Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VERANEO SARDINERO I a hermosa 1) 1 a y a santanderina se dis one á monopolizar este año el veraneo de is aña. No confía sólo para c o n s c giiirlo en sus incomparables condiciones y bellez a s naturales, y prepara al efecto un brillantísi m o programa de festejos que m a n tendrá allí la animación incesante durante t o d a la temporada veraniega. Corridas de toros, regatas i n ternacionales, semana de a v i a c i ó n concurso autoniov i 1 i s t i, conciertos, velad a s, ferias, baiEl Sardinero. Vista del Casino. 1 e s, espectáculos numerosos, iluminaciones y otros atrayentes festejos formarán el notable programa, que está ya ultimándose. A la mayor brillantez de la temporada contribuirá, como siempre, el Gran Casino del Sardinero, cuya empresa tiene, por su parte, organizado un amplio programa de fiestas que se celebrarán en el mismo, y entre las que figuran cotillones, conciertos, bailes de niños, representaciones teatrales, etc. etc. El Sardinero va á ser, pues, durante la teix porada próxima, el sitio de reunión del veraneo elegante. OBRAS D E ARTE EN UN PALACIO D E M A D R I D p 7 ntre los pa 1 a c i o s aristocrát i c o s de Madrid, es uno de los más hermosos el q u e habitan los i l u s t r e s marqueses del Zarco. Hay en él encerradas innumerables precios i dades que son un verdadero derroche de arte, tanto en pinturas y esculturas como en decoración y mobiliario. Por lo que á este último se refiere, se han realizado en éí maravillas de construcción, entre las que llaman poderosamente la a t e n ción de cuantos inteligentes y profanos visitan aquel suntuoso pal a c i o los admirables muebles dorados, puro estilo Luis XVI, q u e decoran el gran salón del- ñíismo, y que son obra del notable artista, nuestro querido amigo, D. Joaquín López, que SaliSn I. uis XVI, del palacio de los marqueses del Zarco. ha tomado también par te importantísima en la construcción de la mayor parte del mobiliario del repetido palacio, y cuya envidiable fama quedó definitivamente sancionada con las inimitables obras por él realizadas para los palacios de Sus Altezas Reales la infanta doña Isabel y los infantes doña María Teresa y D. Fernando. A partir de dichas obras, toda la aristocracia española ha desfilado por los talleres que el, Sr. López tiene establecidos en la calle de Santa Catalina, 14, de esta corte, siendo rara la mansión elegante madrileña donde no figura alguna obra de este notable constructor y. reparador de muebles de éooca.