alternativa, fueron banderilleros de los toros que estoqueó: Galindo y Pepete, del primero, y Ramón López y Galindo, del sexto. Los picadores Celso y Agustín alternaron aquella tarde con los de Frascuelo y Guerrita, que fueron los dos espadas alternantes. Para adquirir periódicos de aquella época, puede usted dirigirse á la administración de El Toreo, que es el único existente de los que entonces se publicaban. Ignacio Gadea creemos que no haya venido á estas tierras, ó al menos no tenemos de ello noticias. A la. vista tenemos datos de que, en efecto, estuvo en la Habana, donde trabajó catorce corridas, y en la de beneficio obtuvo un producto líquido de 15.000 pesos oro. Sr. D. A. de M. Valencia. -Completamente cubierta es la plaza de Martutene, en San Sebastián, que es por cierto muy pequeña. La de Indaucbu, en Bilbao, se ha hecho con la intención de- cubrirla del todo, y hasta ahora no se ha cubierto. No sabemos oue haya más plazas cubiertas. Un bombista acérrimo, Zamora. -Hemos dicho muchas veces que no queremos contestar á aquellas pre-