Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
rtlES A KLUUELTA zzjor- UR, fñ 5! üAh AN CbATAy CARICATURAR t D -iDcrr VERDADES Y MENTIRAS BASCULA RÁPIDA gran discurso, se detenía en la Biblioteca á leer algunas páginas de cualquiera novela interesante. ESCUPIDERA HIGIEN CA TH n las factorías, almacenes, fábrí cas y otros establecimientos dondé es necesario hacer con rapidez un gran número de pesadas de cualquier material, se emplea una báscula automática especial que vamos á des. ribir en pocas palabras, valiéndonos del esquema que acompaña á estas líneasl j a escupidera es un instrumento indispensable para evitar la propagación de la tuberculosis, pero los aparatos hasta la fecha conocidos tienen el inconveniente de ser incómodos y nada limpios; lo que no sucede con el modelo Littece, que vamos á describir en pocas líneas. Este aparato se compone de un soporte de metal esrnaltado, sobre el que se coloca la escupidera propiamente dicha, á una altura suficiente para que el enfermo pueda escupir en el recipiente, y no en sus inmediaciones, como sucede c o n l a s escupideras puestas en el suelo. Sobre el soporte se emplaza una caja cilindrica de cartón impermeabilizado mediante la inmersión en un baño de parafina derretida. Esta caja contiene una porción de turba impregnada en un antiséptico fuerte, el formol, por ejemplo. El precio del depósito de cartón impermeable y de la turba destinada á absorber los esputos es tan pequeño que su recambio origina un gasto mucho menor que el ocasionado por la limpieza y esterilización de las escupideras ordinarias de loza ó hierro fuego, que destruirá en el acto la caja, la turba y los microbios, sin dej a r rastro alguno peligroso para la salud pública. De este modo, queda suprimida la limpieza, consiguiéndose una esterilización perfecta y rápida sin necesidad de realizar toda esa serie de operaciones repugnantes que se practican á diario en los hospitales, sanatorios, asilos y demás establecimientos de la misma especie. El inventor ha dotado á su aparato de ingeniosos accesorios que facilitan á los enfermos el uso de la escupidera. Cada una de éstas tiene su tapadera, que se levanta por medio de la acción de un pedal ó una palanca. Otro modelo es el escupidor de bolsillo, que se puede arrojar al fuego á las veinticuatro horas de uso, sin que eso signifique un gasto exagerado. Los aparatos de que hacemos mención se han generalizado mucho en los locales de la Asistencia pública dispensarios, hospitales civiles y militares, clínicas, hospicios, etc. de toda Francia. HARINA DE MADERA El material que ha de pesar se ya echando en el receptáculo Inmediatamente que este receptadlo contiene una cantidad cuyo peso s igual ai de D, desciende y vuelca su contenido gracias al obstáculo B aue encuentra el punto saliente A. En el acto vuelve á tomar la báscula su posición normal, quedando dispuesta para otra pesada. La VENTA D LIBROS bN iNGLATtsi RA p ñ ningún país del munco se leen tantas novelas como en Inflaíerra. Los libreros ambulantes vendieron allí, durante el año último, 50 millones de libros. La lectura de novelas se considera en In glat rra como una diversión muy distinguida. En esta lectura buscaron reposo y recreo para su espíritu los hombres Riás graves Siempre que Gladstore se dirigía al Parlamento con intención de pronunciar un 1. A p a r a t o para enfermos en c a m a 2. a p a r a t o d e pedal. 5. Escupidera de b o l s i l l o 4. E s c u p i d e r a de pared. esmaltado, lo cual significa la. principal ventaja del sistema Lutece. En efecto, cuando la turba se halla demasiado sucia, se coge la caja de cartón con unas pinzas y se arroja al I as virutas, el serrín y demás residuos de carpintería, cuyas aplicaciones eran hasta hace poco tan limitadas como poco productivas, utilízanse hoy en Noruega para una industria tan importante como es la producción de la harina de madera. Este producto no es, como pudiera inferirse de su nombre, una, substancia alimenticia ni un adulterante de la base del pan, sino que se emplea como ingrediente de la dinamita, del linoleum, de la xiolita y de otras muchas cosas. De estos compuestos, tal vez el más notable es la xiolita, que sirve para hacer pavimentos y reúne al peso de la madera el aspecto y otras propiedades de la piedra, siendo además impermeable é incombustible. Los alemanes consideran la xiolita como el material más idóneo para las cubiertas y tabiques de los barcos de guerra, porque no se astilla al ser atravesada cor los proyectiles. También se usa para pisos de cocinas, cafés, teatros, cuartos de baño, etcétera, con magníficos resultados. La harina de madera se obtien en molinos de poco coste, muy parecidos á los que sirven para m. oler el trigo y la avena. En Noruega se emplean como primeras materias la madera y el serrín de pino y de álamo. Calcula-