Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A RLUUELTA URín 5 mAhE. S ANÉCbüTA ARKATURA G -ir- Tf ACLARACIÓN p n la información gráfica que publi camos en uno de nuestros últimos números, acerca de la visita de Su Alteza Real la infanta doña Isabel á las islas Canarias, apareció un grabado, el del banquete coa que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife obsequió á la augusta dama, con el epígrafe equivocado, puesto que en éste se decía que el agasajo se había verificado en Las Palmas. Conste, pues, que el banquete fué en Santa Cruz, y no en Las Palmas. I LA TREPIDACIÓN D E LAS MOTOClCLhTAS inr- OS aficionados á la motocicleta saben muy bien cuan po o agradable es la sensación producida oor la continua trepidación de sus máquinas, debido á la velocidad de la marcha y al movimiento del motor. siente capaz de todo y pierde la noción del bien y del respeto á las leyes y á la moral. El comercio de la cocaína aumenta por momentos al extenderse el funesto hábito; Ordinariamente se paga dicha substancia á 12 dollars la onza. CASCANUECES MODERNO I a mayoría de los sistemas de hexiimrientas destinadas á partir las nueces, los piñones, etc. suelen adolecer de algún defecto. No sucede lo mismo con el que representa el adjunto grabado, y cuya invención es cosa novísima. Jf Tiene una forma triangular, lo que con Un inventor ha concebido un me- permite partirsea su él toda nuez por VERDADES excesivo tamaño, colocándio fácil y poco dispendioso de su- dola más que arriba Y M E N T I R A S primir esa vibración, si no completa- las dimensiones. ó más abajo, según mente, al menos en gran parte. LETRAS LUMINOSAS DIOPTRICAS No es nuevo el sictema de aplicar 1 OS c: nuncios por medio de letras un muelle de espiral á la horquilla de luminosas van siendo cosa muy lantera; pero este remedio, aunque generalizada en los sitios públicos de no deja de tener algún éxito, tampoco las ciudades europeas y ame- ha dado resultados por completo saricanas. tisfactorios. Una casa constructora oe aparatos El procedimiento á que nos referipara el alumbrado eléctrico ha intro- mos está suficientemente demostrado ducido un perfeccionamiento intere- en la ilustración que acompaña á essante en el sistema de letras lumino- tas líneas. Un sencillo sistema de palanca, que sas hasta ahora empleado en la puSe reduce á apliccr á las motoci- viene á situarse contra la palma de blicidad. Las letras que construye di- cletas el mismo sistema de ballestas la mano, hace posible el empleo de cha fábrica están provistas de un usado comúnmente en los carruajes. toda la fuerza necesaria, partiéndose cristal dióptrico, con lo cual todas las Como la motocicleta es un vehículo así fácilmente las cascaras más dupartes de una letra quedan igual- mucho menos pesado que los coches ras y resistentes. mente iluminadas, aunque el foco sea y automóviles ordinarios, huelga deuna sola lámpara incandescente. cir que las ballestas han de ser de, tamaño i: ucho menor. LA COCAINOMANÍA CHISTES D L MAL EL M E N O S Este sistema tiene la ventaja de no necesitarse para la iluminación uniforme de cada letra más de una lámpara eléctrica, lo que supone gran economía de fluido. Además, el cristal dióptrico es de gran efecto, con ios preciosos cambiantes y juegos de luz que produce cuando el observador se mueve mientras percibe la visión. Las letras se construyen por separado, y mideti 38 por 30 centímetros. p 1 uso y el abuso de la cocaína como excitante, va tomando alarmantes proporciones en la América del Norte. En las cárceles americanas se c scubrió, no hace mucho, que la mayoría de los presos era cocainómana. El vicio de la cocaína se propaga en todas las clases sociales, -particularmente en Pensilvania, lo cual ha motivado severas medidas oficiales para atajar el mal. Los cocainómanos afirman que bajo la acción del enérgico alcaloide se sienten completamente felices, y con ánimo suficiente para acometer cualquier empresa. Lo peor es que el individuo que se deja dominar por este vicio adquiere una audacia sin límites, que le lleva hasta los bordes de la delicuencia. E l cocainómano se n marido, apaleaba con u cuencia á que mujer, casada fresu con él en segundas nupcias, la sorprendió iin día rezando por su salud. ¿Cómo? -exclamó sorprendido. -i Me quieres, en lugar de aborrecerme! -No- -contestó ella. -Es que mi primer marido me abofeteaba, tú me apaleas... Si te mueres, mi tercer marido me matará, seguramente. APARICIONES I a eSpOsai de un médico decía en una, terttilia: ¡Jesús f j Todas las noches sueño con muertos! ¡E s claro! -repuso uno de los que la escuchatan. Se le aparecep los clientes de su esposo!