Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La hora de la consulta en el salón del Hotel de Roma, donde estUTO residiendo Cuevas- Valsoa. A traídos por la justa fama y el merecido renombre conquistados en pocos dias por el tratamiento que para curar la calvicie viene practicando Cuevas- Valsoa, tuvimos el gusto de visitar en el hotel de Roma á su representante para España, don Aritonio González, que d a n d o gratamente sorprendidos a n t e el número de distinguidas personalidades que, á la hora de la consulta, estaban presentes en el salón de dicho Hotel. El Sr. González, contestando á nuestras preguntas, nos facilitó datos muy interesantes sobre el admirable específico que se ha patentado en nuestro país con el nombre de Cuevas- Valsoa y que es un preparado sin rival para curar lo que hasta ahora se venía juzgando afección sin remedio. Sólo así se explica el éxito que ha obtenido el preparado en cue- tión, que es, además, un elemento indispensable en el tocador de las damas de buen gusto, pues une á sus propiedades de vigorizador sin rival y tónico infalible del cabello, la circunstancia v a l i o s í s i m a de evitar la caída de éste, perfumándolo y suavizándolo mejor que cualquier otro producto. Fuimos testigos de c a s o s muy notables, pudiendo citar el de una distinguida señora, sin huellas apenas de la existencia del pelo, que ha obtenido en menos de diez días señales inequívocas de crecimiento, que la hacen esperar pronto la posesión de una abundante cabellera. Cuevas- Valsoa es, sin disputa, autor de un descubrimientomaravilloso, y sus t r i u n f o s constantes y la demanda que de su gran específico se hace, le han obligado á instalar en Madrid un despacho centríü dé sus productos y un gran consultorio en la calle de la Montera, número 40, donde seguirá aplicando sus procedimientos para curar la calvicie, que por admirables y sorprendentes, le han conquistado el merecido honor de ser hoy en día la actualidadl científica. ü n paciente en tratamiento. Fots, K Clfuenles