Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA REVUELTA ANÉCDOTAS UN GASTRÓNOMO 1 famoso literato francés, y sobrino de Corneille, Fontenelle, era apasionado por los espárragos, pero aderezados con aceite. Uno de sus ami gos, el abate Terrasson, que fué también un literato distinguido, gustaba, por el contrario, de los espárragos aderezados con manteca. Fué un día Terrasson 3 almorzar con Fontenelle y le convenció de que partiera los espárragos á gusto de ambos; es decir, la mitad puestos con aceite y la otra con manteca. Mas, antes de almorzar, sufrió Terrasson un ataque que hizo preciso avisar al médico, y Fontenelle corrió á la cocina gritando: ¡Todos con aceite! ¡Todos con aceite... E ¿Ves esa señora que pasa allí? -Sí, ¿quién es? -No puedes figurarte lo mucho que le debo. ¿Es tu madre? -No, mi casera. -Lo que sucede es que aumenta de precio. FRESCURA I J n golfo, detenido ante una pescadería, se entretiene en contemplar los pescados en todos sentidos. ¿Qué haces ahí? -le dice el pescadero. -Estoy hablando con ios pescados- ¿Y qué les dices? -Les pido noticias de su país. ¿Y qué contestan? -Dicen que hace más de quince días que lo han abandonado. PAISANAJE LA INSCRIPCIÓN P regunta un sujeto á un descono cido: ¿Usted es de Sevilla? -No, señor. -Entonces somos paisanos. ¿Por qué? -Porque yo tampoco soy sevillano. A cordada la paz con Inglaterra, el ministro francés Maurepas pidió á la Academia de Inscripciones una leyenda para la medalla acordada en celebración de tan fausto acontecimiento. Después de seis meses de espera, los académicos presentaron al minis ro esta inscripción: -Pax cum Angjis. ¡Et cum spiritu tuo! -respondió Maurepas. ASOMBRO CANTAR ILUSTRADO EFICACIA DP- UN REFRÁN O iértp marqués de Faviéres, muy. conocido de la sociedad francesa de su tiempo, sobre todo, por sus cons antes peticiones de dinero, que no levolvía, s- -entó una mañana en casa del ba; i i Samuel Bernard, el que sacó de JS muchas veces á la Hacienda púbi. i: -Señor- -le lijo, -vengo á decirle una cosa que le asombrará... Soy el marqués de Faviéres, no os conozco y os pido quinientos luises prestados. -Voy á responderos una cosa, que os asombrará más que á mí la vuestra- -contestó Bernard. -Os conozco, y os presto esa cantidad. UN TITULO -Qué buen, papel me hizo ayer el refrán de que el que calla otorga ¿Por qué? -Porque me hizo Luis una declaración amorosa en forma, y yo me quedé como una muerta. UNA ERRATA I a escena en un restaurant eco nómico: Un parroquiano le dice al mozo que quiere hablarle al dueño. Y acude éste muy de prisa. -Le llamo á usted, para decirle que en la lista há una errata de imprenta, Lea usted aquí. -Dice postres variados -Pues mire usted- y le enseña una manzana enteramente podrida q u e acaba de servirle. -Es indudable que usted ha querido decir Postres averiados EL CENTINELA p 1 famoso, escultor Canova, después de recibir un título de marqués austríaco, f u é nombrado comisario general de la expedición á Italia de ias obras maestras de los Museos franceses. Para estas funciones, usaba el título de embajador -Se ha equivocado- -decía Talleyr a n d -H a querido decir embalador I legó un oficia! á revistar una guardia donde había de ordinario dos centinelas, y al no ver más que uno, le preguntó: ¿Quieres decirme cómo estás tan solo? El centinela, que era un inocentón, le contestó: -Pws misté, mi teniente, ¡muy aburrido EL HIFLO Por una cosa ¡o más siento el dejar de quererte: porque gozaba sin tasa escuchando tus sandeces. PENSAM 1 ENTÜ. Si se suprimiera una ley de la Naturaleza, quedarían todas suprimidas. FEUHERBACH. CHISTES SFWAS MORTALHS J- l ablan dos amigos en la calle, y uno de ellos, que goza fama de fresco, le dice al otro: p regunta el maestro en la escuela á uno de sus discípulos: -Di, Juanito, cuando el agua seconvierte en hielo, ¿qué sucede? Juanito, que es hijo de un fondista, contesta: Con muy poco nos consolamos, porque con muy. poco nos afligimos. PASCAL. Un periódico no lo hacen sus redactores, sino sus suscriptores. GlRARDIN.